El Manchester City excluido dos años de la Champions por saltarse el Fair Play Financiero

La Cámara de Adjudicaciones del Cuerpo de Control Financiero de Clubes (CFCB) de la UEFA ha decretado una sanción que puede considerarse como histórica al condenar al Manchester City con su exclusión por dos años de las competiciones europeas y al pago de una multa de 30 millones de euros.

Dicha sanción, que afectará a las campañas 2020/2021 y 2021/2022, proviene del hecho de haber considerado probada la alteración contable de forma artificial de los ingresos publicitarios entre los años 2012 y 2016 e incluida en los informes oficiales que todos los clubes europeos deben remitir a la UEFA cada temporada. Asimismo, la UEFA acusó al equipo citizen de obstaculizar gravemente la investigación, iniciada en marzo del año pasado.

Esta sanción será recurrida por el Manchester City ante el Tribunal de Arbitraje del Deporte, el conocido TAS, aunque dicho recurso no exime de su cumplimiento, a menos que el propio Tribunal decida, de forma excepcional, conceder una moratoria cautelar mientras decide.

No es la primera vez que el Manchester City es castigado por la UEFA por problemas con el Fair Play Financiero. Recordemos que por un hecho similar, fue sancionado en 2014 con una multa de 60 millones de euros y a inscribir en competiciones europeas a 21 jugadores, en lugar de 25, para su participación en la Champions League de la temporada 2014/2015.

Comunicado del Manchester City

Como no podía ser de otra forma, el equipo británico ha publicado una dura nota en la que, además de confirmar que acudirá al TAS para impugnar la sanción, se ha mostrado “decepcionados pero no sorprendidos por el anuncio”, tal y como reza en su comunicado.

Un comunicado en el que incluso llega a acusar de falta de imparcialidad a la UEFA y de haber dirigido sus investigaciones únicamente a sancionar al Manchester City, saltándose todas las normas y procedimientos de actuación internos del alto organismo federativo.

En Diciembre de 2018, el Investigador Jefe de la UEFA anticipó públicamente el resultado y la sanción que pretendía imponer sobre el Manchester City, incluso antes de comenzar cualquier tipo de investigación.

El consiguiente proceso, defectuoso y constantemente filtrado por parte de la UEFA, que él mismo supervisó dejaba pocas dudas acerca de cual sería el desenlace final. El Club remitió una queja formal ante el organismo disciplinario de la UEFA, una queja que fue validada por un fallo del TAS. Básicamente, se trata de un caso iniciado por la UEFA, procesado por la UEFA y juzgado por la UEFA.

Con este proceso discriminatorio ahora finalizado, el Club tratará de conseguir un juicio imparcial con la máxima celeridad posible y, por lo tanto, en primera instancia iniciará diligencias ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo lo antes posible”

Deja una respuesta