Adidas firma con el Real Madrid el mayor contrato de la historia

Se ha hecho mucho de rogar y, durante estos últimos meses había dado mucho de qué hablar pero finalmente ha llegado y, desde luego no ha defraudado en absoluto.

Me refiero al nuevo contrato de patrocinio que va a firmar la marca deportiva alemana Adidas con el Real Madrid y que va a suponer un nuevo hito mundial en lo que al mundo del marketing y las finanzas se refiere.

Adidas, la marca que viene suministrando la ropa deportiva al Real Madrid de forma ininterrumpida desde 1998, ha anunciado la renovación de su contrato para los próximos 10 años, en los que el club blanco percibirá la astronómica cantidad de 1.100 millones de euros fijos y la posibiidad de alcanzar 400 millones adicionales en variables.

Esta renovación milmillonaria sitúa al Real Madrid en la cima de los equipos que más ingresos va a percibir por llevar una determinada marca, superando con creces las cantidades que hasta ahora otros clubes venían recibiendo por este concepto.

En 2014 el Manchester United hacía saltar la banca cuando cambió a Nike por Adidas a cambio de 96 millones por temporada en 10 años, lo que le situó en el Olimpo de los ingresos publicitarios deportivo mundiales. Un puesto que le duró bien poco ya que fue destronado por el Barça en 2016 cuando renovó con Nike por la nada despreciable cifra de 105 millones fijos más 50 en variables al año.

El actual acuerdo entre Adidas y el Real Madrid, que vencía en 2020 y que ya había sido revisado al alza en 2012, se había quedado ciertamente desfasado ya que apenas llegaba a los 40 millones anuales, lo que había hecho a los responsables del club blanco a escuchar ofertas sensiblemente superiores a cargo de Nike y Under Armour.

Sin embargo, el peso de tener 13 Champions en su bocamanga y la vitola de ser el equipo más laureado del mundo, le han permitido ganar el pulso a Adidas y triplicar su actual cifra de ingresos y llevarla hasta los 110 millones al año, que podrían ser hasta 150 (40 más) en base a una serie de variables.

Una cantidad que, unida a los 70 millones de euros anuales que le paga Fly Emirates, la aerolínea de Dubai, por llevar su publicidad, van a convertir al Real Madrid en el equipo mejor pagado del mundo y a su camiseta la más rentable.

Unas cifras que dejan en pañales aquellos 1.000 millones de las antiguas pesetas (6 millones de euros) que le pagó la marca española Kelme en 1994 al Real Madrid en cinco años, a razón de 200 millones de pesetas (1,2 millones de euros) por temporada.

Un contrato que, dicho sea de paso, nunca se llegó a cumplir hasta el final porque Adidas pagó la penalización por su ruptura en 1998 y, a partir de la temporada 1998/1999 comenzó a equipar al club blanco.

Deja un comentario