Crónica Real Madrid 4-1 Leganés | Jornada 3 Liga Santander

Gareth Bale continúa en estado de gracia y volvió a marcar | Real Madrid 4-1 Leganés

Real Madrid 4-1 Leganés: “La familia crece”

El Real Madrid de Lopetegui sigue creciendo y haciéndose más sólido, tanto en defensa como en ataque y ha goleado al Leganés en un gran encuentro coral, en el que Benzema sigue brillando con luz propia.

El francés, que en apenas tres jornadas de Liga ya ha alcanzado prácticamente sus cifras goleadoras de toda la pasada temporada, lideró junto a Bale a un gran Real Madrid que, salvo el penalti -tan infantil como innecesario- que metió al Leganés de nuevo en el partido, se mostró brillante y rocoso, sin apenas fisuras en sus líneas.

Y de nuevo, gran protagonismo para el VAR, que volvió a ser decisivo para la concesión de un nuevo gol para el Real Madrid. Un gol que, siguiendo con la antigua tradición, fue inicialmente anulado por el colegiado Jaime Latre de forma inexplicable pero que, gracias a la intervención del VAR se demostró la inexistencia de la falta señalada a Benzema en su remate y el tanto subió al marcador.

Por otra parte, decir que antes del inicio del partido Keylor Navas, Ramos y Modric ofrecieron a público del Bernabéu sus recientes premios que la UEFA les entregó en la última gala, como mejores jugadores de la pasada temporada.

El ansiado debut de Courtois

Julen Lopetegui volvió a apostar por las rotaciones y a mover el banquillo. La primera y más importante novedad fue el debut bajo los palos de Thibaut Courtois, como la vuelta a la titularidad de Varane y Modric, en detrimento de Navas, Nacho e Isco.

Por fin llegó el ansiado debut de Courtois con el Real Madrid | Real Madrid 4-1 Leganés

El inicio del partido del Real Madrid fue arrollador en los primeros minutos. A pesar de los intentos de Pellegrino, que situó a su equipo muy cerrado atrás con las líneas muy juntas, los de Lopetegui desbordaron en todo momento al Leganés con su presión adelantada y una movilidad en la circulación de la pelota, que hizo que los pepineros apenas tocasen el balón.

Fruto de esa movilidad surgió la primera oportunidad del Madrid cuando, con tan solo cinco minutos disputados, Asensio aprovechó un gran pase de Marcelo para ganar la espalda de la defensa y plantarse solo ante Cuéllar pero el balear picó excesivamente por encima del meta y la pelota se fue ligeramente por encima del larguero.

La sensación de dominio era absoluta, casi tanto como el convencimiento de que el Madrid iba a marcar más pronto que tarde. Y así fue.

Cuando el reloj marcaba el minuto 17 Ramos se despachó un excepcional balón al área que cabeceó Carvajal desde la derecha hacia el área pequeña. El balón quedó muerto en los dominios de Bale quien, como un auténtico “9”, enganchó una difícil volea que se coló por encima de Cuéllar, quien a pesar de llegar a tocar la pelota no pudo evitar el gol del galés.

Con el primer gol en la buchaca, el Madrid no hizo sino acrecentar su dominio, entre otras cosas por la indefinición en el planteamiento del Leganés, que no sabía si abrirse para buscar con más ahínco alguna contra, dado que no había cruzado aún el mediocampo madridista, o aguantar el tipo, sabedores que con más espacios, el partido podría acabar en una goleada blanca.

Asensio estuvo a punto de anotar el segundo unos pocos minutos más tarde en una magnífica jugada personal pero el Madrid tiene estas cosas y es que, cuando mejor estaba, regaló un penalti tan absurdo como claro en el minuto 23.

Asensio estuvo a punto de marcar nada más empezar el partido | Real Madrid 4-1 Leganés

En la primera vez que el Leganés pisaba el área madridista, Casemiro llegó tarde para interceptar una aparentemente inocua internada de Eraso y le derribó en las mismas narices del árbitro, que no dudó en señalar los 11 metros.

El lanzamiento, a cargo de Guido Carrillo, fue impecable, duro, raso y pegado a la base del poste izquierdo del debutante Courtois, que o pudo hacer nada para evitar el empate.

Ese gol volvió a meter en el partido a los de Pellegrino, que veían cómo se les enderezaba una situación ciertamente complicada, al tiempo que reforzaron su planteamiento inicial, ante un Madrid que había acusado el golpe.

Sin llegar a descomponerse, los instantes posteriores al gol fueron los peores del Real Madrid en el partido. Aunque dominaron el balón, lo cierto es  que necesitaron más de un cuarto de hora en volver a pisar el área y mostrar de nuevo los dientes ante un Leganés muy bien plantado en el campo.

En los últimos cinco minutos los de Lopetegui dispusieron de dos grandes ocasiones casi consecutivas. La primera con un disparo lejano de Bale que se fue por encima del marco y la segunda, tras un gran remate a bocajarro de Benzema que desvió Cuéllar con una gran parada.

Finalmente, el partido se fue al descanso, instantes después de que el meta del Leganés atajase bajo palos y sin problemas un disparo de Asensio.

Benzema y el VAR, protagonistas de la segunda parte

Con apenas dos minutos disputados tras la reanudación, el Real Madrid le asestó el golpe definitivo al partido con el polémico gol de Karim Benzema, que remató de cabeza suave y pegado al palo de Cuéllar un excepcional pase de Asensio desde la izquierda.

El remate, impecable en la ejecución, fue sorprendentemente anulado por Jaime Latre, indicando una inexistente falta del francés en su disputa con Silva por hacerse con la posición. Sin embargo, el VAR funcionó y obligó al colegiado a reconsiderar su decisión, concediendo finalmente el tanto.

De este golpe el Leganés ya no se pudo recuperar y se descosió por completo, incapaz de ofrecer respuesta al excelente juego rápido y vertical del Real Madrid, con Bale y Asensio martilleando una y otra vez las bandas.

Con el Madrid desatado y el partido roto, pudieron caer dos goles más. Uno de Benzema, que desvió Bustinza desde el suelo tras una gran jugada personal del galo y otro de Kroos, que remató de forma acrobática, que se marchó rozando el palo izquierdo de Cuéllar.

Aperitivos de lo que iba a producirse, cuando el partido alcanzó sus primero 60 minutos, llegó la sentencia. En una maravillosa jugada coral en la frontal del área prácticamente al primer toque entre Bale, Marcelo, Benzema y Modric, el balón le volvió a caer al francés, que depositó el balón pegado a la base del poste derecho de la meta “pepinera”.

Ya con Isco en el campo en lugar de Modric, en el minuto 64 Marcelo se inventó un maravilloso pase de tacón a la espalda de la defensa que aprovechó Asensio para ganar la línea de fondo y Bustinza, ya sin posibilidad de disputar la pelota, trabó al balear y el árbitro decretó penalti.

Como en ocasiones precedentes, Sergio Ramos fue el encargado de su lanzamiento y, con una brillante ejecución, batió a Cuéllar para anotar el cuarto.

Impecable ejecución del penalti por parte de Sergio Ramos | Real Madrid 4-1 Leganés

A partir de ahí el Madrid no quiso hacer más sangre, bajó los brazos y se dedicó a controlarel partido y dejar pasar el tiempo, gastando las mínimas energías.

Isco dejó un par de pinceladas maravillosas en forma de regates imposibles y Bale y Asensio buscaron un par de veces más la portería del Leganés. Pero ya no hubo más en un Bernabéu que se quedó sin ver debutar a su flamante nuevo fichaje, Mariano, ya que Lopetegui optó por dar entrada en el campo a Ceballos y Lucas Vázquez por Asensio y Bale.

Deja un comentario