Notas Real Madrid 5-0 Leganés | Jornada 11 Liga Santander

Courtois: 8. Sólo necesitó aparecer una vez en todo el partido y lo hizo por todo lo alto con un espectacular paradón a Oscar en la primera parte.

Carvajal: 5. Aprobado. En defensa apenas tuvo trabajo por lo que se aplicó en ataque pero sin apenas éxito. No le salió prácticamente nada, salvo el pase que dio lugar al gol de Jovic prácticamente con el tiempo cumplido.

Sergio Ramos: 6. Bien. La inoperancia ofensiva del Leganés redundó en que el camero apenas necesitó emplearse. Marcó su típico gol de penalti, a pesar de que falló en primera instancia.

Varane: 6. El único que tuvo que trabajar algo más que el resto, que fue más bien poco y volvió a mostrar que está en un buen estado de forma. Rápido en el corte y contundente. A punto estuvo de marcar un gol en la segunda parte.

Marcelo: 5. Aprobado. Un calco de la situación de Carvajal, si bien su aportación en ataque fue un poco más profunda que la de su compañero de la banda derecha. Soriano le sacó un par de balones de gol. Se entendió bien con Hazard.

Casemiro: 6. Bien. Partido plácido para el brasileño que casi se convirtió en un espectador de lujo ya que el Leganés prácticamente no cruzó el centro del campo durante todo el partido.

Kroos: 8. Notable Alto. Está de dulce el alemán. La presencia de Valverde y Casemiro le libera de tareas defensivas, en las que no está en absoluto cómodo y le permite irse con soltura arriba y mostrar su verdadera capacidad. Marcó un golazo y movió con mucho criterio al equipo de medio campo para arriba.

Fede Valverde: 7. Notable. Un auténtico pulmón, que corre y presiona por tres y encima tiene llegada al área. Estuvo omnipresente y fue clave para que el Leganés apenas no mirase a la portería del Real Madrid. Le faltó el gol para redondear una magnífica noche.

Hazard: 5. Aprobado. Se le sigue viendo fuera de sitio. Quizás sea por el hecho de jugar tan pegado a la banda pero no tuvo una actuación muy feliz. Se empeñó en conducir demasiado la pelota y abusó del regate. Aun así, forzó un penalti y dejó destellos de su calidad.

Benzema: 9. Sobresaliente. Lo hizo todo y todo bien. Su pase a Rodrygo, de primeras y sin dejar caer el balón, está al alcance de muy pocos. Estuvo reñido con el gol y volvió a encontrarse con los postes una vez más esta temporada, pero al menos anotó de penalti y no se fue de vacío.

Rodrygo: 7. Notable. Fue de más a menos, con unos primeros 25 minutos primorosos de fútbol vertical y desborde. Metió la primera que tuvo y se entendió a las mil maravillas con Benzema y Hazard, con el que intercambió varias veces su posición. A medida que el partido avanzó se fue difuminando un poco.


Modric: 6. Bien. Entró poco en juego pero cuando lo hizo, en el lugar de Kroos, llevó peligro. Forzó el penalti que dio lugar al cuarto gol y mostró buenas sensaciones.

Jovic: 7. Notable. Es un killer nato pero carente en este momento de la más elemental de las fortunas. Anotó en su segundo tiro a puerta pero le volvieron a anular el tanto por fuera de juego milimétrico aunque, por fin, abrió su lata particular con un gran tanto de cabeza típico del “9” que se espera que vaya apareciendo.

Isco: 6. Bien. Pese a jugar pocos minutos, se dejó ver con peligro en el área del Leganés y entró bastante en contacto con el balón, dejando gotas de su calidad. A punto estuvo incluso de marcar y ofreció, en general, una buena cara.

Areola: No jugó.

Mendy: No jugó.

Militao: No jugó.

Lucas Vázquez: No jugó.


Zinedine Zidane: 7. Planteó un gran entramado para cortar de raíz las posibles contras del Leganés, al que atenazó con su 4-3-3 aprovechando la presión adelantada sobre todo de Valverde, quien se bastó y se sobró para dominar los tímidos intentos del equipo de Luis Cembranos.

Bien en los cambios, el único “pero”, el empecinamiento en mantener en el once a un tipo como Marcelo (ayer era un día idóneo para dar minutos a Mendy, en mi opinión) y el no dar descanso a Casemiro, que sigue haciendo méritos para salir en el Guinness de los Récords de minutos jugados esta temporada. Si había un partido para darle descanso, sin duda, ése era éste.

Deja un comentario