Pasillos, valores y demás milongas

El día 1 de mayo, sobre las 22:40 de la noche, el Real Madrid accedía a su cuarta final de la Champions League en cinco años, tercera de forma consecutiva. Algo que en cualquier país serio del mundo, desde un punto de vista informativo, se hubiera tratado como una hazaña o algo digno de destacar en la historia del Deporte, especialmente del fútbol, lo que sería algo normal.

Sin embargo, aquí NO. En España digamos que se el asunto se ha tratado de puntillas o corriendo un tupido velo. En nuestro querido y amado país, se le ha dado más bombo al pase del Atlético de Madrid a la final de la Europa League, sí, repito, ¡¡la EUROPA LEAGUE!!, que al pase de un equipo también español y también de Madrid, a la final de la Champions League.

Y si por si fuera poco, también meten de por medio el supuesto pasillo que debe hacer el Madrid por unos supuestos valores que nadie entiende o conoce. Todo lo que haga falta, con tal de no hablar del éxito del Real Madrid de llegar a otra final de la Copa de Europa.

En una cadena de televisión, que no diré el nombre, en vez de analizar el tremendo éxito del club blanco, metieron un vídeo con unos supuestos errores arbitrales a favor del Real Madrid en cada partido de esta edición de la Champions League.

Cada uno puede hacer lo que quiera, faltaría más, pero entiendo que hay que tener una misma vara de medir, y no vi ningún vídeo en su momento del Chelsea-Barcelona, que pitó Obrevo, o del famoso Barcelona-PSG, que arbitró Aytekin. Ni cuando el Atleti se metió en semifinales de la Champions a costa el Leicester, merced a un gol de penalti que no lo había sido por más de un metro. Coherencia ante todo.

Ahora la maquinaría se ha puesto en marcha, a todo trapo. Editoriales, artículos de opinión, vídeos, todo vale con tal de ver a los de Zidane humillados para hacer un pasillo.

Como ya dijo Zidane en su momento, el Madrid no le haría el pasillo al Barça, siendo además una decisión solamente suya. Esa afirmación les pilló de sorpresa, y ahora vuelven a la carga tratando de disfrazarlo de homenaje a Andrés Iniesta. Un homenaje que, por lo visto, le tiene que hacer el Madrid, por no sé bien qué historia del fútbol español. Pues oye, si el homenaje es por el fútbol español, que se lo haga la Federación y no el Real Madrid.

En resumen, en vez de ensalzar la clasificación del Real Madrid para su tercera final Europea, venden que el Atlético ha llegado de forma heroica a la final de la Europa League, la liga histórica del Barcelona, la retirada de Andrés Iniesta y para cerrar el linchamiento, que el Madrid es un club sin valores ni señorío por no dejarse humillarse en un pasillo. Todo esto vendido de forma trágica, claro.

Hoy, Zidane ha confirmado en rueda de prensa su decisión de no hacerle el pasillo al Barcelona en el “Clásico” de mañana. Decisión que el entrenador ha recalcado como suya y de nadie más, dejando retratado al iluminado de Jordi Alba. El lateral acostumbra a hablar más de la cuenta, por ejemplo, cuando le dijo a Kovacic que aprendiera hablar español -idioma en el que, por cierto, el lateral catalán se maneja a duras penas- pese a que el croata habla cinco idiomas.

Recordemos que quien rompió esta tradición fue el propio Barcelona. El Real Madrid venía de ganar el Mundial de Clubes en Abu Dhabi y justo después jugaba el Clásico en el Bernabéu. Los de Valverde no quisieron hacer el famoso pasillo al Campeón del Mundo. Como tampoco se lo hizo en agosto en la ida de la Supercopa de España, cuando venía de ganar la Supercopa de Europa ante el Manchester United, Y me parece genial, no lo critico para nada, de hecho es algo que no me incumbe.

El problema llega con el doble rasero de siempre. El conjunto culé se “limpia” de hacer el pasillo y no pasa absolutamente nada. Pero resulta que es el Madrid el que no lo hace y con un motivo razonado, y claro, se monta una campaña contra los de Zidane.

Llegados al punto de exigir al Real Madrid Club de Fútbol, a hacer el pasillo, ahora exigen que se lo haga como tributo a Iniesta. Como si el Real Madrid tuviese algo que agradecerle al manchego… Pues no, mirad, si queréis un pasillo para el jugador, vais con la selección a Fuentealbilla y allí os tiráis un día entero haciéndoselo, haciéndole loas y palmas.

Todavía andan esperando en Lorca al club de los “valors”, encarnados en unos principios morales de alta alcurnia con aires de soberbia y prepotencia, haciendo de menos al resto de los equipos con especial ahínco a un equipo que viste de blanco y tiene doce Copas de Europa.

Pues ese equipo, estuvo en Lorca con todos sus titulares, mostrando su apoyo a la Ciudad tras el seísmo, siendo nombrado visitante ilustre por su generosidad. También estuvo gratis en el centenario de la Real Sociedad, que estaba en Segunda División, prácticamente en quiebra y cuando el Barcelona se negó a ir gratis.

O cuando, a instancias del llorado Juanito, se puso a la cabeza de los equipos españoles para capitanear un partido-homenaje para ayudar a la viuda de Javier Sagarzazu, jugador de la Real Sociedad y del Deportivo de La Coruña, fallecido de un derrame cerebral con sólo 29 años.

Como también fue gratis al Teresa Herrera para ayudar al Deportivo en una situación dura que tenían, económicamente hablando, para que, a partir de ahí, lo recibieran a pedradas. O comprando acciones del Oviedo, cuando en un momento complicado del conjunto asturiano, se encontraba al borde de su desaparición. Ya está bien de vender al Madrid como un club imperialista, sin valores, pareciendo un monstruo.

Los valores no se demuestran haciendo un pasillo o rindiendo un tributo a un jugador que, para más “inri”; ni siquiera es de tu equipo. Se demuestra de otras maneras, y cuando alguna ciudad o equipo ha necesitado al Real Madrid, ahí ha estado siempre, arrimando el hombro y poniendo dinero de sus propias cuentas.

El trato hacia el Madrid en España es repugnante e infame. Parte de culpa la tiene el club por no contestar públicamente, teniendo una cantidad ingente de seguidores en redes sociales.

Entradas relacionadas

Deja un comentario