Historia de los “Clásicos” en semifinales de Copa del Rey

Pocos eventos deportivos hay en el mundo del fútbol que sean capaces de llegar a paralizar al planeta como lo hacen los enfrentamientos entre el Real Madrid y Barça. Dos equipos que representan dos formas bien distintas de entender el deporte (y la vida misma), dos mentalidades completamente diferentes y que, prácticamente, convierten cada duelo en “El Partido del Año”.

Por tanto, no es de extrañar que, si cada enfrentamiento liguero supone de por sí un seísmo de magnitud 10 en la Escala de Richter, cuando ambos equipos se cruzan de forma extraordinaria en otras competiciones como la Champions League o la Copa del Rey, el morbo y la expectación se disparan aún más.

Pues bien, en esta ocasión nos vamos a centrar no tanto en revisitar los enfrentamientos coperos entre Real Madrid y FC Barcelona -cuyos dos últimos duelos directos, en sendas finales (2011 y 2014), acabaron con triunfos blancos- sino en concreto en aquellos que han tenido lugar en las semifinales de la competición del KO.

En total, han sido siete las veces que ambos rivales se han cruzado en esta fase de la competición de Copa del Rey, con un balance favorable al Real Madrid de cuatro victorias y tres derrotas, desde que en 1902 se inició esta maravillosa rivalidad con derrota blanca, hasta el último enfrentamiento, que data de la temporada 2012/2013 y que se saldó con el triunfo madridista.

Los primeros años

Mucho ha llovido desde que en 1902 se disputase la llamada Copa de la Coronación, un torneo amistoso que se celebró en mayo de ese año para honrar la mayoría de edad del entonces Rey de España, Alfonso XIII.

El enfrentamiento, a partido único, finalizó con la derrota del Real Madrid (que por aquel entonces aún se llamaba Madrid Football Club) por 1-3. Por los blancos anotó Arthur Johnson mientras que por los culés marcaron Joan Gamper y Steinberg, este último por partida doble, en un torneo que acabó ganando el Athletic de Bibao.

Una de las primeras imágenes del Madrid Football Club de 1902

Hubo que esperar 14 años para volver a encontrarse con un duelo en semifinales de Copa del Rey entre Madrid y Barça. Ocurrió en la temporada 1915/1916. Ya a doble partido, el Real Madrid venció por 2-1 en la ida, con goles de Paulino y Martínez para los azulgrana y de Santiago Bernabeu para los madridistas.

La vuelta acabó con 4-1 para el Madrid, con un espectacular hat-trick de Santiago Bernabéu y un gol más de Petit, por el gol de Martínez.

Dado que en aquella época no existía la eliminación por diferencia de goles, hubo que ir a un tercer partido para dilucidar al finalista. Sin embargo, el empate a seis de este partido obligó a realizar un nuevo partido de desempate, que acabó con la victoria madridista por 4-2, aunque en esta ocasión el título volvió a volar a las vitrinas del Athletic de Bilbao.

Los enfrentamientos de la Copa del Generalísimo

Tras la posguerra, se recuperó el torneo copero, ahora bajo la denominación de la Copa del Generalísimo y así, en 1943, ambos equipos volvieron a cruzarse en semifinales y, de nuevo, a a doble partido.

En la ida, el Barça se impuso claramente al Real Madrid por 3-0 y cuando todos se las prometían muy felices para la vuelta, los blancos infligieron a los azulgranas la peor y más dolorosa de sus derrotas, al caer en Chamartín por un inolvidable 11-1, con cuatro tantos de Pruden, tres de Barinaga, dos de Alonso y un gol para Alsua y otro para Botella.

Sin embargo, y como en los casos precedentes, el título acabó en manos del Athletic de Bilbao, el verdadero “rey de copas” de estos años.

Imagen del marcador del viejo Chamartín con el sorprendente 11-1 de aquella tarde

No hubo que esperar mucho para el siguiente cruce ya que, apenas un año después, ambos equipos se volvieron a encontrar en semifinales de la Copa.

En la ida, el Real Madrid ganó por un exiguo 1-0, con gol de Mateos pero en la vuelta, acabaron cayendo derrotados por 3-1 y el gol de Pérez Paya fue insuficiente para eliminar a los culés. Un Barça que, curiosamente, perdió la final ante el Valencia.

La última vez que Real Madrid y Barça se cruzaron en tiempos de Franco se remonta a la temporada 1958/1959 y se resolvió con una doble derrota de los blancos, que cayeron en la ida por 2-4 y por 3-1 en la vuelta, en la temporada que los azulgranas se acabaron llevando el título.

Los úlitmos años

Hubo que esperar más de 30 años para que Real Madrid y FC Barcelona se volviesen a ver las caras en unas semifinales coperas.

La primera de ellas, ya en plena Democracia, se remonta a la temporada 1992/1993 cuando los de Benito Floro firmaron un empate a uno en el Bernabéu ante el entonces temible Dream Team de Johan Cruyff, con un solitario gol de Zamorano.

La edición de 1993 no sólo se eliminó al Barça en semifinales sino que se logró el título de Copa

Sin embargo, los blancos ganaron en el Nou Camp por 1-2, con tantos de Míchel y Zamorano. Ese año el Real Madrid ganó su antepenúltimo título copero de su historia.

La segunda y última vez que ambos equipos se han enfrentado en semifinales de Copa tardó también bastante en llegar. No fue hasta la temporada 2012/2013 y los de Mourinho protagonizaron una eliminatoria espectacular.

No tanto en la ida, disputada en el Santiago Bernabéu y que acabó con empate a un gol, con un tanto anotado por un jovencísimo Varane, que equilibró el partido tras el tanto de Cesc.

El espectáculo se produjo en la vuelta con una maravillosa exhibición del fútbol de contraataque del Real Madrid de Mourinho, que se impuso por un contundente 1-3, con dos goles de Cristiano Ronaldo (el primero de penalit) y Varane.

Un partido que siempre será recordado no sólo por la forma en la que el Real Madrid borró del mapa a los de Tito Vilanova (q.e.p.d.) aunque entrenados en ese momento de forma circunstancial por su ayudante Jordi Roura, sino por la nolvidable imagen del regate de Di María, que dejó abierto de piernas a Puyol, en el segundo gol madridista.

Desgraciadamente, aquella exhibición no sirvió para mucho ya que la final, disputada en el Santiago Bernabéu, se la llevó el Atlético de Madrid, en la prórroga de un polémico partido, donde el triste protagonismo de Clos Gómez y el desacierto madridista, acabaron por desesperar a los de Mourinho, que cerraba con esta derrota su periplo en el club blanco dado que, apenas unos pocos días más tarde, anunció su dimisión como técnico del Real Madrid.

Deja un comentario