Crónica Valencia 2-1 Real Madrid | Jornada 30 Liga Santander

El Real Madrid fue en Mestalla la viva imagen de la impotencia | Valencia 2-1 Real Madrid

Valencia 2-1 Real Madrid: “Vergüenza ajena”

El Real Madrid sigue desangrándose y ofreciendo una lamentable imagen que ni siquiera la llegada de Zinedine Zidane ha logrado enderezar y esta noche en Mestalla ha sumado su novena derrota liguera, que se dice muy pronto.

Y no será porque no haya puesto a sus mejores jugadores sobre el césped pero ni por esas Hemos asistido a un deplorable espectáculo en el que once jugadores de blanco, o mejor dicho, hoy de rojo pasión, han brindado ante un equipo, el Valencia, que tampoco hizo gran cosa.

Pero claro, si sales al campo desmotivado, sin alma, con la actitud funcionarial del que únicamente espera que llegue la hora de salir para volver a casa, pues ocurren estas cosas, que sin realizar un excelso partido, ni mucho menos, te acaban pasando por encima.

Ni siquiera sacar el “once” de gala sirvió para dar una mejor imagen | Valencia 2-1 Real Madrid

De hecho, sólo la pésima puntería de los delanteros valencianistas y el acierto goleador, una vez más, de Karim Benzema para maquillar el resultado, impidieron que los de Zidane se volvieran a casa con un resultado ofensivo en la buchaca y una sensación aún mayor de desamparo.

Y es que el centro del campo esta noche no ha existido. Jugadores como Casemiro, Kroos y hasta el siempre luchador Luka Modric, hoy parecían fantasmas en Mestalla. La defensa, hoy de esas que llaman “de gala”, ha sido más blanda que la de un equipo de solteros contra casados y hasta Keylor Navas, hoy de nuevo bajo palos, era un mar de nervios y se tragó el primer gol de la misma forma que se tragaban los sables aquellos fakires del viejo Circo Price.

Ni un atisbo de presión, de lucha, de intensidad. Nada. Es cierto que hasta bien entrada la primera mitad, el Real Madrid tuvo bastante la pelota y aunque sin profundidad ni peligro, parecía que estaba manteniendo a raya a los valencianistas.

Ni siquiera el penalti a Ramos es excusa

Se reclamó incluso un claro penalti a Sergio Ramos, agarrado de forma “ostentórea”, que diría Jesús Gil, por Garay a la salida de un córner pero ni el árbitro, Jaime Latre, ni los integrantes de la Sala del VAR tuvieron a bien siquiera consultarlo. Un penalti de esos que a otros equipos se le pitan sin dudar y que, de haber sido señalado, con 0-0 y con el Madrid dominando podría haber servido para “abrir la lata” y quién sabe si hubiese cambiado el partido…

Marcelo fue de lo más destacado en el ataque madridista | Valencia 2-1 Real Madrid

Pero no es cuestión de excusas porque el Real Madrid tocaba y tocaba pero estaba absolutamente romo en ataque. SIn la referencia ofensiva de nadie, ya que Benzema, el teórico ariete, tenía que bajar al centro del campo para recoger los balones sin que nadie ocupase su lugar en el área.

Súmemosle la inoperancia ofensiva del equipo por la banda derecha, polarizada en un desastroso Lucas Vázquez, al que no le salía nada de nada. Y lo que es peor, ni siquiera era capaz de asociarse con Alvaro Odriozola, que se desesperaba doblándole por la banda sin éxito. Pero es que por la izquierda la cosa no estaba mucho mejor. Asensio se iba diluyendo cada minuto que pasaba y era Marcelo, hoy más centrado, el único que trataba de crear peligro.

Y como dice el refrán, al perro flaco todo se le vuelven pulgas y así, llegados al minuto 35, tras un despeje de puños de Navas, Carlos Soler lograba asistir a Guedes, quien con total comodidad,y desde el mismo corazón del área, pudo conectar un duro disparo raso que se coló junto al palo derecho de Keylor, a pesar de que el “tico” logró rozar la pelota.

Partido ciertamente gris de Luka Modric en Mestalla | Valencia 2-1 Real Madrid

El Real Madrid quedó absolutamente noqueado, omo un boxeador al que le acaba entrar una derecha de Mike Tyson directamente al mentón y desapareció del mapa. Los 10 minutos restantes de la primera mitad se convirtieron en un festival valencianista, que disfrutó al menos de tres clarísimas ocasiones para abrir brecha, pero ni Gameiro ni Kondogbia ni Rodrigo estuvieron acertados.

Un festival indecente de centros al área sin sentido

La segunda parte sirvió para asentar aún más a los de Marcelino, más cerrados atrás y con la idea de salir a la contra, aprovechando la inexistencia del centro del campo madridista y viendo, sobre todo, la endeblez de su defensa.

Y así fue. Mientras que el Madrid ofrecía un fútbol insulso de toque ante un Valencia bien posicionado y con las líneas muy juntas así como un festival indecente de centros vacíos al área que no llegaban nunca a su destino, el equipo “ché” se daba un festín de contras a cuál más peligrosa.

La más clara, un cuatro contra dos del Valencia pésimamente gestionado por los atacantes locales y que acabó con un estúpido remate de tacón de Soler que acabó en las manos de Navas e instantes después, otra contra protagonizada por Rodrigo, cuyo disparo raso y cruzado se marchó pegado al poste derecho de Keylor.

La entrada de Bale tampoco ayudó a paliar el desastre | Valencia 2-1 Real Madrid

Y a todo esto, ya con toda la “caballería” en el césped, con los cambios de Isco y Bale por Kroos y Asensio, respectivamente, e instantes después de Mariano por Lucas Vázquez, el Real Madrid era incapaz de variar su planteamiento ofensivo, basado únicamente como digo, en centros y más centros al área, para deleite de la defensa valencianista.

Lo peor de toda esta imagen de los de Zidane era la sensación de que el tiempo avanzaba muy deprisa y no sólo no había la sensación de que el Real Madrid pudiese remontar sino de que aquello podría acabar en tragedia, como así fue.

En el minuto 83 un córner botado desde la izquierda de la defensa madridista, en un calco del gol que marcó Etxeita el domingo pasado en el Bernabéu, Ezequiel Garay, aprovechando el error en el despeje de Mariano y el fallo en la marca de Casemiro, conectó un fantástico testarazo al que no pudo responder Keylor Navas.

Ahí murió el partido. Los últimos minutos fueron la viva imagen de la impotencia aunque, a pesar de todo, pudo marcar. En la primera vez que los de Zidane llegaban con peligro al área valencianista, nada menos que en el minuto 90, y en un nuevo centro al área, en esta ocasión sí, Ramos en posición de “9” era derribado claramente por Diakhaby aunque Mariano, que seguía la jugada, cabeceó inexplicablemente fuera.

Así anotaba Garay el segundo tanto valencianista | Valencia 2-1 Real Madrid

Sin embargo, Jaime Latre decretó el penalti aunque instantes después, a instancias del VAR, se desdijo incomprensiblemente y cambió su decisión por la de fuera de juego del camero y la jugada no fue a más.

Quien sí vio puerta fue Karim Benzema, ya con el tiempo cumplido, quien se aprovechó de que la euforia de las gradas se contagió a la defensa valencianista y a la salida de un postrero saque de esquina botado desde la derecha por Modric, Benzema remató picado de cabeza sin que Neto pudiese hacer nada, dándose por finalizado el partido.

Deja un comentario