Notas Leganés 1-1 Real Madrid | Jornada 32 Liga Santander

Keylor Navas: 5. Aprobado. Partido flojo en general del “tico”, al que se le notó bastante tenso y, aunque no tuvo nada que ver en el gol, la sensación de inseguridad era más que evidente.

Carvajal: 3. Suspenso. Sufrió muchísimo en defensa y estuvo terriblemente fallón en ataque, donde perdió bastantes balones y se mostró bastante impreciso incluso en balones sencillos.Una indecisión suya en un despeje dio lugar al gol del Leganés. Incomprensible que jugase los 90 minutos tras casi dos meses de baja.

Nacho: 4. Suspenso. En su línea habitual. Desconozco el motivo pero ese chico que “siempre cumple” pasó a la historia para convertirse en un central sin chispa, lento y escasamente contundente.

Varane: 4. Suspenso. Una sombra del jugador que fue, el francés se mostró muy nervioso y aunque sigue conservando su velocidad, está timorato y muy inseguro, acabando casi siempre aculado en tablas.

Marcelo: 4. Suspenso. Defensivamente fue nulo pero es que en ataque ni estuvo ni se le esperó, fallando pases fáciles y nada acertado en el disparo a puerta.

Casemiro: 5. Aprobado. Se le vio con más fuerza y colocación que en otras ocasiones y al menos no fue el coladero de otras veces pero no fue suficiente para tapar la hemorragia de un centro del campo que no presionaba y dejaba pasar a los jugadores blanquiazules como si tal cosa.

Modric: 5. Aprobado. Vountarioso y luchador, intentó liderar al centro del campo con su fuerza y tiró del carro, especialmente en el marasmo del equipo en la primera parte pero cuando se le acabó la gasolina, terminó por diluirse en la nada.

Fede Valverde: 5. Aprobado. Fue de más a menos. Empezó con fuerza, manteniendo el nivel de la presión y metiendo la pierna pero a medida que avanzó el partido, su presencia se fue haciendo cada vez más pequeña hasta volverse invisible.

Isco: 3. Suspenso. Horroroso en todo lo que hizo. Es cierto que, a diferencia de otras veces, intentó pedir la pelota pero su estado físico es calamitoso. A la media hora estaba con la lengua fuera y ya no presionó ni corrió detrás del balón ni una sola vez, al tiempo que no dejó de perder balones hasta que fue sustituido.

Asensio: 4. Suspenso. Otro jugador que parece un mal recuerdo de lo que fue. ¿Dónde están su velocidad y su disparo lejano? No ganó ni un duelo individual en el uno contra uno y falló estrepitosamente en su única oportunidad de cara al marco rival. Otra oportunidad perdida para reivindicarse.

Benzema: 8. Notable Alto. El francés sigue en una forma insultante, que chirría aún más viendo al resto de sus compañeros que, a duras penas, le ayudan. De nuevo omnipresente, se ofreció, bajó, intentó conectar con Asensio y Carvajal por la derecha y con Marcelo por la izquierda pero nadie le acompañó. Se sacó un gol de la chistera que volvió a salvar al Real Madrid de una nueva y casi segura derrota.


Lucas Vázquez: 4. Suspenso. Apenas tuvo oportunidad de tocar el balón y las pocas que lo hizo lo acabó perdiendo. No tuvo peso en el ataque blanco.

Gareth Bale: 4. Suspenso. Absolutamente transparente, no fue capaz de contactar apenas con sus compañeros y su presencia en el campo fue meramente testimonial.


Luca Zidane: No jugó.

Vallejo: No jugó.

Marcos Llorente: No jugó.

Odriozola: No jugó.

Ceballos: No jugó.


Zinedine Zidane: 4. Suspenso. Parece mentira que el equipo pueda superarse jornada a jornada en su mal juego y en su pésima actitud sobre el césped y que el francés no sea capaz de poner fin a este suplicio.

Y no lo hace porque, inexplicablemente, sigue poniendo a los mismos jugadores que tan mal resultado le llevan ofreciendo y está olvidando a los pocos que, cuando han jugado, tanto con Solari como con él (casos de Reguilón, Odriozola, Llorente e incluso Ceballos) lo han hecho bastante mejor que las “vacas sagradas” por las que sigue apostando. Si no se hace nada distinto, es muy probable que el resultado siga siendo el mismo. Es decir, nulo.

Deja un comentario