Notas FC Barcelona 5-1 Real Madrid | Jornada 10 Liga Santander

Courtois: 6. Bien. El belga fue de lo poco potable que tuvo el Real Madrid. No pudo hacer nada en los goles y encima sacó algún que otro balón comprometido, que habría dejado la goleada en algo mucho más dramático.

Nacho: 2. Suspenso. El peor partido que le recuerdo al canterano blanco. Lento y espeso como nunca, fue triturado literalmente por Jordi Alba, que hizo lo que quiso con él y le destapó todas sus carencias.

Sergio Ramos. 2. Suspenso. El camero sigue en picado en su rendimiento y además de que estuvo descolocado en todo momento, no dio una a derechas, ni en defensa ni en ataque. Su exceso de confianza no sólo nos costó un gol, el cuarto, sino que sus fallos en los despejes fueron en ocasiones auténticas asistencias para los delanteros culés.

Varane: 2. Suspenso. Pésimo partido del galo, que jugó timorato, lento y con la colocación de un juvenil. Su penalti le dejó en muy mal lugar, al llegar tarde a un balón sencillo de cortar y estuvo todo el rato superado por Luis Suárez. Fue sustituido al descanso por unas molestias.

Marcelo: 5. Aprobado. Defensivamente apenas estuvo exigido ya que el Barça centró casi todos sus esfuerzos ofensivos por la banda de Nacho, lo que le permitió incorporarse con alegría al ataque, sobre todo en la segunda parte, en la que fue de lo mejor del equipo. Se lesionó nuevamente y tuvo que dejar el campo antes de tiempo.

Casemiro: 4. Suspenso. Sencillamente, no existió. Estuvo en tierra de nadie en la primera parte y en la segunda, incrustado en defensa, adoleció de contundencia y colocación, como se pudo ver en el tercer gol azulgrana.

Modric: 2. Suspenso. Parece increíble pensar que este jugador era el motor del equipo y el mejor jugador del Mundial de Rusia hace apenas cuatro meses. Absolutamente desdibujado, se le vio lento, con ritmo cansino y sin la clarividencia en el pase de antaño. Una caricatura de sí mismo.

Kroos: 4. Suspenso. Absolutamente intrascendente durante todo el partido. El balón apenas sí pasó por sus botas y tampoco aportó nada defensivamente, donde se le volvió a ver muy blando en la presión al centro del campo rival.

Isco: 3. Suspenso. Lo hizo todo mal. No eligió bien ni una sola de las veces. No supo entender lo que el partido necesitaba, especialmente cuando en la segunda parte, el encuentro requería velocidad y verticalidad en el ataque y retuvo excesivamente el balón en vez de lanzar las contras, haciendo inservibles los desmarques de ruptura de Bale y Benzema.

Benzema: 6. Bien. Asumió la labor de engranaje ofensivo, sobre todo en el arranque de la segunda mitad, coincidiendo con los mejores momentos de fútbol del Real Madrid. Se ofreció, movió bien al ataque pero sus compañeros, especialmente Isco, no le supieron ver.

Bale: 4. Suspenso. Inédito en la primera mitad, tuvo que bajar en infinidad de ocasiones a defender para poder tener contacto con el balón, lo que le hacía perder su valor en ataque. En la segunda, intentó romper y aprovechar los huecos pero no le vieron sus compañeros y pasó inadvertido y tuvo que ser sustituido.

Lucas Vázquez: 5. Aprobado. Más corazón que juego y cabeza, con su salida a campo y la adopción del nuevo sistema, el gallego al menos aportó ganas, trabajo y sacrificio y protagonizó por su banda los minutos de máximo peligro del equipo. Sin embargo, perdió muchos balones y sus centros apenas sí tuvieron relevancia.

Asensio: Sin calificar.

Mariano: Sin calificar

Keylor Navas: No jugó.

Odriozola: No jugó.

Fede Valverde: No jugó

Kiko Casilla: Descartado.

Reguilón: Descartado

Marcos Llorente: Descartado

Vinicius: Descartado


Julen Lopetegui: 2. Suspenso. Su planteamiento inicial fue un fiasco en tanto en cuanto dejó el lateral derecho en manos de un jugador absolutamente fuera de forma y desbordado como Nacho en vez de poner a un lateral derecho puro como Odriozola. Y lo mismo se puede decir del resto de la alineación defensiva.

Pero es que además, volvió a darle confianza a un centro del campo que lleva semanas en un pésimo estado en vez de dar entrada a jugadores en mejor forma como Ceballos o Llorente e incluso Fede Valverde, que jugó unos excelentes minutos en Champions.

Se puso en manos del núcleo duro y éste, por unas causas u otras, físicas o mentales, le han fallado y ahora está más que nunca con un pie y medio fuera del Madrid.

Deja un comentario