Gareth Bale, Balón de Oro y máximo goleador del Mundial de Clubes

Gareth Bale sigue engrandeciendo su leyenda, escrita con letras de oro cada vez más grandes en la historia de este club y, pese a las críticas recibidas estos últimos meses, lo cierto es que el galés se ha llevado el Balón de Oro del campeonato y se ha proclamado el máximo goleador del mismo con tres tantos.

Al galés le ha bastado con el hat-trick logrado por el jugador de Cardiff en el primer partido ante el Kashima para llevarse la distinción al máximo artillero del Mundial aunque bien pudo haber aumentado esa cifra, de haber tenido una pizca de suerte en alguno de los muchos remates que tuvo en la Final y que el portero del Al-Ain, Khalid Eisa, desbarató o si su espectacular chilena hubiese entrado.

Aun así, su desempeño en el ataque madridista y su buen campeonato en términos generales, le han servido para ser elegido como el jugador más valioso del Mundial de Clubes. Un premio que compartío con Caio, el brasileño del Al-Ain, que se llevó el Balón de Plata y el colombiano de River Plate, Santos Borré, que se hizo con el de Bronce.

Marcos Llorente, MVP de la Final

Por su parte, Marcos Llorente ha visto, por fin, recompensada de forma pública sus últimas actuaciones en las que ha sido, sin duda, uno de los mejores jugadores del equipo y el recambio ideal para Casemiro durante el tiempo en que el brasileño estuvo fuera a causa de una lesión.

Este premio, como reconocimiento a su excepcional partido, culminado con un auténtico golazo, como fue el segundo tanto madridista, es el digno colofón a un trabajo colosal, iniciado el pasado mes  de noviembre cuando Llorente, que apenas había contado con la confianza de Lopetegui y de Solari, se hizo con la titularidad en el partido de vuelta de Champions ante la Roma en el Olímpico de la capital italiana y firmó un gran encuentro

Desde ese momento, el joven canterano blanco, que estaba en todas las quinielas para abandonar el club en el mercado invernal, se hizo con la titularidad hasta el punto que, hoy por hoy, es indiscutible con Solari y, desde luego, va a hacer sudar sangre a Casemiro para recuperar su puesto.

Deja un comentario