Xabi Alonso “Cristiano aparecerá en los momentos importantes, como siempre”

El ex jugador del Real Madrid, Xabi Alonso, concedió una entrevista para el Diario Marca, hablando sobre todos los temas de actualidad.

Xabi Alonso

¿Qué jugador le está llamando la atención en lo que va de temporada?

Uno que me gusta mucho es Jorginho, del Nápoles. Los ojos se me van a esa posición y quizás sea uno de esos jugadores que están fuera del círculo o más desconocido. Está participando en el juego de una manera permanente, dando alternativas a los compañeros, dando soluciones, dando dinámica al juego. Para el Nápoles, perfecto.

Nueva etapa y hace poco comentó que como entrenador, ¿cómo se decidió finalmente para dar el paso de ser técnico?

No es algo que tenga decidido para corto plazo. Siempre lo he tenido ahí, pero tampoco es una decisión firme y definitiva. Todo lleva su proceso y su tiempo y ahora mismo estoy distanciándome de muchos años de vivirlo todo muy intensamente. El tiempo dirá hacia dónde, pero está claro que me gusta. Es un reto diferente y apasionante. Ya se verá. No tengo ninguna prisa.

Sabe lo que sufren los entrenadores, ¿no?

Bastante porque lo he vivido en casa y después lo he visto muy de cerca con los entrenadores. La vida del futbolista es mucho más sencilla.

Seguro que ahora, alejado del día a día, está disfrutando mucho de la familia. ¿Cómo es un día en la vida normal del Xabi Alonso exjugador?

Ahora tengo el lujo de poderme gestionar el tiempo y de hacer lo que me gusta. Deporte, ir con mi mujer a probar un restaurante, a viajar, los fines de semana los aprovechamos para hacer escapadas… Estamos mucho tiempo en Donosti porque llevaba 15 años fuera de casa, he corrido hace poco la Behobia con Álvaro (Arbeloa). Este tipo de cosas, de todo un poco. No tengo una rutina marcada. Tengo la libertad de poder decidir qué es lo que quiero y eso, al final, cuando llevas una disciplina, no puedes.

¿Esa rutina deportiva incluye jugar al fútbol?

No, no. He jugado con mi hijo. No he jugado ni una pachanga, la verdad. Desde la retirada ante el Friburgo en Múnich no he jugado pachanga alguna.

¿Qué deportes practica?

Sobre todo correr, pádel, tenis, pero fútbol, ni un partido.

¿Y ver fútbol?

Sí, ver fútbol sí que lo que hago. Se ve muy diferente. Cuando estás metido ahí, implicado en los resultados de los rivales, en ver lo que van a hacer, es que lo vives porque todo incide en ti y en tu equipo. Ahora lo ves como espectador. Disfruto de los equipos, de cómo juegan, con el conocimiento de haber estado ahí muchos años, pero mucho más relajado, más tranquilo.

¿Los ve como un exjugador o como un futuro entrenador?

Como alguien que le gusta el fútbol. Sí que me gusta, no sólo verlo, sino intentar entender lo que está pasando, justificar el motivo por el que un equipo no juega bien. Es algo que ya hacía antes, pero de otra manera.

¿Cuántos partidos puede ver en un fin de semana?

Tampoco te creas que tantos. Seguro que vosotros veis más. Puede ser que vea dos o tres partidos.

En esa agenda de partidos, ¿tiene algunos equipos señalados en rojo para no perdérselos nunca?

A los que más, a los que me tocan. Real, Madrid, Liverpool y Bayern. Hay equipos que me gusta ver como el Nápoles, el Manchester City, United, Chelsea, los de los amigos. Los que te tocan por algo son los que terminas viendo.

¿Cree que Nápoles y City son los que mejor están jugando hasta el momento?

Están jugando muy bien. El Nápoles lleva unos años jugando muy bien. Sarri ha conseguido que los jugadores entiendan su fútbol y el cómo plantear los partidos. El segundo año de Pep está siendo muy bueno. El equipo está muy sólido y si se mantiene así, tiene cerca lo de ganar la Premier. El primer año fue de adaptación. En LaLiga todavía pueden pasar muchas cosas. Estamos en la perspectiva de que el Real Madrid está muy distanciado del Barcelona, pero todo puede cambiar muy rápido. No soy tan negativo como otros muchos.

En esa etapa de recibir información, ¿queda con entrenadores para hablar de fútbol?

Quedar, no. He coincidido con Zidane en Moscú, con Valverde, Berizzo, Rafa y Mou en la reunión de técnicos de la UEFA. Todavía no he llegado al punto de quedar con ellos.

¿Cómo ve el momento que atraviesa el Bayern, su último equipo? ¿Quiso Ancelotti que se quedara a su lado?

Al principio un poco apenado porque las cosas no empezaron nada bien, pero en nada todo ha cambiado y están arriba de nuevo. Queda mucho, pero las sensaciones son otras. En el fútbol todo te puede cambiar en tres semanas. Pese a la derrota del sábado, la situación es buena y las sensaciones, óptimas. Tenía decidido que era el momento para acabar y necesitaba un tiempo y ese tiempo no sé cuánto será. No tiene sentido dejar algo y a los pocos días seguir. Físicamente me encontraba bien, estaba compitiendo al más alto nivel y lo que necesitaba y buscaba era un tiempo para distanciarme y oxigenarme y después se verá. No podía dar ese paso de seguido. De compañero a otro rol, gestionarlo no es sencillo.

¿En qué basa el optimismo que tiene alrededor del Real Madrid en la Liga?

Optimista porque el equipo y los jugadores son muy buenos. Eso es lo que me transmite el optimismo. El fútbol es mucho de un estado mental. El Barcelona se ha dejado dos puntos y ahora tiene que venir al Bernabéu y la segunda parte de la temporada puede empezar de una manera muy diferente. Si aparece ese momento, puede haber Liga. Estas cosas pasan.

¿Cómo ve a Cristiano?

Le veo como siempre y seguro que estará en los momentos decisivos de la temporada. Le veo como siempre, con ganas e ilusión por seguir marcando goles y ganando títulos.

¿Qué piensa de Zidane, con el que ha coincidido recientemente en Moscú?

Tiene un gran mérito. Cómo ha sabido gestionar todo, cómo ha sabido tener a los jugadores enchufados en momentos importantes. Viene de ganar Champions y títulos que no se le daban bien el Real Madrid últimamente.

¿Y en la Champions?
El Atlético lo tiene complicado para pasar. Real Madrid, Barcelona y los de siempre serán los que luchen por ella. El Real Madrid ha ganado las dos últimas…

¿Se levanta algún día con ganas de jugar y de volver a los entrenamientos?

No, ni uno. Era algo tan negociado conmigo mismo, que ningún día he dicho: ‘voy a entrenarme’. He cerrado el libro y ya está.

Y mira que ha recibido ofertas de todos los colores…

Bueno, pero al final cada uno tiene que hacer lo que siente y yo había vivido todo como yo quería. He estado en grandes clubes, con los que todavía me siento muy vinculado y hasta aquí. Nada más.

Ha pasado por algunos de los grandes, pero en cuestión de entrenadores ha tenido a cinco o seis de los considerados ‘top’ por todo el mundo, como Mourinho, Ancelotti, Pep Guardiola, Del Bosque, Luis Aragonés… ¿Ha aprendido de todos ellos?

De todos. Con Toshack en la Real, con Denoueix, con Luis, Vicente, Rafa, que apostó por mí, Pellegrini, Mou, Ancelotti, Pep… Todos son diferentes a la hora de relacionarse con el grupo, como hacen los planteamientos a nivel futbolístico y tú, lo que haces, es irte moldeando respecto a uno u otro. Te identificas con uno, con otro, pero siempre dentro de tu carácter.

¿Haría un retrato robot del entrenador perfecto?

No hay perfecto. Al final tú puedes ser un gran entrenador, pero dependes de los jugadores y cuántos mejores jugadores, pues mejor. Ten el problema de tener a muchos y buenos. El secreto de un buen entrenador es saber gestionar a esos jugadores y saber sacar lo mejor de ellos. Si eres un gran entrenador, pero no tienes materia prima, será muy complicado.

¿Le sorprende el cariz que está tomando el mercado y que un club como el Real Madrid tenga complicado competir a la hora de incorporar a los mejores?

El mercado de este verano ha sido un punto de inflexión. Equipos que antes estaban en primera línea de poder fichar, igual ya no están tan en primera línea y no son capaces de llegar a los más deseados. El Real Madrid o Barcelona tienen una base construida y un peso histórico que no se compra a base de talonario. La mentalidad ganadora se construye con los años. Eso de estar en el minuto 90 con un empate y saber que no es suficiente y terminas ganando en el 93… eso no se compra con dinero. Ayuda.

¿Qué le recuerda el aficionado por la calle en Madrid?

La carrera de Lisboa me la recuerdan mucho. En general sientes que la gente te recuerda. Siento respeto. Lo sentía cuando jugaba aquí y para mí eso es muy importante. Lo que das, es lo que recibes. Estamos de paso en esto del fútbol. Dejas un club o personas que son importantísimas. Se van y la vida sigue, pero con el paso del tiempo que la gente te valore y te respete, es lo más importante.

Y la amarilla ante el Bayern, ¿su peor momento?

Se me derrumbó todo en ese momento. Sabía lo que nos había costado llegar a la final de la Champions, íbamos 0-3 y pensé que se me había escapado todo, pero me duró cinco segundos. Me dije: ‘Xabi, no puedes lamentarte y tienes que seguir porque todavía queda partido’. Al final dije: ‘Esta ha sido mi final’.

Pero los momentos de felicidad superan por goleada a esa amargura, como la final de la Copa del Mundo, ¿no?

Es lo más grande. Desde pequeño si te dicen con qué trofeo sueñas tener en tus manos, la respuesta es clara y esa es la Copa del Mundo. Ni lo soñaba porque eso lo tenían Maradona, Beckenbauer o esta gente. Al final te encuentras en Johannesburgo como uno de los elegidos, con la certeza de haber pasado a la historia por ser los primeros que lo conseguimos. Ojalá se pueda repetir en unos meses.

¿Ve posibilidades de repetir el título de 2010?

No veo a ninguna selección mejor que la española. La alemana la veo bien, la brasileña puede estar bien, pero mejor, ninguna. Luego es muy complicado y hay un momento de suerte que si cae de tu lado se sigue adelante, o por el contrario para casa. El equipo transmite buenas sensaciones.

¿Le dio pena ver llorar a Buffon tras la eliminación de Italia para el Mundial de Rusia?

Sí, sí, porque es un colega tuyo que lo ha dado todo. Es tan admirado y respetado que da pena. El fútbol da muchas alegrías y tristezas y él es un campeón en las victorias y en las derrotas y por eso todo el mundo le admira.

¿Se compró la moto que quería?

La tengo y también el permiso. Ahora quiero hacer cosas que antes no podía, como esquiar.

Y ahora sigue ligado al fútbol como embajador de Adidas.

Estoy con una distancia, pero sigo cerca. Siempre he estado muy vinculado con Adidas desde los 17 años, me ha gustado participar con los balones nuevos, con las botas nuevas.

1 pensamiento en “Xabi Alonso “Cristiano aparecerá en los momentos importantes, como siempre””

Deja un comentario