Debate: ¿Debe el Real Madrid cesar ya a Julen Lopetegui?

Este domingo algunas emisoras de radio empezaron a filtrar que el Real Madrid estaría barajando cesar a Julen Lopetegui en base a los últimos malos resultados que, afortunadamente, han quedado diluidos por el mal momento del Barça,

Y en Meritocracia Blanca no nos hemos querido quedar al margen y hemos trasladado  este debate a dos de nuestros miembros más ilustres, quienes exponen aquí sus motivos a favor y en contra del cese del entrenador blanco.

A FAVOR DEL CESE: Andrés Martínez (@LosSublimes)

Existen dos expresiones antagonistas para la solución de un problema. La primera la formuló hace unos años el cómico José Mota con su “hoy no, mañana”. Es la frase fetiche de vagos y pecho fríos, con la cual se aseguran que el problema se abordará más tarde, rehuyéndolo.

La otra expresión es la de “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. Es posible que Florentino se debata en si dejar para mañana lo de despedir a Lopetegui o hacerlo ya mismo.

Parece que existe como en los contratos públicos una fecha de contrato de un año con evaluación en junio del trabajo, con un parcial en diciembre. Si el entrenador da visos de que ha perdido la Liga en diciembre y los jugadores no le responderán, se le despide tras suspender la prueba parcial.

El problema es que quizás es demasiado tarde y lo que se ha dejado para mañana, el despido, provoca que ya no vayas a ganar gran cosa. Mi impresión es que Florentino debe bajar al barro y hacer la prueba parcial mañana mismo, aprovechando el parón de Selecciones.

Hemos tenido la suerte de que el Barcelona, Atlético y otros rivales arrancaran mal, que pincharan tanto como nosotros, una clase de suerte que no se da casi nunca y que encima no se prolongará mucho más. El Atlético ya ha cogido velocidad de crucero y el Barcelona podría no toparse ya más con los palos.

En circunstancias normales estaríamos ahora mismo ya a 7 puntos del Barcelona con la sensación de que hemos tirado la Liga en octubre, pero la suerte nos ha sonreído y no deberíamos desaprovecharlo.

Florentino debe bajar y hablar con Lopetegui para saber de qué madera está hecho, que se puede esperar de él y que hoja de ruta tiene marcada. Necesitamos saber si vamos a seguir pinchando o el entrenador va cambiar el rumbo. Si esperas a Diciembre lo mismo estaremos ya a 7 puntos del Barcelona con el Clásico como herida mortal.

A Benítez se le dejó fracasar sabiendo ya que estaba suspendido, tuvimos que cargar con la losa de una humillación contra el Barça. No nos merecemos otra cosa igual, no nos merecemos que Lopetegui, tras varios fiascos, termine llevándonos a una goleada más y luego marchándose.

Florentino debería preguntar a Lopetegui varias cosas a mi entender. La primera y más importante debería saber qué juego es el que está intentando imponer en el Real Madrid, porque no lo tenemos muy claro algunos.

Parece como si saliéramos a hacer rondos en el campo y meternos en la portería, pero luego ya en los últimos minutos, apurados, nos dedicamos a tirar centros absurdos con el rival cerrado y seguro. Florentino debe despedirle inmediatamente si Lopetegui le confirma que es de la cuerda de Guardiola, Paco Jémez y del abuelo Lillo.

En ese momento se debería cesar al entrenador sin dudarlo, porque es un estilo que no va a funcionar. Actualmente el juego de posesión es contrarrestado por cualquier equipo con cierta seriedad. De hecho ese estilo solo se dio positivo en ciertos equipos, momentos y jugadores.

El Barcelona de Guardiola con su impunidad arbitral se le permitía hacer faltas tácticas y contrarrestar los contragolpes, además de tener una red que le suministraba penaltis y expulsiones en momentos determinados y un Leo Messi excelso.

Eso y unos jugadores muy determinados que en cuanto se fueron dejaron incapacitado a su equipo para jugar así, como vemos ahora. El Bayern de Guardiola fue violado por el Real Madrid, el City igualmente, y cuantos me queráis nombrar.

Es importante saber si Lopetegui pretende que seamos un equipo Jemenizado o tiene un plan que nos hará disfrutar de nuevo con el juego de nuestro equipo. El seguidor del Real Madrid solo quiere ganar, no quiere poesía ni nada, quiere ganar. Si algo tengo claro es que le gustan los partidos vibrantes, de pasión desatada, ganar sin proponer más que marcar un gol más que el rival.

El seguidor no desea que la Prensa elogie su juego, por el contrario se encuentra cómodo en escenarios de crispación. Es por ello que si Florentino no actúa ahora por miedo a los disturbios, tendrá finalmente los disturbios y luego la guerra. Si no despide a Lopetegui ahora mismo (tras saber que es un Jemezista), en unas semanas lo hará con la Liga perdida.

Si por el contrario Lopetegui explica que su juego mejorará y que únicamente necesita unos días para acoplar a los jugadores y que para nada quiere juego de posesión esteril, entonces dejemos un poco de tiempo.

Mi opinión es que Lopetegui pretende jugar con presión alta, recuperar el balón y dominar el partido secuestrando el balón. Yo no comparto esa idea del juego ya que el fútbol debe ser libre, debe permitir partidos vibrantes. Se puede dominar un partido sin necesidad de secuestrar la pelota.

Tenemos jugadores que juegan bien en los espacios y los tenemos infrautilizados por robar el balón y ponernos a tocar estérilmente. O Lopetegui lo entiende, o en mayo verá como el nuevo entrenador juega las semifinales, con la Liga perdida, con el equipo como siempre en ataques vibrantes. Ese es nuestro Madrid.


EN CONTRA DEL CESE: Diego J. Montero (@djmontero)

Radicalmente NO. Si hasta en una actividad tan denostada como es la Política se le conceden al presidente electo un período de gracia de 100 días, ¿cómo no se lo vamos a dar a Julen Lopetegui, que no lleva ni 75?

Arrancar un proyecto desde cero no es tarea fácil y necesita cierto período de adaptación que, ni siempre ha de ser el mismo ni, por descontado, tiene un plazo estándar sino que es variable y depende de infinidad de factores para que esas piezas vayan ensamblándose.

Pero es que, para más inri, este nuevo proyecto ha nacido con un hándicap fundamental como es la ausencia de Cristiano Ronaldo. Un jugador clave y definitivo como pocos ha habido en la historia del club y a cuyo alrededor se había estructurado prácticamente todo el juego del equipo.

Desacostumbrar a todo un colectivo a esa forma de jugar y entender el juego, y, que, en el mejor de los casos llevaba más de un año trabajando por y para el portugués, no es algo en absoluto baladí.

Todo lo contrario. Los jugadores, los veteranos y las nuevas incorporaciones –que a pesar de lo que nos vendan sí han llegado- a los fundamentos tácticos de Lopetegui, basados en una presión altísima de todo el equipo sobre la salida de balón del rival y en un fútbol mucho m´sa “coral” y colectivo, aderezado de una circulación rápida del balón de banda a banda, como ya se ha podido ver en algunos, bastantes, momentos de la temporada no es tarea fácil.

En la pretemporada se pudieron ver algunos atisbos de ese fútbol que, lejos de lo que nos dicen los más puristas, no se parece en nada al tiki-taka insípido, plano e insulso de los equipos de Guardiola y otros apóstoles del juego de toque.

Y si se ha logrado en unas cuantas ocasiones y el público ha salido más que satisfecho con el resultado, no entiendo por qué se duda tanto. De hecho, el resumen más claro de que lo que persigue Lopetegui alcanzó su cima el día del partido de Champions ante la Roma hace apenas un par de semanas, aunque como digo, hemos podido ver momentos de muy buen juego y resultados en otros partidos como contra el Leganés o el Getafe en Liga.

Ahora bien, no es menos cierto que el equipo sigue adoleciendo de una endeblez extraordinaria en defensa, un mal endémico que arrastramos desde tiempo inmemorial. La imposibilidad de conseguir un buen balance defensivo y acabar los partidos sin encajar, especialmente debido a errores de concentración graves, muchos de ellos bastante groseros, nos ha lastrado y mucho.

¿Es eso culpa de Lopetegui? Sí y no. Que Varane se trague un balón absurdo y sencillo en el primer minuto de la Supercopa ante Diego Costa que nos cuesta el primer gol del partido no creo que sea culpa del técnico vasco. Como del hecho que Kroos se juegue un balón absurdo con una volea ridícula que acaba en los pies de un delantero del CSKA en el primer minuto y nos ponga el partido en chino. Y como estos, unos cuantos más.

Ahora bien, la situación de Lopetegui es bien peligrosa ya que está dando muestras alarmantes de estar cayendo en una peligrosa tentación como es la de echarse en brazos de las vacas sagradas del vestuario.

Un craso error del que está mostrando síntomas como por ejemplo darle todo el mando en plaza a Sergio Ramos, que como hemos podido ver estos meses, hace y deshace a su antojo. O alineando a Marcelo cuando salta a la vista que no está en condiciones ni de ir convocado o contando con Lucas Vázquez, infinitamente a años-luz del Lucas Vázquez estelar de otras temporadas, entre otras cosas.

La experiencia de entrenadores rendidos al núcleo duro del vestuario, especialmente en el Real Madrid, ha acabado siempre igual. Pan para hoy y hambre para mañana. Y si Lopetegui ha de caer, que lo haga con sus ideas y con la cabeza bien alta, que dignidad le sobra.

1 pensamiento en “Debate: ¿Debe el Real Madrid cesar ya a Julen Lopetegui?”

  1. Cese ya. Bueno debió ser tras Vitoria. Lo normal será perder en el clásico, aún con el peor Barcelona y tocado de los últimos años… 3 puntos de desventaja más y gol average. Debe ser destituido cuanto antes.

Deja un comentario