Valencia albergará la fase final de la Liga Endesa

La ACB ha elegido a Valencia como la sede que albergará la fase final de la Liga Endesa, en el formato extraordinario adoptado para determinar el campeón de la edición de esta temporada, cortada abruptamente el pasado mes de marzo a causa de la pandemia del Coronavirus.

Un reto muy importante para la ACB, que ha elegido una sede única en la que en apenas dos semanas, entre el 17 y el 30 de junio, se disputarán hasta 33 partidos.

El formato es ambicioso ya que, a pesar de las enormes dificultades de calendario que, por ejemplo, han llevado a la Euroliga a su suspensión, se ha decidido seguir adelante y finalizar la temporada de la manera más digna.

En concreto, los 12 primeros clasificados en el momento de la suspensión de la temporada, allá por marzo jugarán en dos grupos de seis equipos El primero, el Grupo A está integrado por el FC Barcelona, Bilbao Basket, Baskonia, Iberostar Tenerife y Joventut. El segundo, el Grupo B incluye al Real Madrid, Casademont Zaragoza, Valencia Basket, Morabanc Andorra y Herbalife Gran Canaria.

Dentro de cada grupo, todos jugarán todos contra todos y los dos primeros de cada uno jugarán una Final Four, a partido único en semifinales y la final.

L’Alquería, un ejemplo para España

Valencia se ha impuesto a Madrid, Barcelona, Zaragoza, Pamplona, Andorra, Almería, Mahón, Tenerife y Gran Canaria, las otras nueve ciudades candidatas que ofrecieron sus respectivas infraestructuras para albergar un reto tan sumamente importante.

Para llevarse el gato al agua, Valencia ha puesto a disposición de la ACB tanto las instalaciones del Pabellón de la Fuente de San Luis y la Ciudad Deportiva de L’Alquería del Basket.

La Fonteta, la cancha del Valencia Basket, albergará los partidos mientras que L’Alquería recibirá a los equipos para sus respectivos entrenamientos.

Esta última es una joya de la arquitectura deportiva, creada en 2017 gracias, entre otras aportaciones, la del dueño de Mercadona, Juan Roig, que aportó 18 millones de euros para la creación del que está considerado el mejor y más importante complejo deportivo destinado a la formación del basket.

Nada menos que 15.000 metros cuadrados, 13 pistas de baloncesto, de las que nueve son cubiertas y cuatro al aire libre y, lo más importante, tiene vestuarios individuales y su amplitud permite garantizar la máxima seguridad sanitaria, ya que ninguno de los equipos compartiría instalaciones.

Deja una respuesta