Real Madrid 1-1 Villareal “Crónica @LosSublimes”

El Real Madrid jugó muy bien al fútbol plantándose 61 veces en el área rival, casi a cada minuto llegaba hasta el área, por 11 veces del Villareal, que le bastó solo eso para llevarse un punto del Bernabéu. Y es que la vida es así, en los primeros 10 minutos el Madrid se plantó en el área del Villareal hasta 10 veces. Claro que tiros ninguno. Esto le molará a la Prensa antimadridista, mejor juego y ningún tiro, así mejor, no sea que con tantos tiros marquemos. Toda la semana pidiendo menos eficacia y más posesión por algo y no para que al Madrid le vaya bien. Al final el Madrid pinchó para regocijo de sus rivales en el partido que mejor jugó. El fútbol es así.

El Villareal consiguió ese punto valioso plantando un 4-5-1 que cerró a la BBC e hizo imposible el juego por dentro. Al final terminó llegando el Madrid por banda y sirviendo centros que no llegaron nunca a desnivelar el choque. Y aquí no me oiréis matarlos ni mucho menos, pues a pesar de ser un equipo grande de la Liga, quiso competir y la mejor manera para hacerlo contra un rival mayor es la que intentó. Al final lo que dijo Escribá de que tenía un plan se cumplió.

La primera parte fue más igualada en cuanto a ocasiones claras. El Villareal se adelantó de penalti transformado por Bruno. La raíz de todo alguno piensa que comienza con Varane intentando una ruleta que no le sale y luego Ramos saca la mano para interceptar el tiro. Pero donde empieza todo es hace unos años cuando la Santa Inquisición del Buen Juego nos dijo que debía jugarse el balón desde abajo aunque estuvieras presionado. Varane merece un banquillo para explicarle que la Santa Inquisición nos toca los huevos aquí en el Bernabéu. A Ramos que al segundo engaño te pueden pillar. Eso sí, la mano es en la línea del área, muy justito para pitar penalti y no falta.

En la segunda parte el dominio fue claro del Real Madrid y se mereció la victoria claramente. Por suerte se adelantó nada más salir con un cabezazo de Ramos en un corner, pero por desgracia ya no marcaría un gol más en las muchas que tuvo claras. ¿La pegada? La pegada es lo que tienen algunos periodistas de este país. ¿Los árbitros? A lo suyo. Se planta un equipo 61 veces en un área y otro 11 y el que se lleva la suerte del penalti es el de las 11. Porque hubo un penalti que no era: el de Ramos, que se tira. Pero hay uno que comentaré para que se entiende perfectamente de cómo el árbitro lo vio y pasó del tema. Y es que Benzema recibe y protege la bola y el defensa le suelta una patada al gemelo. El balón ni se mueve y el gesto del defensa dando una patada es claro. Si el balón no se mueve y la patada se para en algún momento, ¿con qué topa ese pie asesino? Con el gemelo de Benzema y lo sabe.

Cositas del público del Bernabéu que sorprenden. Primero que a Cheryshev se le aplaude más como jugador del Villareal que como jugador del Madrid. El run run con Cristiano en un partido que no le sale nada. Eso es un público que anima.

Goles:

Min 45 Gol del Villareal. Gol de Bruno que transforma el penalti a lo Panenka.

Min 48 Gol del Real Madrid. Gol de Ramos que remata un corner en el segundo palo.

Deja un comentario