5 minutos bastaron

foto-portada

Victoria del Real Madrid ante Zaragoza por 94-68 en un partido más parejo de lo que indica el resultado final.
Primeros dos cuartos en modo relax, y cinco minutos a pleno funcionamiento en el tercer cuarto, les sirvieron a los de Laso para sumar un nuevo triunfo ante un rival que acabó rendido a la evidencia y encajando una paliza algo exagerada para los méritos y el baloncesto que hizo.

Nula defensa interior, factor aprovechado por Nore y Fotu, y Benzing superando fácilmente a Maciulis en el exterior. Zaragoza dominó el primer cuarto ante un equipo blanco de puente festivo, en el que cada uno defendía cómo y cuando quería, y de nuevo, empeñado en sumar sólo con el tiro exterior. Ni cuando llegaron las rotaciones, se notó la teórica superioridad, que claramente existe entre una y otra plantilla.

Sólo cinco puntos anotó el Madrid en los mismos últimos minutos del segundo cuarto. Empate a 37 al descanso. La frase, “se escapan uno por uno como quieren” de Laso a sus hombres en un tiempo muerto, resume a la perfección estos minutos.

foto-dentro

Y Llull llegó al partido. Y Llull, otra vez, reanimó a su equipo con un par de acciones individuales. Zaragoza temió por lo que se le venía encima, y sin apenas darse cuenta, ya se vio abajo, 57-48, tras un parcial de 7-0. Al final sería un 12-0, para un 62-48 con el que se cerró el tercer cuarto y casi el partido.

Primeros minutos para Draper. Benzing y Jelovac se resistían, pero todo estaba decidido. Los puntos fueron cayendo sin remisión y convirtieron el último período en una entrenamiento con público, donde Carroll, Alex Suárez y Doncic dejaron algunas jugadas para la galería. Final, 94-68. Triunfo para cerrar una semana con cuatro partidos, con el único borrón de la derrota contra Baskonia.

Veremos más partidos como el de hoy, con un Madrid jugando al ralentí, apretando en momentos puntuales. Euroliga para apretar, ACB para dosificar. Así de evidente.

FICHA TÉCNICA 

ficha-tecnica

EL JUGÓN 

Ni ha sido el máximo anotador del equipo, ni el que ha logrado mayor valoración, pero Sergi Llull ha vuelto a ser el factor clave en el momento decisivo del partido. Al inicio de la segunda parte ha comandado a los suyos en los mejores minutos de juego, que han desencadenado en un parcial de 12-0, con el que el Madrid ha encauzado una nueva victoria. Tras su mal partido frente a Baskonia, Llull acaba la semana a su nivel habitual, siendo otra vez el jugador clave del Madrid.

foto-llull

thumb-up-down-button-18087967

+ A este Madrid se le caen los puntos. 37 anotados en la primera parte, y nada menos que 57 en la segunda. Sin hacer un gran partido, y sin forzar la máquina salvo en el tercer cuarto, los de Laso casi han alcanzado el centenar de puntos. El caudal ofensivo de este equipo no admite discusión.

+ Llull es el líder. Y hoy hemos asistido a otra demostración. Inicio de la segunda parte, y los primeros puntos y la mayor agresividad en defensa vienen marcados por el base. Otros compañeros han hecho mejores números, pero Llull marca el pulso de este equipo, si él está bien, el Madrid aumenta considerablemente sus opciones de victoria.

+ Suplentes de super lujo. En baloncesto es complicado hablar de suplentes y más aún en esta plantilla y con este calendario. Pero que Felipe Reyes y Carroll se vayan a 23 y 20 de valoración, respectivamente, da una dimensión del nivel de este equipo.

thumb-up-down-button-18087967-1

+ Defender como un equipo. Durante demasiados minutos el equipo defendió sin orden, con cada cual haciendo la guerra por su cuenta. Rudy y Llull buscando el robo en exceso para poder correr, y Ayón y Randolph de brazos caídos frente a Norel y Fotu.

+ Ya vendrán ganaderías de postín. Demasiado sufrimiento ante jugadores como Fotu, Norel y Jelovac. Ayón lo pasa mal contra cincos físicos, y los cuatros abiertos nos siguen haciendo mucho daño. Queda trabajo por hacer a la espera de que lleguen los Udoh, Vesely, Hines y compañía.

+ Demasiados limitados a su rol. En la NBA hay jugadores “especialistas” que se limitan a cumplir con una función determinada y a no salirse de ese papel. Maciulis y Taylor parecen cumplir con esta labor en el Madrid. Ninguno ha podido con Benzing y en ataque es que ni lo intentan. Es perfecto cumplir con la misión que te encomienda el entrenador, pero tampoco vendría mal que de vez en cuando improvisaran, e incluso aportaran algo en ataque.

Deja un comentario