Crónica Real Madrid 2-0 Getafe | Jornada 1 Liga Santander

El Real Madrid debuta con victoria en la Liga 2018/2019 | Real Madrid 2-0 Getafe

Real Madrid 2-0 Getafe: “Victoria fácil para olvidar el pasado”

La Liga ha descorrido el telón de la temporada 2018/2019 en el Santiago Bernabéu y lo ha hecho con una plácida victoria de los de Julen Lopetegui ante el Getafe, en un encuentro sin demasiada historia y en el que el único aliciente pasaba por ver cómo recibía el público al equipo tras el batacazo de la Supercopa.

En un Bernabéu semivacío, Lopetegui presentó alguna novedad con respecto al que saltó al césped en Tallin ante el Atlético el pasado miércoles. La más importante, el cambio de Nacho por Raphaël Varane en el eje defensivo y la entrada de Ceballos por Casemiro en el centro del campo, así como la continuidad de Navas en la portería, por delante del recién llegado Courtois.

Finalmente, y tras un encuentro ciertamente plácido, el Real Madrid se llevó los tres primeros puntos de la nueva temporada, con una imagen ciertamente prometedora y, sobre todo, con la portería a cero, algo que cuesta ver desde hace años en este equipo, sea quien sea su entrenador.

Primera parte de dominio absoluto de los blancos

Nada más pitar el inicio, se vio rápidamente la propuesta de Julen Lopetegui para este nuevo Real Madrid. Un Madrid dominante, con circulación rápida de balón y movimiento de una banda a otra, superando la férrea y, por momento, excesivamente agresiva defensa getafense.

Primer once liguero de Lopetegui | Real Madrid 2-0 Getafe

Con un Bale y un Benzema auténticamente estelares, sin las ataduras de otras épocas, con una movilidad absoluta por todo el ataque, ambos jugadores han asumido a la perfección la responsabilidad del ataque madridista. Mientras que el francés engranaba de maravilla con Ceballos, Bale cambiaba constantemente de banda, generando y aprovechando huecos y volviendo literalmente loco a la defensa azulona.

Fruto de esa movilidad surgió la primera gran oportunidad del Real Madrid a los tres minutos del partido, cuando un gran pase lejano de Ramos a la espalda de la defensa del Getafe, que aprovechó Bale para disparar a la escuadra de David Soria, obligándole a realizar una magnífica intervención.

Desgraciadamente, la jugada quedó invalidada por el fuera de juego, por muy poco, del galés pero sirvió para dar el primer susto al equipo de Bordalás y avisarles de que intentar jugar con una defensa adelantada podría ser algo suicida esa noche.

El segundo avisó llegó pasado el primer cuarto de hora del partido llegó de nuevo en las botas, o mejor dicho, en la cabeza de Bale, que remató de forma acrobática un gran centro de Marcelo desde la izquierda pero el balón acabó estrellándose contra el larguero de Soria.

No hubo tiempo a un tercer aviso ya que, en pleno monólogo madridista, en el minuto 20, un magnífico pase de Bale desde la izquierda al centro del área fue despejado de puños por el meta getafense con un manotazo bastante blandito.

El balón le cayó directamente a la cabeza de Carvajal casi en la frontal del área y el lateral de Leganés picó perfectamente por encima de la defensa y la pelota se alojó suavemente por la escuadra de la portería getafense para anotar el primer tanto de la noche.

Dani Carvajal, celebrando su gol | Real Madrid 2-0 Getafe

Seis minutos más tarde pudo sentenciar el Real Madrid en una grandiosa jugada trenzada al primer toque entre Benzema, Ceballos y Asensio acabó con un precipitado disparo del delantero balear que se fue por encima de la portería.

Al filo de la media hora, el VAR tuvo su primera intervención en el Bernabéu y lo hizo para anular un claro penalti a Ramos, que fue empujado por Damián cuando se disponía a rematar a puerta vacía, y señalar fuera de juego previo de Benzema decretado desde la “sala de máquinas”.

No intervino, sin embargo, unos minutos más tarde para señalar como tarjeta roja un claro directo de Amath Ndiaye a la mandíbula de Carvajal, que el colegiado catalán castigó con una tibia tarjeta amarilla.

Como tampoco lo hizo cuando el mismo colegiado le anuló un gol a Ramos en el minuto 43 por un más que discutible empujón del camero a Cabrera en la disputa por la posición entre ambos jugadores que no parecía en absoluto punible, a la salida de una falta botada por Kroos.

Sin tiempo para más, y tras un sinfin de patadas de los jugadores azulones, saldada con apenas cuatro amarillas, Estrada Fernández decretó el fin de la primera mitad.

Relajación y tranquilidad tras el gol de Bale

La segunda mitad comenzó con un dibujo muy similar en cuanto a la disposición táctica de los de Lopetegui, mandando en el campo, moviendo bien y con criterio la pelota, tirando de presión tras pérdida y tratando de aprovechar la movilidad de los de delante.

Fruto de esa presión llegó el segundo y definitivo gol de la noche. En el minuto 50, Asensio encimó a Djené para robarle el balón tras un error en el control. El mallorquín ganó la banda y pudo poner un magnífico centro raso al área pequeña que cayó en los dominios de Bale.

Sin pensárselo dos veces y en una difícil posición, engatilló una volea que sorprendió a David Soria y, aunque el balón golpeó en el cuerpo del meta, el balón acabó alojándose junto a palo.

Bale en el momento de rematar a puerta para marcar el segundo | Real Madrid 2-0 Getafe

A partir de ahí, el partido entró en una fase de “calma chicha” en la que el Madrid rebajó sensiblemente el ritmo.

Empezaron los cambios, con la entrada de Casemiro por un desacertadísimo Isco en el minuto 58 y de Modric por Ceballos apenas 10 minutos más tarde y el equipo lo notó, si bien en el minuto 54, Asensio mandó al palo derecho de Soria un durísimo disparo desde fuera del área.

Entre el excesivo “ardor guerrero” empleado por jugadores como Arambarri o Djené, que coquetearon seriamente con la segunda amarilla, la entrada de Iván Alejo en el Getafe y la comprensible relajación del equipo en la presión, los de Bordalás mostraron algo más de mordiente.

Sin embargo, ahí emergió la imperial figura de Nacho, que se convirtió en el necesario guardia de seguridad para tapar, entre otros, un gravísimo error de Kroos en el minuto 71.

El alemán cedió de cabeza a Angel en el área madridista y que el canterano madridista sacó de forma espectacular arrojándose a los pies del delantero azulón cuando se disponía a ejecutar a Navas, completamente solo.

Espectacular partido de Nacho | Real Madrid 2-0 Getafe

Dos minutos más tarde, el Getafe pudo acortar distancias en una gran jugada combinativa iniciada por Mata, que cambió el balón de dirección hacia la izquierda, en dirección a Alejo. El delantero getafense, sin oposición, aprovechó el enorme hueco dejado por Marcelo para asistir al segundo palo pero Angel no llegó por poco.

Los últimos 15 minutos, ya con Lucas Vázquez en el campo en lugar de Bale, fueron absolutamente anodinos, con el Madrid dueño y señor de la pelota, tocando y tocando, con la única intención de dejar pasar el tiempo.

Y tratando de sobrevivir a la dureza de Djené y Bruno, que se emplearon en los últimos instantes con una dureza tan innecesaria como absurda, con la permisividad de Estrada Fernández quien, tras tres minutos de descuento, señaló el final del partido.

Deja un comentario