Crónica Real Betis 2-1 Real Madrid | Jornada 27 Liga Santander

Sidnei celebrando su gol, el primero de la noche | Real Betis 2-1 Real Madrid

Real Betis 2-1 Real Madrid: “Decepción absoluta”

El Real Madrid se ha dejado el liderato y algo más que tres puntos en el Benito Villamarín, tras un partido absolutamente desastroso, en el que nada, absolutamente nada, funcionó como debía y los de Zidane salieron derrotados con total justicia.

Todo salió rematadamente mal y ante un débil Betis, el Real Madrid fue una caricatura del equipo que, apenas una semana antes, había mostrado tan buena imagen en el Clásico. Sin intensidad, sin tensión y mostrando una desgana impropia de un equipo que aspira al título liguero, el equipo blanco ofreció su peor cara de la temporada.

Parecía imposible superar el horripilante partido de Mallorca pero en la vida todo es susceptible de empeorar. Y se empeoró, vaya si se empeoró… Al menos en Son Moix había la excusa del arbitraje, pero es que esta vez ni eso.

Tras una primera parte calamitosa en la que se salvaron mínimamente los muebles, con el empate in extremis gracias a un claro penalti señalado sobre Marcelo prácticamente sobre la bocina, la segunda mitad fue aún peor, con un equipo roto y sin ambición.

Malas sensaciones en la primera parte

Desde luego, las sensaciones fueron malas desde incluso antes del inicio. Es cierto que Zidane tenía muchas bajas pero desde el mismo instante en que se hizo pública la alineación, con un 4-3-3, con Marcelo y Lucas Vázquez de inicio, cundió el desánimo. Y con todo merecimiento.

El “once” del Real Madrid que se dejó tres puntos en el Villamarín | Real Betis 2-1 Real Madrid

El arranque fue bastante gris, con un Real Madrid en el que no había el más mínimo vestigio de la presión asfixiante que vimos hace tan solo una semana en el Bernabéu. Daba la sensación en los primeros minutos que con el trote cochinero de otras veces le podría dar para ganar el partido.

SObre todo viendo un par de avisos tempraneros antes del primer cuarto de hora, con un disparo alto de Marcelo nada más empezar y con un disparo de Vinicius que se marchó pegado al palo de Joel.

Suficiente bagaje para un Real Madrid paupérrimo, cuyo centro del campo era totalmente transparente, que jugaba andando y perdía casi tantos balones como los recuperaba el Betis, gracias al desacierto de unos irreconocibles Modric, Kroos y Casemiro.

Jugando a este ritmo, no fue extraño que los de Rubí se fuesen sintiendo cada vez más cómodos sobre el césped y se fuesen soltando los complejos hasta ir poco a poco controlando el partido.

Así las cosas, no tardaron en llegar las primeras oportunidades para el Betis, que dispuso de dos grandes ocasiones para adelantarse en el marcador, aprovechando que el Madrid empezó a acularse, con la línea medular prácticamente metida en el borde del área.

Esta espectacular parada evitó el primer tanto bético | Real Betis 2-1 Real Madrid

La primera, al filo de la media hora, cuando Bartra no estuvo fino a la hora de definir en el área un buen balón que le había caído delante mismo de Courtois pero su testarazo se marchó alto. La segunda, unos pocos minutos después cuando Fekhir enganchó una espectacular volea que obligó a Courtois a responder con una mano prodigiosa cuando se cantaba el primer tanto.

En el minuto 40 se produjo el inicio del desastre. Melé en el área, que acaba con la caída de Joaquín en el área y los jugadores béticos protestando y el balón ,suelto, terminó en las botas de Sidnei, quien se despachó un auténtico misil que perforó la red madridista.

En ese momento, los de Zidane comenzaron a reactivarse y en un arreón tardío empezaron a jugar y a tocar la pelota, mostrando todas las carencias de un Betis absolutamente desdibujado en cuanto el balón se abrió a las bandas y a rodar con el más mínimo criterio.

Con el tiempo cumplido, un pase de Vinicius desde la izquierda al corazón del área, acabó con un pequeño jaleo entre Modric y Marcelo, convertido en “9” circunstancial, y cuando el brasileño fue a rematar, recibió un patadón descomunal de Sidnei y acabó por el suelo. El penalti, indiscutible, fue ejecutado con maestría por Benzema para empatar el partido.

Una deleznable segunda parte

Se esperaba mucho del equipo en la segunda mitad. Daba la sensación de que, tras el susto, los de Zidane habrían aprendido la lección y saldrían con la misma actitud con la que acabaron la primera.

Pero no, nuestro gozo en un pozo porque el equipo blanco siguió en su misma dinámica con la que arrancó el partido. El equipo salió roto, sin orden ni rigor táctico, sin líneas definidas y sin la más elemental ambición ni tensión competitiva.

Vinicius lo intentó todo pero tuvo un día sin prácticamente acierto | Real Betis 2-1 Real Madrid

Y eso lo entendió perfectamente Rubí, que sin hacer gran cosa y sólo con un mínimo de ambición y favorecido por la ausencia de intensidad y la falta de acierto en balones, muchos de ellos, sencillos, dio vida a un Betis que parecía muerto con el empate.

En el minuto 55 un fallo de posicionamiento defensivo permitió que una triangulación entre Fekhir y Canales acabase con un balón en profundidad a Joaquín quien, con una facilidad pasmosa, se plantó solo ante Courtois. El veterano delantero bético le regateó sin problemas pero, cuando sólo tenía que empujar el balón, intentó un pase imposible que finalizó en las botas de Modric.

Un serio aldabonazo que lejos de espabilar al equipo, terminó de embotarle, en especial a Zidane quien trató de revolucionar a sus pupilos con los cambios de Mendy por Marcelo, lesionado y,el más incomprensible, de Mariano por Kroos.

Si el centro del cCrónica Real Betis 2-1 Real Madrid | Jornada 27 Liga Santanderampo ya era transparente, sin Kroos y con un cuarto delantero, el equipo terminó de romperse del todo. Y aunque Mendy puso el susto en las gradas con un disparo al larguero, el Real Madrid no dio una a derechas, con una sucesión de fallos a cuál más serio.

El más grave se produjo en el minuto 82, cuando Benzema en posición de mediocentro perdió un balón en el centro del campo que sorprendió al equipo en plena salida a la contra, en especial con una defensa fuera de sitio. El balón le cayó a Tello, quien a diferencia de Joaquín, no tuvo piedad de Courtois, al que batió por bajo.

No fue un día para Casemiro | Real Betis 2-1 Real Madrid

De nuevo tocaba llamada a rebato pero esta vez no hubo suerte. El equipo, atropellado, perdió absolutamente el oremus, con un equipo sin ideas, donde todo pasaba por darle balones a Lucas Vázquez y Vinicius para que los colgasen sin ton ni son y sin que ni Mariano ni Ramos ni Casemiro atinasen a rematarlos con un mínimo de peligro.

Sólo Benzema, casi al final de los cinco minutos de añadido, pudo haber marcado pero su disparo cruzado se marchó fuera por poco y el partido llegó a su fin y quedó de la peor forma posible.

Deja una respuesta