Vuelve el fútbol a Europa: Alemania da luz verde a la Bundesliga

Aunque la expansión del Coronavirus está dejando un reguero ingente de muertes y contagios por toda Europa, además de una brutal crisis económica y, en general, en casi todos los órdenes de la vida, lo cierto es que, poco a poco se empieza a recuperar la ansiada normalidad.

Imagen del primer entrenamiento del Bayern Munich tras la crisis del COVID19

O por lo menos, una cierta normalidad que, en el caso del deporte y, más concretamente en el fútbol, deja entrever un rayo de esperanza en una situación de parón inédita en el continente desde los tiempos de la II Guerra Mundial.

Así pues, a pesar de los intentos baldíos por recuperar el terreno perdido en muchos de los países europeos como España, Inglaterra o Italia, donde sus organismos rectores están teniendo muchos problemas para volver a la actividad y, sobre todo de países como Holanda o Francia, donde ya han tirado la toalla y han dado por concluido sus respectivos campeonatos ligueros, poco a poco algunos países ya empiezan a ver la luz y, de una forma u otra, van camino de volver a reanudar el fútbol de élite.

La Bundesliga, la primera en volver

Alemania, que merced a la excelente gestión de la crisis llevada a cabo por el Ejecutivo de la canciller Angela Merkel, ya está en plena fase de desescalada y de salida de la crisis, acaba de dar el pistoletazo de salida para que la Bundesliga pueda volver a disputarse este msimo mes.

Tras un período de incertidumbre, en el que algunos equipos decidieron volver a la actividad con entrenamientos ligeros y con las debidas medidas de seguridad y autoprotección para evitar contagios, iniciado en abril, la DFL (el organismo rector de la Liga germana) ha recibido el visto bueno de las autoridades para reanudar la Bundesliga en la segunda quincena del presente mes, tras una reunión celebrada hoy entre Merkel y los 16 presidentes de los Estados que integran la República Federal.

Ahora bien, falta por definir el calendario definitivo, aunque se barajan dos opciones. O bien el fin de semana del 15 o bien el del 23 de mayo, aunque todo apunta a que será esta última fecha la que se adopte para la reanudación del campeonato liguero germano. Eso sí, los partidos se disputarán siempre a puerta cerrada y bajo las más estrictas medidas de seguridad santarias.

Para la vuelta ha sido decisiva la campaña de tests masivos, un total de 1.724, llevados a cabo por los 36 equipos que integran las dos categorías de la Bundesliga, y que arrojaron un total de 10 positivos, entre jugadores y miembros del cuerpo técnico, que no se han querido hacer públicos (salvo los tres primeros casos conocidos la pasada semana, con dos jugadores y un fisioterapeuta del Colonia).

Una cantidad “asumible” de casos por parte de los integrante de la DFL y de las autoridades sanitarias de los Estados federales, y que, tras ser debidamente aislados, han inclinado la balanza en la decisión de retomar la actividad deportiva.

Recordemos que a la Bundesliga le restan por disputarse un total de nueve partidos y, en el momento del parón, lideraba la clasificación el Bayern Munich con 55 puntos, cuatro más que el segundo clasificado, el Borussia Dortmund, seguido por el RB Leipzig a cinco y el Borussia Moenchendgladbag, a seis.

Turquía, en junio

Asimismo, otro país que ha decidido levantar la prohibición de disputar partidos de Liga en su territorio ha sido Turquía, cuyas autoridades han aprobado la vuelta de la Superliga a partir del próximo mes de junio.

Imagen de un partido de la Superliga turca jugado a puerta cerrada

Concretamente, y según ha anunciado de forma oficial Nihat Özdemir, actual presidente de la Federación Turca de Fútbol (TFF), los próximos días 12, 13 y 14 de junio se reiniciarán todos los campeonatos del país otomano y en todas sus categorías.

Desde la Superliga de Primera División hasta el fútbol regional amateur, campeonatos que llevan parados desde pasado 18 de marzo, justo cuando se produjo el primer fallecido por COVID19 en el país y una semana después de conocerse el primer caso de contagio y que motivó que la jornada del 11 de marzo se disputase entonces a puerta cerrada.

Ahora bien, esta decisión -que cuenta con la aprobación de Ministerio turco de Salud- está a expensas de la evolución de la pandemia en el país y además no tiene aún definidas las condiciones higiénico-sanitarias bajo las que se disputarán los partidos, aunque todo apunta a que, como en Alemania, serán sin público en las gradas y bajo muy estrictas medidas de seguridad.

Actualmente, la Superliga turca se encuentra a ocho jornadas de su conclusión. Lideran la tabla Trabzonspor y el Istambul Basaksehir, ambos empatados a 53 puntos y seguidos por Galatasaray a tres y Sivasspor, a cuatro.

“Si todo va bien podremos terminar la Liga a finales de julio, luego pasaremos a las Copas y en el mes de agosto esperamos coronar la temporada acogiendo en nuestro país dignamente la final de la Liga de Campeones de la UEFA”, afirmó Ödemir, en un comunicado publicado en la web de la TFF.

Deja una respuesta