Notas Atlético de Madrid 0-0 Real Madrid | Jornada 7 Liga Santander

Courtois: 7. Notable. Volvió a quedar inédito por segunda vez en los tres últimos partidos ya que el Atlético no chutó entre los tres palos en los 94 minutos que duró el encuentro y la única acción comprometida que tuvo el Atlético, la resolvió de forma muy acertada.

Carvajal: 4. Suspenso. Una vez más, el de Leganés no estuvo a la altura. Sus pases, o lo que fuese lo que estuvo intentando constantemente por su banda, fueron desastrosos y perdió la posición en varias ocasiones, algunas con peligro, lo que obligó a Casemiro y Varane a echar horas extra en tapar su hueco.

Varane: 8. Notable Alto. El francés se despachó un partido sensacional, muy serio y contundente en defensa, anulando prácticamente a Diego Costa, que pasó sin pena ni gloria por el partido. Muy seguro y rápido, como el Varane de las grandes ocasiones.

Sergio Ramos: 9. Sobresaliente. Excelente el camero, convirtiéndose de nuevo en el Gran Mariscal de la defensa madridista. Dominó el juego aéreo, se comió literalmente a Joao Félix, que acabó siendo sustituido y fue inexpugnable tanto por arriba como por abajo.

Nacho: 7. Notable. Un partido más que aceptable del canterano, que cumplió como en sus mejores momentos, tapando huecos, sin perder prácticamente la posición y, lo más curioso, es que se sacudió su timidez y se prodigó con peligro en el ataque, aprovechando la debilidad del Atlético por su flanco.

Casemiro: 9. Sobresaliente. Una vez más, el brasileño volvió a ser el encaje definitivo entre la defensa y el ataque. Se convirtió en amo y señor del centro del campo, recuperando hasta ocho balones y ganando prácticamente todos los duelos directos que disputó (9 sobre 10).

Kroos: 7. Notable. Muy buen partido del germano, al que se le nota infinitamente más suelto con Casemiro (y encima con el refuerzo de Valverde) que cuando le ha tocado ejercer de “5”. Gran parte del juego de ataque del Real Madrid pasó por sus botas y se volvió a prodigar en el ataque blanco.

Fede Valverde: 6. Bien. Cumplidor el joven jugador uruguayo, que se aplicó más en tareas defensivas y en tratar de taponar la conexión entre Thomas, Koke y Saúl y eso le obligó a brillar menos que en otras ocasiones pero fue bastante efectivo.

Bale: 6. Bien. El galés fue de más a menos. En un principio, casi todo el ataque madridista se volcó por su banda, aprovechando su punta de velocidad sobre Lodi, lo que le llevó a ganar casi todos sus emparejamientos pero se mostró desacertado en el remate, fallando una clara ocasión en el segundo tiempo, que mandó a las nubes.

Benzema: 7. Notable. De nuevo, el delantero galo se multiplicó por tres, dando un clínic de cómo asociarse, bajando a recibir, abriendo a las bandas, abriendo huecos en la poblada defensa y encima, volver a brillar en su cada vez más asentada faceta de rematador de cabeza. Oblak le sacó de forma increíble su testarazo cuando se cantaba el gol.

Hazard: 4. Suspenso. Muy flojo el belga, que se mostró excesivamente lento y fallón, además de abusar en exceso de las conducciones, frenando en ocasiones contragolpes que, de haber tenido otra lectura, podrían haber llevado más peligro. Se diluyó en regates inconsistentes que no acabaron en nada.


Modric: 5. Aprobado. No estuvo demasiado acertado ni en su labor creativa ni de contención ni tampoco en ataque, más centrado en la banda derecha, donde no brilló excesivamente.

James: 5. Aprobado. No tuvo muchas oportunidades de brillar y tampoco tuvo demasiado contacto con el balón, por lo que no funcionó como el esperado desatascador de la nutrida defensa rojiblanca.

Jovic: Sin calificar.

Areola: No jugó

Militao: No jugó

Lucas Vázquez: No jugó.

Vinicius: No jugó.

Altube: Descartado.


Zinedine Zidane: 7. Notable. Magnífico planteamiento para maniatar al siempre rocoso y áspero Atlético. Cortocircuitó la conexión del centro del campo rojiblanco, tejiendo un oscuro entramado en el centro del campo, que en ocasiones se juntaba con la defensa madridista, que cortó por tierra, mar y aire cualquier atisbo de ataque de los del “Cholo”.

A diferencia de otros duelos contra el Atlético, con y sin Zidane en el banquillo (especialmente con Lopetegui), el Real Madrid no se centró únicamente en colgar balones a la olla sin ton ni son, sino que lo intentó de múltiples formas y, aunque tampoco el Atlético concedió demasiadas ocasiones de gol, lo cierto es que quien más lo buscó, fue el Real Madrid y sólo la gran actuación de Oblak le privó de una merecida victoria.

Deja un comentario