Gareth me dueles

Desde que el galés llegó al Madrid navegábamos en un mar de incertidumbre, habían pasado muchos años antes de la última Champions conquistada, Cristiano Ronaldo necesitaba de un aliado que le permitiese derrumbar las penumbras en las cuales divagabamos deportivamente, habíamos llegado a varias semifinales de manera seguida, pero faltaba un plus extra que Gareth dio desde su llegada, ese día después de todo un verano de extenuantes negociaciones con el Tottenham de Levy, Gareth Bale pisó el aeropuerto de Barajas y todos sentimos que nuestro momento había llegado, ese día fue el inicio de nuestro nuevo reinado europeo y con su llegada al club todas nuestras se confirmaron, 3 de las últimas 4 Champions hablan por sí solas.

La primera (La Décima) Bale fue vital, marco el 2:1 en la final en la prórroga ante el Atleti en Lisboa, su torneo fue espléndido, incluido aquel partidazo en Múnich donde según Rumenigge se iban a quemar hasta los árboles.

En la Undécima nos metió en la final con aquel Gol que se desvió en la bota de Fernandino y fue a parar en las redes defendidas por Hart en el Bernabéu, Cristiano venía de una lesión que le impidió jugar el partido de ida, y el de Cardiff dio un paso adelante nuevamente, llevando al equipo en sus espaldas, en la Final ante el Atleti dio la asistencia a Ramos y marcó su penal en la tanda tan renqueante como eficaz.

En la Duodécima, su aporte fue mínimo, vio casi todo el torneo desde la grada, debido a que le partieron el tobillo en el partido de la fase de grupos en el José Alvalade estadio del Sporting de Portugal, sin embargo pudo llegar a la final de Champions en su Cardiff natal entrando como suplente con el partido prácticamente definido.

Como postre podemos recordar que Gareth nos regaló una majestuosa galopada en Mestalla ante la mirada de todos y la sombra Bartra fue, es y será no más que una simple anécdota en aquella Final de la Copa del Rey ante el Barcelona, lideró al equipo al título una vez más ante la ausencia de Cristiano Ronaldo.

Hoy lamentablemente tenemos a Gareth Bale lesionado una vez más, contra el Dormunt tuvo un sobrecarga en el sóleo, situación en la cual Zidane dijo que se había quedado todo en susto, que no tenía nada grave y que a su vez dicha molestia justificaba su ausencia ante el Espanyol. Pero se marchó a la concentración con su selección y en el primer día de entrenamiento con Gales en la previa a los partidos de clasificación para el Mundial de Rusia 2018 realizando un trote leve, se ha vuelto a dañar el gemelo.

Gareth me dueles

Resignarme a ver a nuestro jugador una vez más inmerso en un proceso de recuperación es frustrante, Bale no se merece esto, el Madrid tampoco y nosotros como aficionados mucho menos, la realidad es dura y toca afrontarla, pensar en dar salida en verano a Gareth me pone la piel de gallina y no precisamente por buenas sensaciones, pero siendo sinceros quizás sea el remedio a tanta enfermedad.

El Real Madrid necesita de él, y el que siempre esté inmerso en algodones no permite que desarrolle la capacidad que ya ha demostrado, muchas lesiones y mucho tiempo en recuperar el tono que le hacen ser quien es cuando el físico le deja, muy pocos le hemos esperado siempre, pero creo que el banquillo de fieles adeptos al galés se empieza a quedar vacío.

Es muy triste para mi escribir estas líneas, pero no puedo dejar de anteponer las necesidades del Club a las de un jugador que es tan bueno como propenso a lesionarse, quizás puede que sea tiempo de recuperar la inversión monetaria que se hizo por el, antes de que se termine de agotar entre percances y recuperaciones y todo por culpa de su físico maldito, quizás Mourinho tenga la cura para que el galés pueda tener un final de carrera profesional como solo él lo merece.

Gareth Bale nos ha devuelto todo lo que ha podido en el campo, y de hecho muchos estamos agradecidos, pero esta nueva lesión nos deja sin armas para defenderle y solo nos queda el escudo madridista para defendernos.

Te esperaré como siempre pero ya sin casi esperanzas de que algún día puedas darle sin intermitencias todo lo que el Madrid merece de tu fútbol.

Gareth me dueles, mucho más que a ti tus lesiones, aunque no lo creas…

¡Hala Madrid!

Deja un comentario