Notas Real Madrid 3-7 Atlético de Madrid | International Champions Cup (Pretemporada)

Courtois: 5. Aprobado. Bastante hizo con el aluvión al que le sometieron. Aún así salvó un par de ocasiones que pudieron hacer este resultado todavía más humillante.

Odriozola: 2. Suspenso. No se enteró de nada. Comenzó el partido con un fallo garrafal ante el que se mostró superado y después no ofreció ni una sola respuesta por su banda. No sólo defensivamente sino desde el punto de vista ofensivo, solapándose en ocasiones con Vinicius.

Ramos: 2. Suspenso. Horrendo en el corte, pésimo en la salida de balón (un grave error suyo motivó el cuarto tanto rojiblanco) y despistadísimo en la marca, ofreció además una pésima actuación, marcada por su indolencia y su falta total de actitud, impropia de un jugador del Real Madrid.

Nacho: 4. Suspenso. Sus buenos minutos finales, ya con 10 en el campo y ocupando el lateral izquierdo, maquilló una pésima actuación, marcada por su despiste defensivo, donde fue superado constantemente por la delantera atlética.

Marcelo: 4. Suspenso. Defensivamente fue el de siempre pero al menos intentó ofrecer ciertas alternativas en ataque lo que al menos le salva de un suspenso más clamoroso que al resto de sus compañeros.

Modric: 2. Suspenso. No se enteró del partido. Superado en todo momento por el centro del campo rojiblanco, apenas tomó contacto con la pelota.

Kroos: 1. Suspenso. El peor partido con diferencia del alemán con la camiseta del Real Madrid y mira que los tuvo malos la pasada temporada. Indolente, pasota, se inhibió de toda tarea defensiva y perdió una cantidad ingente de balones hasta convertirse en transparente.

Isco: 2. Suspenso. Se intentó ofrecer pero sin éxito. Perdió todos los duelos individuales que intentó, no aportó absolutamente nada en ataque y se intentó borrar del partido con una entrada tremenda al final de la primera mitad, además de cometer un penalti absurdo.

Hazard: 3. Suspenso. Apenas tuvo oportunidad de brillar. Muy marcado en todo momento, sólo pudo dejar muestras de su talento con cuentagotas, como pasó en el primer gol del Madrid.

Jovic: 4. Suspenso. No le llegó un solo balón en condiciones y prácticamente no tuvo contacto con el balón. En la única oportunidad medianamente claro fue con todo a por el balón pero tuvo la mala suerte de chocar con Oblak y tuvo que abandonar el campo y dejar su puesto a Benzema.

Vinicius: 2. Suspenso. Su empeño en brillar se estrelló constantemente con sus errores en la toma de decisiones. Se equivocó en la práctica totalidad de balones que tocó y aunque trató de llevar peligro por su banda, acabó perdiendo todos sus duelos y provocando contras peligrosas.


Benzema: 4. Suspenso. De lo poco potable del equipo. Ajeno al desastre del equipo luchó, peleó contra molinos de viento y trató de aportar algo de criterio en el ataque madridista, aunque sin éxito.

Keylor Navas: 5. Aprobado. En la misma línea de su compañero Courtois. No pudo hacer nada en los goles del Atlético y sacó dos manos prodigiosas con el partido 7-1 que salvaron al equipo de una derrota aún más vergonzante.

Lucas Vázquez: 3. Suspenso. Fue un islote en la banda derecha en la segunda mitad, donde se enfrentó en solitario a la defensa rojiblanca, fracasando en la mayoría de las ocasiones.

Seoane: 3. Suspenso. No fue el recurso necesario en el centro del campo ya que ni aportó en ataque y menos aún en defensa. Muy superado por el partido.

De la Fuente: 2. Suspenso. No fue el defensa contundente y veloz que requería el equipo y no ofreció solidez ni dureza en la zaga. Está francamente verde para este tipo de compromisos.

Kubo: 3. Suspenso. Como el resto de sus compañeros del centro del campo, fue prácticamente invisible ya que la pelota apenas sí pasó por sus botas. Un disparo lejano que dio lugar al córner del que salió el tercer gol madridista fue su mejor y casi única aportación.

Bale: 4. Suspenso. Ubicado en la banda izquierda llevó las únicas muestras de peligro y se mostró como la única alternativa fiable al ataque, especialmente en la infinidad de balones aéreos que el equipo trató de colgar durante todo el encuentro. Dispuso de una gran oportunidad que salió fuera por poco.


Zinedine Zidane: 0. Suspenso. Y no sólo por el empecinamiento en aferrarse con uñas y dientes a unos jugadores que, si bien se lo dieron todo, están a años-luz de su mejor versión. Su empeño en poner ese doble pivote Kroos-Modric volvió a naufragar y lo que es peor, no supo ni pudo ofrecer alternativas ni desde el banquillo (los cambios llegaron tarde y mal) ni desde la sala de prensa.

Sus palabras, haciendo referencia a que salieron al campo sin intensidad se parecen peligrosamente a las que solían decir Ramos o Marcelo tras otras dolorosas derrotas, demostraron una ausencia de ideas que asusta. Parece muy superado por los acontecimientos.

Deja un comentario