Crónica Brujas 1-3 Real Madrid | Champions League (Fase de Grupos)

La samba brasileña iluminó una noche gris en Bélgica | Brujas 1-3 Real Madrid

Brujas 1-3 Real Madrid: “Juventud, divino tesoro”

El Real Madrid ha cerrado con una gran victoria su participación en la Fase de Grupos de la presente edición de la Champions League, enderezando de forma brillante una clasificación para octavos de final que comenzó torcida y que, sin embargo, ha hecho que se hayan convertido por derecho propio en uno de los principales rivales a batir en el sorteo del próximo lunes.

En un partido, en el que un equipo plagado de suplentes, muchos de ellos, como Militao, Rodrygo, Vinicius o Jovic, auténticos chavales, el Real Madrid tiró de oficio y, aunque sufrió más de lo debido en la primera parte, acabó imponiendo su calidad y su acierto rematador, sobre todo tras el desfondamiento físico de los belgas.

Siendo verdad que el partido quizás careció de la brillantez de otras ocasiones, no es menos cierto que hay que valorar en descargo de los de Zidane que ésta era la primera vez que estos jugadores jugaban juntos en un terreno de juego.

Una falta de acoplamiento que se hizo patente en la primera mitad, en la que la presión casi asfixiante de los jugadores del Brujas, que se comió literalmente al centro del campo madridista, hizo que apenas le llegase el balón a los jugadores de ataque blancos, que permanecíeron casi inéditos.

Mucha lluvia y pocas nueces

Unos primeros 45 minutos en los que apenas les duraba la pelota a un centro del campo tan inoperante como transparente y falló. Casemiro no daba abasto a tapar las incursiones procedentes de los balones que no paraban de perder Isco y Modric. De la misma forma que Militao y Varane no se cansaban de multiplicarse para parar los intentos de los delanteros por romper las líneas.

Once absolutamente sorprendente el alineado por Zidane | Brujas 1-3 Real Madrid

El propio Militao avisó a los 7 minutos con un testarazo que se marchó fuera tras un córner botado por Modric, pero aquello fue un mero espejismo.

En el minuto 10 cuando en el único fallo defensivo, un balón rechazado le llegó a Tau quien, a bocajarro, aprovechó el balón pero se encontró con los reflejos felinos de Areola para evitar con los pies un gol cantado. El rechace le cayó a Balanta , que acabó rematando fuera.

El encargado de dar la réplica fue Jovic en el minuto 18, en la única vez que los de Zidane pudieron combinar, pero su disparo duro y a media altura se encontró con la mano prodigiosa de Mignolet para mandar el balón a córner.

A partir de ahí, apenas un disparo de Isco a pase de Vinicius que salía desviado por poco a la media hora y, a partir de ahí, la nada más absoluta. Cero. Mucho quiero y no puedo del Brujas y mucho orden y rigor defensivo de la línea defensiva del Madrid, con unos magníficos Militao y Varane, mientras que Mendy, más brillante en defensa que en ataque, ponía el cerrojo a su banda.

No así Odriozola, quien perdió en varias ocasiones la posición y no daba pie con bola en sus escasas salidas de excursión por su banda.

Espectacular partido de Varane | Brujas 1-3 Real Madrid

Todo lo más, cuando el crono marcaba ya el tiempo reglamentario, el colegiado alemán Stieler le anuló un gol al Brujas por claro fuera de juego de Bonaventure. Y con eso, todos a la ducha a protegerse de la potente lluvia que regó a todos durante todo el partido.

Samba brasileña para iluminar una noche gris

La segunda parte comenzó con un dibujo más o menos similar que en la primera parte, esto es, con el Brujas achuchando en el centro del campo y con el Real Madrid defendiéndose con orden. Al menos hasta que en el minuto 53 Modric se sacó de la manga un pase magistral con el exterior en dirección a Odriozola, que había roto la espalda a la defensa belga.

El donostiarra le puso un excelente balón al centro del área para que Rodrygo, de primeras y con un sutil toque con la izquierda, ajustó la pelota al palo derecho de Mignolet y el balón, con suavidad, se alojó dentro de la portería.

Pero poco le duró la alegría al Real Madrid, porque apenas un par de minutos más tarde, un error en la salida de balón de Militao fue aprovechado por Bonaventure para centrar a Vanaken que colocó el balón a la izquierda de Areola.

Doblete brasileño en el Jan Breydel Stadium | Brujas 1-3 Real Madrid

En el minuto 64, Jovic le dejó suavemente a Rodrygo con la cabeza un centro de Casemiro desde la izquierda para que rematase cómodamente pero el balón se enredó en el área pequeña y Vinicius, muy atento, aprovechó el rechace para ajustar la pelota por el único hueco que había entre un mar de piernas para hacer el segundo de la noche.

A partir de ese momento, el Brujas desapareció del campo y el partido se rompió definitivamente para caer del lado madridista. Se fueron del campo Brahim y Jovic por Benzema y el equipo dio otra imagen más dinámica, especialmente cuando a falta de seis minutos para el final, Valverde entró en lugar de Isco.

Precisamente ,a un minuto del final ambos jugadores fueron los protagonistas de la mejor jugada de la noche, una pura delicatessen. Benzema dejó pasar un balón en la frontal para Valverde, quien en vez de tirar a puerta dejó con el tacón a Modric quien, desde fuera del área empalmó demasiado alto.

Modric sí tuvo más acierto esta vez cuando, con el tiempo vencido, Casemiro asistió al croata para que conectase un disparo raso y junto al palo para anotar el tercero unos instantes antes de que el colegiado decretase el final del partido.

Deja un comentario