Notas Galatasaray 0-1 Real Madrid | Champions League (Fase de Grupos)

Courtois: 9. Sobresaliente. Sacó tres manos impresionantes, especialmente dos en la primera mitad con empate a cero que podrían haber cambiado el rumbo del encuentro. Estuvo sobrio y muy seguro.

Carvajal: 6. Bien. Estuvo más entonado que en otras ocasiones. Muy centrado en defender, se dejó ver poco en ataque pero, salvo algún error puntual, cumplió sobradamente.

Sergio Ramos: 5. Aprobado. Fue de menos a más. Comenzó en modo “Canelita”, despistado y muy precipitado en sus acciones, sobre todo a la hora de tirar el fuera de juego. A medida que el partido avanzó se fue centrando y ofreció su mejor versión en los últimos minutos, de asedio turco.

Varane: 8. Notable Alto. Estuvo superlativo el francés, impecable en el juego por alto e inexpugnable en el uno contra uno. Ofreció la seguridad que Ramos no fue capaz de transmitir durante parte del encuentro.

Marcelo: 4. Suspenso. Ni él sabe qué trató de hacer ayer ni por qué juega, siquiera. Una vez más, fue un completo desastre en defensa, especialmente en la última media hora, en la que se volcó en el ataque y se olvidó completamente de defender, justo cuando más falta hacía.

Casemiro: 5. Aprobado. No fue, ni de lejos, el mejor partido que se le recuerda. Estuvo lento y fallón, especialmente en la salida de balón, protagonizando algunas pérdidas de cierto peligro. Afortunadamente, estuvo bien escoltado por Valverde y Kroos y su mal partido quedó diluido.

Fede Valverde: 7. Notable. Gran partido del “Pajarito”, que trabajó a destajo haciendo de Casemiro y presionando con fuerza durante casi todo el tiempo que estuvo en el césped. Acabó derrengado y con molestias y su salida del campo acabó siendo un drama para el equipo.

Kroos: 8. Notable Alto. Probablemente, uno de los mejores partidos del alemán de los últimos años. A eso ayudó sin duda el verse más liberado de tareas defensivas. Además de por el gol, su gran labor radicó en que por sus botas pasó la mayor parte del juego ofensivo del Madrid y además, mostró una gran capacidad de sacrificio, hasta quedar exhausto.

Hazard: 4. Suspenso. No termina de carburar el belga quien, si bien, dejó muchas muestras de su calidad, se acabó perdiendo en regates imposibles y falló un gol inexplicable. Quizás el hecho de jugar en la banda le reduzca su potencial. Eso sí, su conexión con Benzema es creciente y de ahí salieron las mejores oportunidades del equipo.

Benzema: 6. Bien. Se convirtió en el “pegamento” de todas las jugadas de ataque del Real Madrid y conectó a la perfección con Hazard y Kroos pero le lastró su desacierto rematador. Dispuso de varias ocasiones que marró lastimosamente, lo que le impidió acabar brillando pero, en términos generales, jugó francamente bien.

Rodrygo: 6. Bien. Su presencia en el “once” fue toda una sorpresa y el chico dejó muestras de su gran talento y calidad. Hizo gala de personalidad pero le faltó dar el último pase y algo de acierto de cara al gol pero su debut como titular no le pesó y hay jugador para rato.


Vinicius: 4. Suspenso. En su línea habitual. Pese a no disfrutar de muchos minutos, el equipo volcó el ataque por su zona pero volvió a mostrar sus defectos más recientes. Desacierto en el pase y en el remate, quedando su participación en prácticamente nada.

James: 4. Suspenso. Es cierto que le tocó bailar con la más fea, en cuanto tuvo que suplir a un tipo como Valverde pero hizo aguas enseguida. Pese a sus esfuerzos defensivos, que los tuvo, fue engullido rápidamente por la presión del centro del campo otomano y en ataque se mostró atolondrado e impreciso, abusando del regate en exceso.

Jovic: 6. Bien. Sorprendió a todos con su implicación defensiva. De hecho, se puede decir que jugó más de centrocampista que de ariete y en los pocos minutos que estuvo en el campo, trabajó a destajo para tapar la hemorragia que la salida de Valverde había producido en el equipo.

Areola: No jugó.

Mendy: No jugó.

MIlitao: No jugó.

Isco: No jugó.

Altube: Descartado.

Odriozola: Descartado.

Brahim: Descartado.


Zinedine Zidane: 5. Aprobado. Sufrió el equipo más de lo necesario debido a los constantes desajustes defensivos de la primera parte, que hicieron que cada ataque del Galatasaray fuesen fuente de peligro especialemnte por la banda de Marcelo. De hecho, su presencia constante en el “once” es algo que se escapa de mi capacidad de entendimiento.

Como tampoco es comprensible el cambio de James por Valverde, que generó un agujero negro en el centro del campo, que rápidamente aprovechó el conjunto turco para abrir una vía de agua que hizo que un partido,que a priori debió haber finalizado con una goleada favorable, se acabase con el equipo perdiendo tiempo y pidiendo la hora.

Deja un comentario