Carta de despedida a Cristiano Ronaldo

A-D7OS

Cristiano Ronaldo se marcha a la Juventus por 100 millones

Hoy es un día triste para el madridismo. Ni siquiera se cómo empezar a escribir este artículo. Todo el madridismo veíamos lejos, muy lejos este día, pero finalmente llegó. Cristiano Ronaldo se marcha a la Juventus de Turín por 100 millones de euros. El mejor jugador de la historia del Real Madrid, junto con Di Stéfano, se va a sus 33 años. 451 goles en 438 partidos, un legado insuperable.

¿Cómo hemos llegado a este punto? Pues bien, voy a explicarlo brevemente y con toda la objetividad del mundo. Cristiano renovó hace un par de temporadas, si la memoria no me falla, pasando a cobrar 21 millones netos.

Después, los traspasos de Neymar y Mbappé revolucionaron el mercado, Messi quedaba libre y sacó todo el dinero del mundo al Barcelona. Los 21 millones de Cristiano se habían quedado cortos comparándolos con los 35 de Messi, los 18 de Mbappé y los 50 de Messi. Desde ese momento, Cristiano lanzó una campaña a través de medios portugueses y periodistas afines diciendo que no era querido y que el Madrid no le pagaba más. Así hasta hoy, que se ha oficializado su marcha a la Juventus.

La realidad es que el Real Madrid nunca renueva hasta que quedan dos años en vigor, solo cedió con Cristiano. El Real Madrid ofreció a Cristiano 30 millones limpios, los mismos que cobrará en Turín, pero para Cristiano la taquilla de ofertas lleva meses cerrada. Cristiano ha pasado del estar triste, a enfrentarse a Florentino y por ende, al madridismo.

Personalmente, mi sensación es muy clara: Cristiano nunca supo dónde estaba. Cristiano nunca ha comprendido al Real Madrid. Cristiano Ronaldo nunca ha sentido al Real Madrid. Se que todos los que leáis este artículo jugaríais gratis en el equipo de vuestra vida, lástima que Dios no nos haya dado ese don. Pero Cristiano no es así, y ojo, aunque duela, debemos respetarlo. Cristiano desde 2012 se ha mirado con Messi en todos los ámbitos de su vida, incluido el económico.

El ejemplo más claro de la buena gestión del Club se puede comparar con esos padres que no le compran a su hijo una moto a los 16 años, por mucho que sus amigos o el otro guaperas del grupo la tenga y con eso se lleve a las chicas adolescentes. Ese niño tiene unos padres diferentes, unos padres que le quieren y le valoran más que a nadie y que si no le compran la moto es porque probablemente no se lo puedan permitir en su casa.

Además, esa no compra viene acompañada de una promesa que a los 18 tendrá su coche porque en clase saca matrículas de honor. Cristiano no ha querido esperar al coche, no ha querido escuchar los consejos de sus padres/Club. Cristiano, muy mal aconsejado, ha preferido escuchar a sus amigos, los que están junto a él por su cartera y no por su personalidad y ha decidido marcharse. Se ha ido de su casa.

Los padres/Club solo les queda la esperanza de que esta decisión, llena de rebeldía y más propia de la adolescencia, le haga recapacitar en un futuro y vuelva a su casa. Sí Cristiano, esta siempre será tu casa.

Esté quién esté al mando, querido Cristiano en Madrid siempre tendrás un hogar. ¿Y sabes por qué? Porque nos has hecho extremadamente feliz. Y estos padres que te ven marchar, con lágrimas en los ojos pero reconfortados por la lección moral dada, te esperarán con los brazos abiertos cuando madures y desees volver.

Muchas gracias Cristiano, de corazón. No te puedo dar 451 gracias porque esto sería eterno pero sí que puedo brindarte 4 tirones de Oreja. Uno por cada Champions y por cada vez que venías a pedir un aumento de sueldo porque a Messi se lo habían aumentado.

De verdad, Cristiano, sin rencores. Para mí seguirás siendo el mejor, y te deseo lo mejor salvo cuando nos veamos en Europa. Hasta siempre, D7OS.

Entradas relacionadas

Deja un comentario