Notas Real Sociedad 3-1 Real Madrid | Jornada 37 Liga Santander

Real soc vs madrid Donosti 12-5-19 Foto José Mari Lopez

Courtois: 5. Aprobado. Le salva del suspenso absoluto el haber parado el penalti a William José pero el resto de su actuación ha sido floja en su conjunto. Se tragó el tercer gol de forma increíble.

Carvajal: 2. Suspenso. Horrible, sin calificativos el partido del de Leganés. Se dejó ganar la espalda como un juvenil en el gol de la Real, pero es que fue un coladero por su banda durante todo el partido y en ataque fue inoperante. Su peor partido de la temporada.

Vallejo: 4. Suspenso. En los pocos minutos que estuvo en el campo se le vio muy acelerado, pasado de vueltas y, además de causar el penalti que conllevó la expulsión, la jugada llegó de un error suyo grave de cálculo en el corte. No tuvo suerte el maño.

Nacho: 4. Suspenso. Sufrió muchísimo con William José, que le ganó casi todos los duelos individuales, además de mostrase muy inseguro e inconexo tanto con Vallejo como con Casemiro, cuando el brasileño se incrustó en el eje de la zaga.

Marcelo: 2. Suspenso: Empezó con ganas pero se diluyó totalmente hasta hacerse absolutamente transparente, tanto en defensa como en ataque, donde no aportó nada. Su indolencia y su falta de actitud en el gol de Zaldúa es el fiel reflejo de su temporada

Casemiro: 3 Suspenso. Mientras ocupó el centro del campo, no se llevó un balón dividido, no puso ni un gramo de punch ni de ganas y cuando le tocó ocupar el centro de la defensa fue un constante agujero negro.

Isco: 2. Suspenso. Ralentizó hasta el extremo las mínimas opciones de contragolpe del equipo en la primera mitad y no paró de perder balones constantemente. Incluso dispuso de una magnífica oportunidad para deshacer el empate pero falló de forma lamentable.

Kroos: 4. Suspenso. Una sombra, un auténtico “muerto viviente” sobre el césped, en el que volvió a mostrar una absolutamente abulia defensiva y una nula actitud, además de mostrarse excesivamente fallón, incluso en balones fáciles.

Asensio: 2. Suspenso. No compareció. No se fue de nadie, no mostró ni una brizna de desborde. Defensivamente, no ayudó en nada a sus compañeros. Ni estuvo ni se le esperó.

Benzema: 3. Suspenso. El francés firmó un partido horrible, en el que no tuvo apenas contacto con el balón y aunque se ofreció, dejando incluso una maravillosa delicatessen en forma de jugada que acabó con una asistencia magistral a Isco, lo cierto es que no tuvo su día.

Brahim Díaz: 6. Bien. Lo único potable del equipo durante el partido, se aplicó a fondo por su banda, ofreciendo velocidad, desborde y garra, marcando además un golazo antológico en una grandiosa jugada personal. Desgraciadamente, se contagió del mal juego, especialmente en la segunda parte y se diluyó como un azucarillo.

Modric: 4. Suspenso. Saltó al campo en mitad de la debacle de la segunda mitad pero no pudo apenas tocar la pelota y cuando lo hizo, fue en condiciones bastante malas, por lo que acabó desapareciendo del mapa, junto al resto de sus compañeros.

Lucas Vázquez: 3. Suspenso. Resulta difícil hacerlo tan mal en tan poco tiempo pero el gallego lo consiguió. En ataque fue un cero a la izquierda, incapaz de hacer dos regates seguidos y de poner un pase en condiciones pero es que en defensa tampoco ayudó demasiado, como se vio en el tercer gol, en el que Barrenetxea remata prácticamente delante suyo.

Vinicius: 7. Notable. En apenas 15 minutos que estuvo en el campo generó por sí solo más peligro y creó más ocasiones que todo el equipo en hora y cuarto. Un desperdicio tenerle en el banquillo durante tanto tiempo, sobre todo estando el equipo como estaba.


Luca Zidane: No jugó.

Fede Valverde: No jugó.

Marcos Llorente: No jugó.

Mariano: No jugó.

Altube: Descartado.


Zinedine Zidane: 4. Suspenso. No supo entender qué necesitaba el partido. Desde la misma alineación inicial, el equipo fue un completo despropósito a todos los niveles, que se desenchufó del partido en cuanto marcaron el 0-1 y no fue capaz de ofrecer ninguna solución desde el banquillo.

Su fijación con mantener a Isco o Marcelo es inexplicable, como lo fue su decisión de no llevar más que cuatro defensas a Anoeta, decisión que se pagó cara tras la expulsión de Vallejo.

Deja un comentario