Crónica Real Madrid 0-2 Real Betis | Jornada 38 Liga Santander

Keylor Navas se despidió del Santiago Bernabéu en una casi segura salida del equipo | Real Madrid 0-2 Real Betis

Real Madrid 0-2 Real Betis: “Un digno colofón a una indigna temporada”

El Real Madrid ha corrido por fin el telón a una de las peores temporadas de sus 117 años de longeva y exitosa historia como no podía ser de otra forma, con una nueva derrota (la 17ª de esta campaña) acompañada de un lamentable show de indolencia y falta de actitud, indigno de esta camiseta pero muy acorde al tono mostrado durante todo el año.

En un día marcado por las más que presumibles despedidas de algunos de los jugadores que más gloria le han dado a este club en su historia reciente, como Keylor Navas o Gareth Bale, la abulia, el pasotismo y, en definitiva, la carencia de la más elemental de las mentalidades ganadoras han deslucido un día que se presumía hermoso y, hasta cierto punto, triste.

SIn embargo, ni en un día como éste los jugadores han querido brindar una tregua a sus seguidores, que abarrotaban el Santiago Bernabéu en una soleada mañana de domingo y, lejos de eso, han vuelto a dar la de arena con un partido que no te habría firmado un equipo de solteros contra casados.

Con una delantera roma, un centro del campo transparente y que salió a deambular por el campo, en algunos casos como un fantasma (Modric y Valverde) y, en otros, como pollo sin cabeza (Llorente) y la defensa de película de Jaimito que hemos visto ya en otros partidos, la derrota era algo que se vio venir prácticamente desde el minuto 10, que es lo que le duró la “gasolina” a los de ZIdane.

No fue el día más afortunado de Carvajal | Real Madrid 0-2 Real Betis

Sólo Keylor Navas, espectacular en todas sus acciones durante todo el partido, estuvo al nivel deseado pero sus compañeros se empeñaron en aguarle la fiesta y a fe que lo hicieron. Como en otros partidos precedentes, el equipo salió con ganas, moviendo bien la pelota y acogotando la salida de balón del equipo de Setién en su poblado centro del campo.

Intentando el desborde por bandas con Vinicius en la izquierda y Brahim, de nuevo titular, en la derecha, asistidos por Modric y un polivalente Llorente, el Real Madrid llegó a dominar el partido con cierta solvencia pero sólo les duró 10 minutos.

A partir de ahí, el centro del campo madridista se fue haciendo cada vez más pequeño, Modric desertó y ni Valverde ni Llorente eran capaces de dar tres pases seguidos, lo que unido a la superioridad numérica bética en el medio campo, hizo que el Real Madrid perdiese el control del partido, que pasó a manos de los de Setién y nunca más lo pudo recuperar.

Llorente, absolutamente pasado de vueltas, estuvo en un tris de ganarse una roja por un par de patadas alevosas, y entretanto, trascurrió la primera media hora, en la que el único peligro que creó el Real Madrid Marcelo lanzó fuera un duro disparo desde fuera del área y Benzema disparó al palo, aprovechando un error de Francis.

Aquello fue lo último que vimos de los blancos porque el dominio del Betis se incrementó hasta envolver del todo al equipo, que se deshizo con el azúcar en el agua. Salvo Keylor, que fue el único que mantuvo el tipo, con dos espectaculares paradones a tiros de Bartra y Lo Celso, Incluso Junior al filo del minuto 40 tuvo la oportunidad de adelantar a los béticos con un remate fácil a la salida de una falta botada por Guardado.

El ridículo de la segunda parte, casi oceánico

Tras el descanso aquello fue el acabóse. Los de Zidane se terminaron de desconectar del partido, especialmente en la defensa, con unos terribles laterales, especialmente Carvajal, totalmente desbordado por Junior y por una medular que se limitó a seguir con la mirada a los jugadores verdiblancos.

Momento en el que Loren anotó el primer tanto de la mañana | Real Madrid 0-2 Real Betis

Vinicius, más efectista con sus regates que efectivo con sus escasos disparos a puerta, tuvo una gran oportunidad en el minuto 58 pero su maravillosa acción con el balón en los pies acabó mal resuelta, estrellando el balón en el cuerpo de Pau.

Tras el primer cambio del Real Madrid, a la hora de partido, con un desaparecido Brahim por Asensio llegó el primer tanto. La autopista ofrecida por Carvajal fue perfectamente aprovechada por Guardado y el mexicano colgó un magnífico balón al corazón del área pequeña que Loren, ganándole la espalda a Varane, remachó a placer.

El Betis se dio un completo festín a cuenta del guiñapo futbolístico en que se había convertido el Real Madrid, al que ni la entrada de Isco por Valverde ni la de Lucas Vázquez, instantes después, por Vinicius, había conseguido devolver la frescura.

En el minuto 68 avisó Lo Celso con un disparo que obligó al lucimiento de Navas pero cinco minutos después ocurrió lo inevitable. De nuevo por la banda de Carvajal, y con una pasividad irritante de la defensa madridista, Junior ganó la línea de fondo y vio completamente a Jesé, quien completamente libre de marca, anotó sin oposición un gol que el canario no celebró.

A partir de ese momento, el Betis se dedicó a tocar y tocar y a esperar que acabase el partido y con él la temporada. Un final altamente celebrado por la afición del Real Madrid, tan sumamente harta que se tomó a chufla la enésima derrota cantando al unísono los últimos segundos del encuentro y de una temporada que pasará a la historia más negra del club.

Deja un comentario