Crónica Real Madrid 3-0 Athletic de Bilbao | Jornada 33 Liga Santander

Karim Benzema firmó su primer hat-trick de la temporada | Real Madrid 3-0 Athletic

Real Madrid 3-0 Athletic de Bilbao: “El carro de Benzema”

El Real Madrid se ha llevado hoy tres importantes puntos ante un rival que llegaba al Bernabéu con la vitola de favorito y tras una racha impresionante de juego y triunfos y en plena lucha por meterse en puestos europeos.

Sin embargo, los de Zidane hoy se han mostrado como un conjunto muy sólido defensivamente, con una actuación estelar de Varane y sobre todo de Vallejo, titular por sorpresa, que cortocircuitaron a sus dos jugadores más peligrosos, Muniaín y Williams, y con un Casemiro, muy aplicado en su labor de tapón a Raúl García.

Eso sí, la primera parte, sin llegar a ser especialmente soporífera, sí que adoleció de ritmo y fluidez en el juego, el Real Madrid atenazó a los de Garitano que, salvo un par de escarceos, apenas inquietaron a Navas.

En la segunda mitad, el equipo mejoró sensiblemente y ofreció los mejores minutos de la nueva era Zidane, que nos dejó instantes de muy buen juego y sobre todo, una actuación sobresaliente de Karim Benzema que firmó su primer hat-trick de la temporada.

La nota negativa, porque el Madridismo siempre se empeña en poner notas negativas a una gran victoria como ésta, la puso el Santiago Bernabéu, que la emprendió con Gareth Bale desde prácticamente el mismo instante en que el galés pisó el césped en el minuto 70.

Bale, foco de las iras de parte del Santiago Bernabéu | Real Madrid 3-0 Athletic

El jugador de Cardiff fue objeto de constantes pitos y abucheos desde la grada, en mi opinión ciertamente injustos y que en el colmo del escarnio, coincidieron en un momento con una de las sustituciones del Athletic, que despidió con aplausos -si, como lo oyen, con muchos aplausos- el cambio de alguien tan despreciable (entre otros motivos por su conocido antimadridismo) como Raúl García y la entrada del veterano Aritz Adúriz.

Y yo que pensaba que con los pitos del Bernabéu a Cristiano Ronaldo de hace apenas tres o cuatro temporadas o el día que se ovacionó a Pellegrini y a Julio Baptista en un Real Madrid-Málaga y se pitó hasta la extenuación a Mourinho e HIguaín, casi al final de la etapa del portugués en Madrid ya lo había visto todo…

Vallejo, nuevo líder de la defensa madridista

Zidane sorprendió con la alineación de Jesús Vallejo en el eje de la defensa junto a Varane pero volvió a apostar por un 4-3-3 clásico, con el once-tipo de su última temporada en Madrid, con Bale de nuevo en el banquillo, en favor de Lucas Vázquez, que recuperaba así la titularidad.

Y hay que decir que la incorporación del joven central maño, que se ocupó de “secar” a Iñaki Williams, fue todo un acierto. La seguridad defensiva que aportó Vallejo, unido a la labor de Varane para hacer lo propio con Iker Muniaín fue un valor que hizo que el equipo de Zidane no sufriese lo más mínimo en la primera mitad.

Una primera parte, dicho sea de paso, tediosa y sin ritmo aunque, eso es cierto, sin llegar a los esperpentos vividos por ejemplo ante el Huesca, Eibar o más recientemente ante el Leganés.

Jesús Vallejo fue uno de los jugadores más destacados del partido | Real Madrid 3-0 Athletic

El Real Madrid dominó a placer y, aunque Carvajal y Marcelo se empeñaron en darle emoción al partido con bastantes fallos groseros en la salida de balón y en la marca, lo cierto es que Vallejo y Varane, bien ayudados en las coberturas por Casemiro, se bastaron y se sobraron para evitar el peligro.

El Athletic de Bilbao respondió con dureza a la presión blanca, aunque en esta ocasión y sin que sirva de precedente, el colegiado estuvo bastante bien y atajó de raíz cualquier atisbo de exceso de “ardor guerrero”, como le pasó a Yuri con Lucas Vázquez, y con un par de amarillas controló rápidamente el partido.

Sin embargo, y pese al control del Real Madrid, en su haber ofensivo durante la primera mitad tan sólo un gran disparo de Marcelo desde casi la frontal del área que se marchó por encima de la meta de Herrerín, al filo del primer cuarto de hora.

A partir de ahí, poco más que contar salvo un par de escarceos del Athletic de Bilbao y además prácticamente al final del primer acto. Uno en forma de cabezazo flojo de Raúl García en el minuto 42 a las manos de Keylor Navas a la salida de un córner y otro, en la única vez que le pudieron ganar las espalda a Vallejo, cuando el propio Keylor, muy atento, tuvo que salir de su área para cortar la contra y, con mucha maestría y toque, regatear a Beñat.

Goles y espectáculo en la segunda mitad

En la segunda mitad, como le ha venido pasando al equipo blanco en los últimos partidos, salió con otro aire, con otra intensidad aunque claro, en algo ayudó que los de Zidane se pusieran por delante a tan solo dos minutos de la reanudación.

Lucas Vázquez estuvo muy luchador pero francamente desacertado | Real Madrid 3-0 Athletic

En un giro del destino, cuando el Athletic lo tuvo de cara para anotar el 0-1, Vallejo salvó providencialmente el remate casi a puerta vacía de Williams y en la siguiente jugada, perfectamente hilada por la izquierda entre Kroos y Asensio, el balear se despachó un centro con escuadra y cartabón al área pequeña para que Benzema anotase de certero testarazo el primero de la tarde.

Aquello no desdibujó en exceso al Athletic, que seguía con su presión adelantada y con ciertas lagunas defensivas que el Real Madrid de esta segunda parte, ahora sí, no tardó en explotar. De hecho, los blancos estuvieron en un tris de aumentar la distancia en dos jugadas casi seguidas, apenas un minuto después del gol de Benzema.

En la primera, muy clara, Kroos se hizo un pequeño lío con la pelota cuando fue a culminar un gran pase, de nuevo, de Asensio y su remate acabó en córner. La segunda, casi de inmediato, cuando Asensio, que seguía desatado por la banda izquierda, le dejó un magnífico balón raso a Marcelo cuyo disparo se marchó fuera por poco.

En el minuto 55 y, en plena avalancha madridista, Benzema ajustó demasiado el balón al palo derecho de Herrerín, tras una gran jugada entre Kroos y Lucas Vázquez y, desde ese momento, el partido se relajó un poco dado que los de Garitano, muy bien controlados, parecían haber tirado la toalla.

En el minuto 70 entraron de una tacada Isco y Bale, en lugar de Kroos y Lucas Vázquez y el equipo se resintió. No tanto por la actuación del galés, que si bien y como dije anteriormente no paró de ofrecerse pese a los pitos, sino por la de Isco. El malagueño salió sesteando, sin intensidad ni ganas y eso dio algo de aire al Athletic que dio un pequeño empujón.

Con este gran testarazo Benzema anotó el segundo gol de la tarde | Real Madrid 3-0 Athletic

Sin embargo, ese ramalazo de ímpetu se acabó cuando, coincidiendo con la salida del campo de Raúl García, un córner botado por Modric desde la derecha en el minuto 75 culminó con un fantástico cabezazo de Benzema, anticipándose a Yeray.

A partir de ahí, monólogo madridista, dominando a placer y gozando de varias oportunidades más para seguir abriendo brecha.

El primero fue Brahim quien, en el minuto 84 y recién incorporado al campo por Asensio, le hizo un traje a Lekue en una gran jugada por velocidad por la izquierda, pero su disparo, ya muy forzado, se encontró con el cuerpo de Herrerín.

Casi a continuación y con en tiempo prácticamente vencido, Carvajal habilitó a Bale por la izquierda dejándole solo ante el meta vasco pero su rápida salida casi a la frontal del área, obligó al galés a picar demasiado el balón por encima del portero y éste golpeó en la parte superior de la red.

Entre medias, el Athletic dispuso de una magnífica oportunidad, quizás la única de todo el partido, para anotar el gol del honor pero Williams, que remató a bocajarro de cabeza un fantástico centro de Unai López desde la izquierda, se encontró con los reflejos felinos de Keylor Navas para desviar la pelota con los pies.

Y cuando el partido parecía condenado al 2-0 definitivamente, con el tiempo reglamentario ya cumplido Herrerín, que había salido fuera del área a despejar con la cabeza un balón al espacio sobre Bale, tocó mal y la pelota rebotó en Yuri y quedó muerta a los pies de Bale. El galés vio a Benzema y le asistió para que éste, a puerta vacía, marcase a placer de tiro lejano.

Benzema se llevó su primer balón de recuerdo en esta temporada | Real Madrid 3-0 Athletic

Ahí murió el partido y Benzema, convertido nuevamente en el hombre del encuentro, se llevó a casa su primer balón de recuerdo, tras su primer triplete goleador del año que le sitúa, de largo, como máximo goleador del equipo, con 30 goles en todas las competiciones y le aúpa al segundo lugar del Trofeo Pichichi, con nada menos que 21 tantos en Liga.

Deja un comentario