Corte y confección. Pasarela Cibeles.

Aguja, hilo y dedal de sastre viejo. Florentino enciende el flexo, se coloca sus arqueadas gafas y alumbra el hojal de la plantilla que tantos remiendos (y remedios) le ha obligado a tomar en este último año.

Como decía, para sacar el patrón de la plantilla del Real Madrid 2018/2019 deberemos basarnos en los errores de precisión que hubo en la plantilla del 2017/2018. Tras un año en el que ha quedado claro que para luchar por todos los títulos en juego debemos tener una plantilla completa, vemos como el club y Lopetegui están rectificando los errores que el año pasado se cometieron, debilitando la grandiosa orquesta que Zidane y Florentino crearon para ganar Liga y champions hace dos años.

Por ello, hilando de forma pormenorizada cada demarcación del once, iremos viendo la situación que cada puesto requiere, en función a los jugadores que actualmente tenemos en plantilla, los futuribles fichajes o el rol que cada uno de éstos ocuparían en la misma:

1) PORTERO

Courtois y Lunin.

Tras varios años en los que Keylor Navas ha rendido a un buen nivel, es hora de dar un paso al frente en la posición de portero. Keylor Navas, quien representa al portero de los años 90 (rápido bajo palos e inseguro lejos de el marco), debe dar paso a un portero moderno en el que prevalezca el dominio del juego aéreo, dominio del área pequeña y grande e interpretación de la jugada antes de que ésta acontezca. Grandes clubes como el Bayern, United, City o Barça ya están en la vanguardia de la nueva escuela de porteros, donde los porteros centroeuropeos han sabido destacar de los demás.

Courtois, tras el gran mundial que ha realizado, lo tiene todo para triunfar en el Real Madrid (adaptado a España, conocedor del idioma, familia domiciliada en Madrid…) mientras el joven Lunin se iría curtiendo desde la sombra de una suplencia tan pedagógica como exigente. Por ello, ante la presión que supone tener a un entrenador que antes fue portero en su carrera profesional, mis guardametas serían, Courtois como titular y Lunin como suplente.

2) DEFENSA

-LATERAL DERECHO: Carvajal y Odriozola.

Tras un año en el que el club se ha dado cuenta que no puede forzar la rapidez de formación de un jugador (Achraf), hemos vuelto a invertir, como ya sucediera con Danilo, una importante cantidad de dinero en un extraordinario lateral como Odriozola. Las últimas lesiones (y extrañas) de Carvajal, junto con la predilección que Lopetegui siente por el joven defensa vasco, han propiciado que el puesto del lateral derecho quede en buenas manos la próxima década.

-CENTRALES: Varane, Vallejo, Ramos y Nacho.

Posición cerrada. Si Lopetegui se llevó a Ramos, Nacho y Vallejo a la preselección de Rusia es porque le gustan los tres centrales. Sergio Ramos, quien se postuló a favor de Lopetegui en la guerra Rubiales-Lopetegui, seguirá portando galones de capitán vista la buena relación que existe entre el camero y el entrenador. Además, Raphael Varane, ha encontrado el grado de madurez física (menos lesiones) y futbolística que su carrera tanto le demandaba. Probablemente, el año pasado, volvimos a ver al gran Raphael Varane de principios de su carrera, cuando se mostraba rápido, expeditivo y seguro ante los delanteros rivales. El campeonato del mundo, donde él ha sido el mejor central del mundial, deja a las claras que la pareja Varane-Ramos es la mejor pareja de centrales del panorama europeo.

-LATERAL IZQUIERDO: Marcelo y Theo.

Es el puesto de la defensa que más en el aire está. Leyendo la rumorología de la prensa, las salidas y entradas de jugadores pueden afectar al carril izquierdo de manera más que significativa. A Marcelo, dicen, que lo quiere la Juventus para acompañar a Cristiano y el PSG para acompañar a Neymar, sin embargo a día de hoy (el artículo se escribe el 18 de julio de 2018), Marcelo ha visitado Valdebebas interrumpiendo sus vacaciones, para saludar a Lopetegui y a los nuevos jugadores del Real Madrid.

Junto al extraordinario lateral brasileño, Theo deberá seguir aprendiendo y aprovechando unos minutos, para así demostrar que tiene nivel futbolístico más que suficiente para estar en el Madrid, empezando a competirle seriamente el puesto de titular al indefendible Marcelo Vieira.

Pasarela Cibeles

3) CENTRO DEL CAMPO

-MEDIOCENTRO DEFENSIVO: Casemiro y Marcos Llorente.

Casemiro volverá a ser titular indiscutible otro año más, debido al magnífico rendimiento que ha otorgado al equipo desde que hace tres años regresara de su cesión en el Oporto. Allí, en Portugal, coincidió con Lopetegui, quien pidió su incorporación como pieza clave para su proyecto. Desde entonces, ambos se han dedicado una admiración mutua y un respeto casi fraternal, que harán que el puesto de mediocentro defensivo esté perfectamente coordinado entre Casemiro y Marcos Llorente.

Para el puesto de suplente, como decía, estará Marcos Llorente. Tras una conversación mantenida con Lopetegui, Marcos Llorente ha decidido seguir, confiando así en las palabras que el entrenador vasco le ha dedicado a él de forma personal. A partir de ahora, será labor del entrenador madridista, sacar el máximo rendimiento al que fuera mejor recuperador de balones de la Liga hace dos temporadas. La irregularidad a la que Zidane sometió al fenomenal mediocentro madridista, fue sorpresiva para todo el mundo y en especial hasta para el propio jugador. A poco que tenga un mínimo de regularidad, Marcos Llorente demostrará, sin duda, el nivel táctico que tiene y lo importante que es para todo equipo donde juegue.

-MEDIOCENTRO OFENSIVO: Kroos y Ceballos.

Probablemente se trate de la demarcación que más diferencia hay entre el titular (Kroos) y el suplente (Ceballos). Tras una más que probable venta de Kovacic, la situación presente no nos debe confundir y ocultar del increíble nivel que tiene Ceballos en el cerebro de sus botas. Aquel que fuera, mejor jugador del Europeo sub 21, tiene que superar la suplencia inquisidora a la que Zidane le sometió, librándose así y mostrando todo ese fútbol que Dios le metió en sus adentros. De paladar fino y comportamiento profesional, el joven Ceballos juega como vivió. Elegante, con cabeza alta y sin complejos. Y es que, poner a un andaluz de suplente de un alemán en la sala de máquinas de un club de 500 millones de presupuesto, te asegura cuanto menos lucimiento y solidez a partes iguales.

Al igual que hizo con Llorente, Lopetegui lo convenció y paró su cesión casi asegurada al Betis, ahora, el joven entrenador deberá compaginar la titularidad del rey germano Kroos, con el príncipe Andalussí, Daniel Ceballos Fernández. O como dicen otros…”El arte como pan del pobre”.

-MEDIAPUNTA: Modric e Isco.

Aunque los dos parten como titulares, ambos se sustituirán mutuamente, al igual que ambos jugarán muchas veces juntos como titulares. Lopetegui en la selección, a veces jugaba con sólo tres centrocampistas y otras veces con cinco, con lo cual la pareja Modric-Isco será una pareja que habitualmente veremos compartiendo once y césped en el verde del Bernabéu.

Dicho ésto, el Real Madrid deberá tener especial cuidado con el estado físico de Luka Modric. Al venir de un mundial en el cual Croacia ha sido finalista del mismo, la pretemporada de Modric será más corta e irregular que la del resto de sus compañeros. Además de esta circunstancia, el nueve de septiembre del presente año, Luka Modric cumplirá treinta y tres años de edad, con lo cual si queremos que llegue a la parte decisiva de la temporada en el estado físico más óptimo, deberemos ir reservandolo de los partidos menos determinantes.

-EXTREMOS: Bale, Asensio, Lucas Vázquez y fichaje.

En la incógnita de ese fichaje, surjen varios nombres con el detonante común del regate. Si Neymar y Hazard son los preferidos de cualquier gusto pensante, lo son porque ambos aman el regate icluso más que al propio fútbol. Ellos, viciosos del balón, juegan en un rinconcito del campo un partido que el resto de sus compañeros nunca jugarán. Y es que, día sí y día también, estos dribladores ven pasillos donde otros solo ven infranqueables muros defensivos.

Uno de los defectos que este Madrid viene acusando los últimos años, es la impermeabilidad que tiene con aquellos equipos que juntan hasta diez jugadores por detrás del balón. Mientras nuestros rivales por la liga, disponen de futbolistas de precisión en pequeños espacios de campo (Messi, Suárez o Coutinho), el punto fuerte de los nuestros son los largos espacios del terreno de juego (Bale o Asensio). Por ello es necesario fichar regate y dribling, y es que, para aliviar el resultado mucho antes del final de partido, deberemos asegurarnos romper el mismo por todos los medios posibles. Y el más bello y directo, sin lugar a dudas, es el regate.

James y Vinicius, podrían también convertirse en comodines del cual el Madrid podría tirar para esa posición, si primero, el Bayern de Munich desbloqueara la cesión del extraordinario jugador colombiano, y segundo, el joven Vinicius, demostrará durante la pretemporada, que su proceso de formación ha acabado y tiene nivel más que suficiente para pertenecer a la primera plantilla del Real Madrid.

Por último, en esta demarcación, sería importante que el club comprendiera la monumental pérdida que hemos sufrido con la salida de Cristiano, y que en esta zona del campo, la extraordinaria calidad sólo se sustituye con extraordinarias cuantías económicas. Por ello, si tenemos que hacer un fichaje por encima del valor de mercado, es precisamente aquí y en la posición de delantero centro, que a continuación pasaremos a explicar en base a gustos y carencias tenga el equipo.

4) DELANTERA

Fichaje, Benzema y De Tomás.

Para analizar el puesto de delantero centro, lo primero que tenemos que tener claro es que la ausencia de Cristiano modifica toda concepción de delantero que hemos tenido hasta la fecha. Si hasta ahora necesitábamos un delantero que se asociara con Cristiano (Benzema) y abriera la puerta del área al delantero portugués, ahora lo que demanda el equipo es un delantero que meta todos los goles que los extremos y centrocampistas le puedan suministrar. Un killer, un cazagoles, un rematador, un finalizador…Llaménlo como quieran, pero el Madrid debe rellenar la salida de Cristiano con un jugador que haga en Liga, un mínimo de treinta goles.

Hay que recordar, que las ligas no sólo se pueden perder desde la calidad, sino también desde la cantidad, y es que si nuestros rivales sobrepasan los cien goles a favor en liga, poco podremos hacer si seguimos jugando con un delantero centro que en los últimos dos años ha anotado once goles y cinco respectivamente.

Por ello me valen muchos y a la vez me valen pocos. Algunos no encajan por edad y otros porque aún se les antoja verde su rendimiento. Dicho ésto, delanteros como Kane, Cavani o Lewandowsky son el prototipo de delanteros que nuestro área está demandando desde hace mucho. Otro de los aspectos a destacar si Benzema es contrario a partir como delantero suplente, sería la idea de repescar a Mariano del Olimpique de Lyon, quien el Madrid aún guarda el 35% de sus derechos y su fichaje saldría a un precio muy económico.

¿Problemas? Los clubes vendedores. Pero ya va siendo hora que Florentino se arremangue y cierre una operación de las que vuelva a llenar y reventar el Bernabéu el día de su presentación. Y recuerden, no nos vale cualquier cosa. Porque sino, no nos llamaríamos Real Madrid.

Sólo los elegantes desfilan por su pasarela. Sólo los más fuertes sobreviven a sus encantos.

Florentino se quita las gafas, apaga su flexo y deja el dedal de su amada Pitina sobre un hermoso cuadro que Cristiano le firmó un día.

Y es que eso es lo que diferencia al Real Madrid del resto de clubes del mundo; que él siempre estará de moda.

Deja un comentario