Crónica Real Madrid 2-0 Osasuna | Jornada 6 Liga Santander

Vinicius celebrando emocionado su gol | Real Madrid 2-0 Osasuna

Real Madrid 2-0 Osasuna: “¿Dönde está la crisis?”

El Real Madrid se ha llevado los tres puntos del Bernabéu en un partido serio y trabajado ante un rival rocoso como Osasuna, marcado por una auténtica revolución en el “once”, con hasta ocho cambios con respecto al equipo que ganó el domingo al Sevilla en el Sánchez Pizjuán.

Un encuentro en el que han visto puerta dos de las promesas más firmes y esperanzadoras del futuro madridista como Vinicius y Rodrygo, que además debutaba en el campeonato liguero y ante su público, pero que, sobre todo, ha dejado un nuevo y encomiable trabajo defensivo.

La victoria, sin embargo, ha quedado empañada por una nefasta actuación de Mateu Lahoz, que se ha empeñado sañudamente en que el Real Madrid pasase todo tipo de dificultades para llevarse los tres puntos.

Empezó pronto el colegiado valenciano a asomar la patita al amonestar a Militao a los seis minutos por una entrada intrascedente en el centro del campo y acabó perdonando la expulsión a Chimy Avila por una agresión sin balón a Militao y, entre medias, anuló un gol legal a Jovic, VAR mediante. Además de un irritante doble rasero a la hora de señalar las faltas, en función de la camiseta del infractor.

Zidane revoluciona el “once” inicial con ocho cambios

El partido dio comienzo con una auténtica revolución en el once, con un equipo inicial que reventó todas y cada una de las previsiones, con el sorprendente debut de Areola bajo los palos, así como las vuelta de Nacho, Militao y Odriozola en la defensa, la entrada de Fede Valverde por James en la medular y el “banquillazo” casi obligado de Benzema para descansar, con Jovic en la delantera y Vinicius, ante la baja de Bale.

Sorprendente “once” inicial el que puso Zidane sobre el césped del Bernabéu | Real Madrid 2-0 Osasuna

Es cierto que Osasuna saltó al campo los primeros 15 minutos con un punto más de intensidad y agresividad, que hizo que el balón estuviese más tiempo rondando el área de Areola aunque sin peligro. Le costaba al Real Madrid salir de su campo y mantener la posesión, ante el empuje de los de Jagoba Arrasate,

Fue a raíz de una gran oportunidad marrada por Jovic en el minuto 20, cuando el delantero serbio remató en difícil postura por encima del larguero un rechace de Rubén, cuando el partido comenzó a cambiar realmente de signo.

El Real Madrid comenzó a dominar, con un Casemiro estelar, echando horas extras por el centro del campo, muy bien acompañado por Fede Valverde y por unos muy seguros Militao y Ramos y Osasuna prácticamente ya no volvió a asomarse por los dominios de Areola.

Con constantes desbordes por las bandas, el Real Madrid fue acogotando a los “rojillos” y, aunque sin concretar ese dominio. Hasta que llegó el minuto 36 y Vinicius, recogiendo un balón de Casemiro, se despachó un misil tierra-aire para colocar el balón a la misma escuadra de Rubén para abrir el marcador.

Excelente golpeo del balón de Vinicius para anotar el primer gol de la noche | Real Madrid 2-0 Osasuna

La emoción por el gol fue tal que el delantero brasileño, que ya estaba empezando a sentir el “run-run” de la grada del Bernabéu, rompió a llorar en el mismo césped,dejando una emotiva imagen que, quiuzás, debería hacer reflexionar a más de un aficionado, de esos de silbido fácil.

Debut y gol de Rodrygo

Tras el descanso se repitió el guión de la primera mitad, esto es, un Osasuna peleón y que parecía dominar más el partido, pero esta vez le duró menos al equipo de Arrasate. En concreto cinco minutos. Los que tardó Jovic en volver a mandar por encima del larguero un gran pase de Lucas Vázquez, que había aprovechado un grave fallo de Estupiñán en la frontal del área.

A partir de ese momento, los de Zidane borraron del mapa al conjunto osasunista, que veía cómo su centro del campo perdía una y otra vez la pelota y veía cómo sus defensas perdían constantemente la espalda ante Lucas Vázquez, Vinicius e incluso Jovic, que trabajaba a destajo.

La puntilla al partido pudo (y debió) llegar mucho antes de lo que llegó, cuando precisamente Jovic aprovechaba una gran asistencia de Lucas Vázquez en una nueva contra, batiendo a Rubén por abajo.

SIn embargo y cuando todos celebraban el segundo tanto de la noche, de forma inexplicable Mateu, a instancias del VAR, invalidó el tanto por un presunto fuera de juego que las escasas repeticiones que nos ofrecieron, fue imposible de ver.

Aquella jugada, que tantas veces ha generado caos y desorden en el Real Madrid, lo que provocó fue una reacción furibunda de los de Zidane, que se volcaron aún más en el área de Rubén para finiquitar la tarea.

Rodrygo debutó en Liga con un gol | Real Madrid 2-0 Osasuna

El momento decisivo llegó en el minuto 71 cuando, tras un par de intentos en forma de disparos lejanos consecutivos de Kroos y Valverde, Zidane dio entrada a Rodrygo en el campo.

Apenas un minuto después, Casemiro abrió a su compatriota, completamente solo por la izquierda y, tras un control orientado de ensueño, Rodrygo sentó con la cadera a media defensa osasunista y definió como un auténtico killer a Rubén, que nada pudo hacer para evitar el segundo tanto.

Con el partido ya definido, los de Arrasate entregaron definitivamente la cuchara y el Real Madrid, sin la presión de otros días, se dedicó a nadar y guardar la ropa. Quien no lo hizo fue Chimy Avila, al que Militao acabó por desquiciar en los 10 minutos que había estado en el campo.

Afortunadamente para el jugador argentino, dirigía el encuentro alguien tan sospechoso como Mateu Lahoz y, tras amonestarle por una dura entrada a Militao, apenas un par de minutos después, le perdonó la expulsión por una agresión sin balón de nuevo a Militao. Era roja directa pero es que, como mínimo, se hubiese merecido la amarilla, con lo que fuese como fuese, Avila debió haber abandonado el campo.

Ahora, tras el tropiezo del Athletic de Bilbao en Leganés, el Real Madrid se asienta como líder en la tabla y recibirá al Atlético de Madrid con un punto de ventaja sobre los colchoneros y cuatro sobre el Barcelona. No se puede estar mejor, especialmente viendo las perspectivas que se tenían sobre este equipo hace apenas una semana…

Deja un comentario