Notas Valencia 2-1 Real Madrid | Jornada 30 Liga Santander

Keylor Navas: 4. Suspenso. Un mar de nervios y dudas. Se tragó el primer gol y, aunque es cierto que sacó una buena mano abajo en la primera parte, transmitió mucha inseguridad.

Odriozola: 5. Aprobado. Negado en el ataque, sufrió muchísimo con Guedes pero al menos impuso su velocidad y pudo neutralizar, aunque a duras penas, al portugués.

Varane: 5. Aprobado. Supo neutralizar a Gameiro pero le encontraron la espalda con muchísima facilidad, sobre todo a la contra.

Ramos: 4. Suspenso. Fatal en el corte, mal en la contención y nulo en la contundencia. Uno de sus peores partidos de la temporada.

Marcelo: 5. Aprobado. Aunque con sus carencias defensivas de siempre, al menos tuvo mucha presencia en ataque y fue uno de los que más peligro llevaron durante todo el partido.

Modric: 4. Suspenso. Apenas tuvo contacto con el balón y el equipo se quedó sin rumbo, sin manija, sin norte. Estuvo completamente desaparecido.

Kroos: 3. Suspenso. Una auténtica sombra, un cadáver deportivo que pasó sin pena ni gloria por Mestalla, en la línea de su temporada actual.

Casemiro: 3. Suspenso. Absolutamente inoperante en ataque pero transparente en la contención en el centro del campo. Es un drama ver cómo no se lleva un balón dividido pero, sobre todo, cómo le ganaron el salto en el gol de Garay, con la misma facilidad que a un cadete.

Lucas Vázquez: 2. Suspenso. Irreconocible el gallego hoy. No ganó ni uno de sus duelos individuales, no puso un centro en condiciones y perdió una cantidad ingente de balones, en pases a veces sencillos.

Benzema: 6. Bien. Lo único salvable del equipo esta noche. Puso ganas y lo intentó por activa y por pasiva. Pero no podía estar en misa y repicando, centrando y rematando, regateando y tirando a puerta por él y por sus compañeros.

Asensio: 4. Suspenso. Fue de más (o mejor dicho, de un poco) a nada a medida que avanzó el partido. Un par de carreras con cierto peligro y apenas unos regates y se acabó diluyendo hasta desaparecer del campo.


Isco: 3. Suspenso. No aportó absolutamente nada y se perdió en mil y un regates intrascendentes. Deambuló por el campo, absolutamente despreocupado de atacar y lo más importante, de defender. Un completo agujero negro.

Bale: 4. Suspenso. Un nuevo y decepcionante partido del galés, que salió en la segunda parte pero que careció de mordiente. Lo intentó con algunos centros desde la izquierda pero apenas creó peligro.

Mariano: Sin calificar. No tuvo tiempo material de contactar con la pelota a pesar del elevado número de centros al área que metieron desde los laterales.


Zinedine Zidane: 3. Suspenso. Infame el planteamiento, como infame fue su nueva apuesta por jugadores que no tienen ni la forma ni la actitud necesaria como para afrontar esta lamentable etapa que nos queda por vivir hasta final de temporada.

Mantuvo inexplicablemente a Lucas Vázquez, que no estaba dando pie con bola y no supo leer el partido ni rectificar cuando hizo falta. Lo de seguir alineando a Isco es absolutamente insostenible. Hoy no estuvo a la altura.

Deja un comentario