Rudy Fernández jugará la Copa del Rey al descartarse la fractura

Cuando el codo del jugador francés del Baskonia Vincent Poirier impactó salvajemente sobre el rostro de Rudy Fernández y, sobre todo, viendo lo rápidamente que se le hinchó la cara, todo el mundo en el WiZink Center, empezando por el propio Laso, se temió lo peor.

Y es que el primer diagnóstico, realizado sobre el terreno por los servicios médicos del Real Madrid de baloncesto hablaron de una posible fractura del hueso malar del jugador mallorquín, lo que le habría dejado fuera de combate para la disputa de la Copa del Rey de baloncesto, que dará comienzo en Madrid esta misma semana.

Curiosamente, la jugada no sólo no fue sancionada con falta personal sobre el jugador galo sino que los jugadores del Baskonia, empezando por el propio Poirier, acusaron a Rudy de hacer flopping, esto es, de simular la falta y exagerar el impacto.

Sin embargo, los primeros signos de dolor y, sobre todo, la rápida hinchazón que se produjo en el rostro del jugador, obligaron a su evacuación a un centro hospitario cercano para una exploración más profunda, tal y como confirmó Laso a la finalización del partido.

“Tenemos miedo de que pueda tener algo roto porque se le ha hinchado muy rápido la cara”, afirmó el técnico vitoriano. “No sé si a mí me gustaría simular que me han partido la cara. Rudy está en el hospital”, añadió.

Finalmente, todo han sido buenas noticias para Rudy, quien podrá estar finalmente este viernes en el Wizink Center madrileño para la disputa del partido de cuartos de final ante el Estudiantes, ya que la exploración radiológica a la que ha sido sometido ha descartado la existencia de ningún tipo de fractura.

De ahí la alegría del jugador balear, que ha publicado una imagen en su cuenta de Instagram en la que, además de mostrar las consecuencias del golpe, se felicitaba del resultado de las pruebas y citando a todos en la Copa.

Deja un comentario