Crónica Real Madrid 2-1 Eibar | Jornada 31 Liga Santander

Benzema volvió a tirar del carro | Real Madrid 2-1 Eibar

Real Madrid 2-1 Eibar: Benzema sí tira del carro

El Real Madrid se ha impuesto por la mínima a un Eibar que, sin hacer un partido del otro mundo, puso a los de Zidane contra las cuerdas, tras una lamentable y ridícula primera parte en la que los blancos prácticamente no comparecieron al campo.

Como no podía ser de otra manera, los armeros se pusieron por delante sin apenas esfuerzo, aprovechando la indecente defensa madridista, tan vulnerable como blanda. Da igual quién entrene este año al Real Madrid porque esta facilidad innata de sus defensores para dejarse golear ha sido idéntica con Lopetegui, con Solari o con Zidane.

Hoy no podía ser menos y, a pesar de las rotaciones, con una defensa bastante diferente a la que sacó el francés ante Huesca y Valencia esta semana, el equipo volvió a encajar a las primeras de cambio.

Un primer tiempo para olvidar

Empezó el partido de forma prometedora, con una buena contra de Bale que falló lastimosamente, aunque estaba en fuera de juego y, minutos más tarde, Asensio asistió a Benzema para que anotase su primer tanto pero, como en el caso anterior, González Fuertes decretó fuera de juego y el tanto fue invalidado.

Zidane volvió a rotar a sus jugadores | Real Madrid 2-1 Eibar

Aquellos 10 primeros minutos fueron un espejismo porque, a raíz del gol anulado, el partido cayó en picado, tanto en ritmo como en intensidad y, sencillamente, no pasó nada.

Absolutamente nada hasta que al filo del minuto 40, una triangulación entre José Angel, Cucurella y Escalante, que se plantó como si tal cosa en el área del Real Madrid y filtró un gran pase a la espalda de un dormido Reguilón para que Cardona marcase a placer ya que, antes incluso de tirar el amago, Keylor Navas se fue inexplicablemente al suelo.

Sin poco más, salvo un tiro alto de Asensio, el partido volvió a la actividad y lo hizo de forma radicalmente opuesta. El Real Madrid salió con otro espíritu. De hecho, tan solo tardó dos minutos en tirar a puerta, con un lanzamiento lejano de Modric que acabó mansamente en las manos de Dimitrovic.

Benzema, el rey del gol

Algo debió decir Zidane a sus chicos y bastante serio porque el cambio fue radical. La pelota empezó a moverse con bastante más rapidez y se empezaron a atacar mejor los espacios, entre otras cosas porque los de Mendilíbar se echaron atrás, esperando pillar al Real Madrid a la contra y porque el técnico francés intercambió a Asensio y Bale

Cardona adelantó a sus compañeros con este gol | Real Madrid 2-1 Eibar

Y ese empuje tuvo premio en el minuto 55 cuando Bale lanzó un excelente balón a la espalda de la defensa y Benzema, tras un rechace de Dimitrovic, anotó su segundo gol a puerta vacía. Sin embargo y tras revisar la jugada en el VAR, González Fuertes lo volvió a anular ante la indignación del escaso público que, en un número algo superior a los 50.000 espectadores, habían despoblado las gradas del Bernabéu.

Pero a la tercera fue la vencida y, tres minutos después, un gran pase de Asensio desde la derecha lo mandó Benzema a la red con un magnífico testarazo picado desde el área pequeña.

En el minuto 76, Zidane por fin dio con la tecla al dar entrad de forma simultánea a Lucas Vázquez y Kroos por unos desdibujadísimos Bale y Modric, respectivamente y la cosa cambió sensiblemente.

De hecho, no llevaban ni cinco minutos en el campo cuando un córner en corto desde la derecha botado entre Asensio y Kroos acabó con un excelente centro medio del alemán para que Benzema, de nuevo de cabeza, anotase el gol con el que se culminaba la remontada.

Benzema también anotó de cabeza su segundo gol y culminó la remontada | Real Madrid 2-1 Eibar

Incluso tuvo tiempo el Real Madrid de ampliar la distancia por dos veces y, en ambas ocasiones, en las botas de Benzema.

La primera, cuando, a falta de tres minutos para cumplirse el tiempo reglamentario, Lucas Vázquez aprovechó una indecisión de Dimitrovic para ceder a Benzema quien, a puerta vacía, sorprendentemente mandó el balón por encima de la portería.

La segunda y última, ya con el tiempo cumplido, en jugada personal disparó a la izquierda de Dimitrovic y estampó el balón contra el poste del meta del equipo armero.

Deja un comentario