Las lagunas del Real Madrid

screenshot_2016-11-03-17-35-29-1

Al título del artículo me he de remitir, por desgracia. Éste Real Madrid tiene un sinfín de lagunas, en todos los sentidos y a todos los niveles. El hecho de que el equipo de Zidane empatara ante el Legia de Varsovia (el sexto de la Liga Polaca) es, cuanto menos, vergonzoso. El contexto era realmente desolador; un estadio inhóspito y gélido. Un Madrid aciago, infeliz, indolente, y sin saber muy bien a donde se dirigía. Para más inri, teníamos que aguantar los comentarios didácticos e ilustrativos del inigualable Jorge Valdano. Todo desgracias.

De primeras, la alineación que sacó a la luz Zinedine Zidane no había por donde cogerla. Salió con un abigarrado 4-2-4, con Kroos y Kovačić en la sala de máquinas dejando al libre albedrío arriba a la BBC más a… Morata. Y sí, también apostó por un Coentrão en horas muy bajas. ¿Qué diantres perseguía el técnico francés con esa formación? ¿Golear? ¿Plegarse a la presión de los medios de comunicación? ¿Repartir minutos a todos con suma prolijidad? En fin, nunca lo sabremos. Lo que sí pudimos sacar en claro, y ya por enésima vez, es que el juego del Madrid va a ráfagas. Se nutre de la calidad intrínseca de los jugadores. Y eso… me transmite muchas dudas. Muchas.

Como decía anteriormente, el equipo blanco tiene demasiadas lagunas. Dista demasiado de lo que ha de ser un conjunto fiable, adusto, eficiente y por encima de todo ganador. Está a las antípodas sin ir más lejos: desde el banquillo hasta la delantera.
Pasaré a describir, canalizando mi más sincera opinión y haciéndome netamente responsable de todo lo que quede publicado aquí, todos los puntos flacos de este equipo.

Irremediablemente, debo de empezar por el director de orquesta. Que no es otro que Zidane. El técnico francés regeneró al Madrid de una forma excelsa la temporada anterior. De un vestuario mimado que no tragaba a Benítez, sí, pero lo regeneró al fin y al cabo. Cosechó la Undécima en un inefable 28 de mayo por lo que porcentaje de culpa del éxito tiene, ¡qué duda cabe! Como que cada día que pasa, creo con más firmeza que su éxito se basó en la relación fructífera que mantenía con los jugadores, y no por un manejo sublime de la ingeniería táctica que ha de dominar un entrenador de Primera División. Es un hecho; ‘Zizou’ no ha demostrado como entrenador ni un ápice de lo que ha de exhibir un director técnico top.

En la rueda de prensa posterior al partido ante el Legia nos recordó que no estaba preocupado. Pues yo y muchos si lo estamos, ciertamente. Sobre todo con su incapacidad de implantar una filosofía fidedigna de juego y, más aún, con su política de repartir minutos. ¿Qué diablos pretendió ayer con esa alineación? ¿Por qué esa inquina injustificada a James? -uno de los futbolistas más valiosos del panorama futbolístico actual- ¿Por qué siempre el mismo discurso de “falta intensidad”? Estoy harto. El Madrid es un completo y absoluto desastre. Y eh, Zinedine, la solución no pasa por quitar a tu delantero centro titular en 9 de los 10 partidos. Y claro, ante el Legia fue un completo disparate prescindir del mejor futbolista hasta ese momento (Benzema) ¡Y en el 65′! Vaya cruz.

Todos los partidos: la misma historia. A partir del 60′, Karim a la caseta. Prescindir del jugador con mejor promedio en Liga a corto medio y largo plazo no es una buena idea… ni lo va a ser nunca.

En portería, Keylor está lejos de su mejor nivel. El segundo gol del conjunto polaco evidenció el mal momento físico que está atravesando el portero costarricense, que de hecho, ya dejó algunos detalles de inseguridad en el último partido de Liga contra el Alavés (anodinos en cualquier caso).

LA DEFENSA

¿La defensa? Hace agua por todas partes. Varane ha perdido ese halo tan característico que le hacía especial. Ya no es ese central que conjuga proyección con experiencia; ahora está torpón, inseguro y blando. Pepe también deja ciertos detalles de inconsistencia y los laterales tienen que rendir más.

Y claro, la medular… Un poema. Las bajas de Casemiro y de Modrić son un auténtico quebradero de cabeza para Zidane.
Empero, Kovačić gracias a su más que impecable diligencia y a su exuberante estado físico, está logrando que la ausencia de su compatriota pese menos en el equipo. ¡Al fin una buena noticia!. Por el otro lado, la ausencia de Casemiro es mucho más onerosa. Símplemente porque no hay un relevo natural en la plantilla que se asemeja al futbolista carioca; otra de las bonitas lagunas del equipo…

Y para dar de comer a parte está Cristiano. El portugués está a años luz del futbolista sideral que verdadermante es (o del que era). Para mí, y sin dudarlo, es el peor del equipo. Impreciso, torpe, ineficiente… No desborda, ni desequilibra, y ni mucho menos se asocia como un jugador de primerísimo nivel. Es de perogrullo que dejó de ser aquel futbolista eléctrico que ponía patas arriba a las defensas rivales. Los años no perdonan, y tristemente auguro un futuro muy complicado a Ronaldo y, por ende, al Real Madrid si su forma de jugar -pobre y estéril como ella sola- es la recurrente y la habitual. Difícil empresa la de gestionar todo esto. Se avecinan curvas, ahí lo dejo.

Ayer el Real Madrid hizo el ridículo y se consumó en su debacle. Tocó fondo y empató contra el sexto de la Liga Polaca gracias a un gol de Kovačić. El resto es totalmente baladí.

Ah, ‘Zizou’ dale más bola a James y déjate de cambiar al verdadero ‘9’ del Madrid día sí y día también.

Y para terminar, recordar que somos líderes en Liga, pero así no se va a ninguna parte.

1 pensamiento en “Las lagunas del Real Madrid”

  1. Genial artículo. Comparto casi todo lo expuesto. Tan solo discrepo en lo de Varane. Cierto es que no está como se le conoce, pero sin dudas es el mejor defensa que tenemos y debe ser el eje sobre el que tiene que girar nuestra zaga.
    Si bien, no entiendo lo de James mucho menos entiendo lo de Lucas Vázquez, él si está para ser titular, luchador, eficaz, desbordante… Y ni siquiera eso le ha dado la titularidad.
    Ese criterio del entrenador es el que me tiene un tanto desconcertado, y evidencia, a mi modesto entender, la inexperiencia de Zizou.
    Es agradable leer artículos tan bien redactados.

Deja un comentario