Roures, Florentino y la gran farsa del VAR

Con mucha sorpresa y desagrado he escuchado hoy unas declaraciones del baranda de Mediapro en Radio Marca en las que llama “forofo” a Florentino Pérez y le acusa de promover algo más que una cruzada contra el VAR, a raíz de aquel clamoroso error del penalti no señalado de Rulli a Vinicius y que, entre otras cosas, le costó tres puntos de oro al Real Madrid al caer derrotado ante la Real Sociedad.

Y no es que me moleste especialmente que un tipo tan sumamente siniestro se permita acusar de azuzar campañas orquestadas contra un estamento absolutamente podrido como el arbitral, al que el VAR, lejos de ayudar a mejorar, sólo ha servido como mecanismo de perpetuación de un Régimen que muchos creímos en su día felizmente superado. Lo que me molesta es que mienta. Y lo hace con toda la boca y en nuestra cara, inventándose una realidad que no existe sobre el actual Régimen.

Roures y el Antiguo (y el nuevo) Régimen

Sí, un Régimen basado en la corrupción arbitral que muchos ingenuos como yo llegamos a pensar que iba a cambiar gracias a la incorporación de algo tan práctico y tan sofisticado como el VAR.

De hecho, viendo su funcionamiento en el Mundial de Rusia, gran cantidad de aficionados llegamos a creernos que el uso de la más moderna tecnología audiovisual al servicio de la justicia arbitral iba a poner fin a más de 30 años de Villarato y sobre todo de Arminiato.

Fin a 30 años de designaciones oscuras, de clientelismo, de discrecionalidad, y, en resumen de un régimen de terror en el que los colegiados, tras años y años de adoctrinamiento, sabían perfectamente, sin necesidad de que nadie les dijese nada ya, cómo tenían que arbitrar y sobre todo, hacia dónde podían o no podían equivocarse si querían prosperar en el arbitraje.

Que tanto Rubiales como Velasco Carballo quien iba a traer de su mano el ansiado VAR, iban a acabar con el saldo arbitral, tantas veces denunciado por Juan P. Frutos (@juanpfrutos) y Maketo Lari (@MaketoLari) y esos desbalances tan brutales, tanto en tarjetas amarillas, como en penaltis y expulsiones (tanto a favor como en contra de Barça, el principal beneficiario de este régimen, y del Real Madrid).

Pero apenas han faltado cinco meses para ver cómo todo esto no era más que un circo, pero un circo romano, en el que los cristianos devorados por los leones encarnados por el estamento arbitral y federativo han sido una vez más, el Real Madrid y sus jugadores y ahora su presidente.

Y en el que, como en aquellos espectáculos, la plebe, hoy representada por la inmensa mayoría de los medios de comunicación, jaleando con sus vítores y aplausos cómplices se han convertido en los verdaderos cooperadores necesarios de la tragedia.

Florentino y el VAR

Por eso, no he podido por menos que indignarme cuando hoy he escuchado a Roures acusando a Florentino Pérez de usar a los medios para perjudicar al VAR. Sí, el presidente del club al que más veces la ha intervenido el VAR para perudicarle y que, en paralelo, está siendo uno de los que menos actuaciones favorables está recibiendo.

Y no por lo de Vinicius, que fue uno de los fallos más flagrantes de VAR, sino por el uso torticero y discrecional que del VAR está haciendo el estamento federativo de la mano de Velasco Carballo y su lugartenente para dicho negociado, el ínclito Clos Gómez.

Porque, que nadie olvide, que él fue el árbitro con el que el Barça nunca perdió cuando le pitó y con el que los culés batieron un récord difícilmente batible de tres penaltis a favor en apenas un cuarto de hora, como hizo contra el Sporting en 2016.

Acusar de manchar la imagen de un sistema, el del VAR, que los culés mismos pusieron en solfa allá por septiembre, cuando Gil Manzano cometió el disparate de expulsar correctamente a Lenglet por un codazo alevoso al jugador del Girona Pere Pons, con una campaña furibunda por tierra, mar y aire a través sus infinitas terminales mediáticas, es cuando menos risible, aunque maldita la gracia que ello tiene.

De hecho, desde aquellas amargas quejas (insisto, por una decisión correcta) el tradicional victimismo culé acabó de un plumazo con su aplicación en España, al menos para ser usado en su contra.

Y siempre con la cobarde colaboración de los medios que, con el neologismo “jugada gris”, ha conseguido embarrar toda jugada polémica en la que el Barça pueda ser perjudicado y que, semana tras semana, jornada tras jornada, sistemáticamente tapa cualquier error del VAR en el que los de Valverde se vean beneficiados.

Los mismos medios que un día te venden como algo maravilloso que un árbitro como Hernández Hernández, desde la sala del VAR en Las Rozas desautorice a Sánchez Martínez, te admiten al día siguiente y sin ruborizarse que el VAR no puede desautorizar al árbitro cuando Dembele recibe en fuera de juego tras un córner y el Barça marca un gol, o cuando en el mismo partido Busquets y Piqué agreden a dos rivales y los colegiados de la sala se dedican a mirar al techo, silbando y con las manos en los bolsillos. O cuando Luis Suárez pisa alevosamente la tibia de Nacho.

O cuando el mismo Luis Suárez empotra con su bota y, remata después con su rodilla, a “Pichu” Cuéllar y a todos les parece normal que Mediapro censure las imágenes en las que se ve cómo el salvaje caníbal uruguayo se lleva por delante al meta del Leganés y se da validez a un gol que desatasca un partido que el Barça tenía bien atascado y todo apuntaba a que se iba a dejar dos puntos en el Nou Camp.

Y Roures, que tiene a gala ser socio del Barça y que encima, para más inri, domina a su antojo el único medio que es realmente madridista como es Real Madrid TV, tiene la santas pelotas de acusar a Florentino Pérez de manipular y activar sus medios afines para acabar con el VAR. Es sencillamente abracadabrante y maquiavélico porque, entre otras cosas, es radicalmente falso.

El madridismo en los medios, ese animal mitológico

¿Pero de veras alguien se puede creer que hay algún medio mínimamente madridista? Pero si los tentáculos de Mediapro son infinitos y Roures ha conseguido que la práctica totalidad de los medios compartan los mismos periodistas tanto en TV como en radio y prensa escrita para crear opinión y siempre en el mismo sentido.

Así pues, a los mismos les ves en Gol TV, en Movistar, en la COPE, en Onda Cero, en la SER, en El Chiringuito, etc., etc. y siempre disparando al mismo lugar y diciendo las mismas mentiras.

Es que si te pones a pensar, no hay un solo periodista que se haya manifestado abiertamente madridista que pueda influir ni crear opinión como lo hacen los grandes directores de todos los programas. Todo lo más algún bufón representando su papel como lo hace desde hace años Tomás Roncero o más recientemente Juanma Rodríguez.

Pero insisto, ellos no crean opinión. En todo caso, generan risa y, en mi caso particular, asco e indignación por el madridismo que practican y que no me representa en absoluto.

Ahora bien, en lo que nadie le puede toser a Roures (como buen independentista y culé) es haber hecho del victimismo un modus vivendi. Y es que ha conseguido no sólo crear un ecosistema mediático profundamente antimadridista sino que, encima,  ha logrado insertar en el imaginario colectivo que Florentino mueve los hilos e influye en los medios.

No hay más que ver de qué equipos son los directores de los grandes periódicos y programas de radio y TV así como el sesgo de sus programas, tertulias (y tertulianos) para ver lo radicalmente antimadridistas que son y el odio que nos profesan. Como para creernos encima que el Real Madrid anda detrás, influyendo y creando estados de opinión favorables en dichos medios.

Pues bien, que no os engañen. Florentino Pérez pinta en los medios menos que la Tomasa en los títeres y, por descontado, que no está montando ninguna campaña en contra del VAR.

Entre otras cosas, porque ya se están encargando todos los medios, sin excepción, en poner a sus mamporreros federativos y en emplearse a fondo con sus tertulias en blanquear a Mediapro, a Roures, a Rubiales, a Velasco Carballo y al VAR y, sobre todo, en hacernos ver que nada de lo que hemos visto en el campo y en la sala del VAR ha ocurrido y que todo es producto de nuestras calenturientas imaginaciones.

Es más, algunos de estos personajes, como Isaac Fouto, el portavoz oficioso del Comité Técnico de Arbitros en la COPE y actual mamporrero de Velasco Carballo, se ha permitido incluso amenazar públicamente a que los que ahora critican al VAR y al sistema actual afirmando que lo pagarán bien caro.

La gran farsa de Real Madrid TV

La última gran farsa de esta no menos inmensa mentira montada por Roures está en el comportamiento de Real Madrid TV, el medio oficial del club cuya inacción permitió hace ya tiempo dejar en manos de la zorra a cuidar de las gallinas de su propio corral al dejar a Mediapro como su actual proveedora de nuestro propio canal.

Caracterizados por una terrible inacción, mientras que el club llena las tertulias de su medio con la misma gentuza que a diario se dedica a enmerdar en las ruedas de prensa y en los micrófonos de sus medios y denigra a su entrenador y jugadores, el club ha agachado la cabeza y ha dimitido de su labor de denunciar en serio lo que está ocurriendo.

De hecho, si no es porque la bandera de la denuncia pública y la resistencia ha sido enarbolada por unos cuantos tuiteros y valientes como los citados Maketo Lari y Juan P. Frutos, Rafa NMJ (al que el propio club estuvo amenazando con cerrar su canal de Youtube y finalmente los sicarios de Roures y Tebas en las redes sociales acabaron por suspender su cuenta de Twitter y ha tenido que abrirse otra en @nmj_rafa) así como los distintos podcasts que nutren de forma altruista y amateur las ondas de Internet, nadie, repito, nadie, estaría denunciando lo que está ocurriendo.

Así que, si alguien se piensa que Florentino Pérez, del que un buen amigo y excelente tuitero madridista Murdock (@RicharMurdock) acertadamente ha dicho que se le está poniendo cara de Don Tancredo, puede o está moviendo algo que perjudique a este sistema podrido y corrupto, o vive en Marte o sencillamente viven en otro planeta.

Si algo caracteriza a este club es su pésima política de comunicación y sobre todo su inacción ante todos estos ataques, lo que hace que cada vez cunda más el desánimo entre el madridismo. Por tanto, espero y deseo que estas últimas críticas, tan falsas como infundadas, al menos hagan despertar al club y reaccione porque esta Liga, como esta prensa indecente, sin el Real Madrid no es nada. Absolutamente nada.

2 pensamientos en “Roures, Florentino y la gran farsa del VAR”

  1. De acuerdo al 100% . Antes de pesar la temporada ya dije que el VAR delibera una tapadera para continuar continuar con la misma farsa del arbitraje , pues el VAR estaría en las mismas manos del arbitraje .en cuanto a Florentino , que no te quepa duda , que es el peor presidente que puede tener en Madrid y que si don Santiago Bernabéu levantara la cabeza , no sabría donde meterse

Deja un comentario