Crónica Real Betis 2-3 Real Madrid | Jornada 3 Liga Santander

Con un espectacular “panenkazo”, Sergio Ramos le dio la victoria al equipo en el Villamarín | Real Betis 2-3 Real Madrid

Real Betis 2-3- Real Madrid: “El VAR evita un nuevo atraco al Real Madrid”

El Real Madrid se ha llevado tres importantes puntos de un Benito Villamarín ante un buen Real Betis que, sin hacer un gran partido, le puso las cosas ciertamente complicadas a los de Zidane.

Los blancos, ayer de negro y rosa, tuvieron que sudar sangre para remontar un partido que, más por deméritos propios que por aciertos del rival, le puso el encuentro en bandeja a los de Manuel Pellegrini en apenas dos minutos.

A partir de ahí, el Real Madrid se descolocó y jugó francamente mal hasta que los cambios y un par de decisiones polémicas pero justas, ratificadas por el VAR, hicieron que ni siquiera un tipo tan sospechosamente antimadridista como De Burgos Bengoetxea pudiese perjudicar al equipo y el partido cambió radicalmente.

Así, una justísima expulsión de Emerson que, de mano, De Burgos, por cierto, no quiso apreciar y un penalti por mano de Bartra, este sí, muy difícil de apreciar a simple vista, acabaron por doblegar a un Betis que, como decimos, puso contra las cuerdas a los de Zidane durante muchos instantes del partido.

Con esta mano, revisada por el VAR, Bartra impidió el remate de Mayoral y dio lugar al penalti | Real Betis 2-3 Real Madrid

Porque, más que le pese a muchos, especialmente en los medios, el VAR sí fue creado para estas cosas, para traer la justicia al fútbol y evitar situaciones, especialmente con colegiados como éste, el Real Madrid hoy hubiese sido atracado por enésima vez ya que, estas jugadas rearbitradas no es que beneficiaran al club, es que evitaron sendos errores que el árbitro había cometido y que nos habrían hecho perder, como mínimo, dos puntos.

Finalmente y, aunque sin brillantez, el Real Madrid se llevó los tres puntos y sigue adelante en la zona alta de la tabla y, lo más importante, se quita de encima una visita importante en el calendario.

Un flojo Real Madrid se dejó remontar en la primera parte

El Real Madrid sorprendió, como no podía ser de otra forma, con una alineación en la que contra todo pronóstico, apostó por un 4-4-2 con una medular pobladísima, con Odegaard, Kroos, Fede Valverde y Casemiro, y lo más extraño de todo, con Jovic y Benzema en punta.

El partido comenzó muy de cara para los de Zidane quienes, a tan solo dos minutos del arranque ya habían anotado el primer gol del partido en las botas de Benzema pero el VAR, sí, ese denostado instrumento del que sólo se quejan cuando hace justicia al Real Madrid, anuló el tanto por fuera de juego del francés.

En cualquier caso, con un Real Madrid más o menos dominador, y a pesar de llevarse un buen susto en el minuto 7 cuando Courtois protagonizó un paradón marca de la casa ante un remate de cabeza a bocajarro de Sanabria, lo cierto es que no tardó en caer el primero de la noche.

En el minuto 14, Benzema en labores de extremo derecho, vio la llegada de Fede Valverde por el centro y le asistió para que el uruguayo rematase de una dura volea en el primer palo para batir a Joel.

Fede Valverde celebrando su tanto con Benzema | Real Betis 2-3 Real Madrid

Sin embargo, lejos de darle seguridad y con un Casemiro más que renqueante tras una durísima entrada al tobillo de Emerson, el Real Madrid se fue del partido. El centro del campo del Betis recuperó la pelota y, sin hacer un gran despliegue, entre Canales y Emerson se adueñaron de la medular y el Betis comenzó a carburar y acular a los de Zidane contra su portería.

Poco a poco los de Pellegrini empezaron a generar ocasiones con mayor o menor peligro y así, hasta en tres ocasiones rondaron el gol pero el desacierto rematador de sus jugadores impidió el empate. Pero no por mucho.

Con un Real Madrid absolutamente desarbolado y a merced del Betis, llegó el empate en el minuto 34 cuando Mandi, completamente a placer, remachó de cabeza en el área pequeña un perfecto centro de Canales.

La puntilla llegó apenas dos minutos después, en plena sangría defensiva del Madrid, cuya vía de agua en el centro del campo era más grande que la que mandó al Titanic al fondo del mar. Emerson, que había llegado hasta el área madridista como Pedro por su casa, sorprendió por abajo con un zurdazo que se le coló a Courtois, tras golpear en el meta blanco.

El Real Madrid estaba partido, sin zona de creación y, lo que es peor, habiendo perdido su principal valor de estos últimos meses como es su solidez defensiva. La defensa hacía aguas, el centro del campo era transparente y Jovic, a pesar de que fijó con solvencia a la defensa y le dio más libertad a Benzema, parecía un fantasma, invisible para sus compañeros, que apenas sí le sirvieron un par de balones en condiciones.

No tuvo suerte Luka Jovic en su vuelta a la titularidad en el equipo | Real Betis 2-3 Real Madrid

Con todo en contra para el equipo, lo mejor que le podía pasar era que De Burgos Bengoetxea pitase el descanso ya que Benzema, que falló una clara ocasión al filo del final, no parecía tener su día cara al gol.

Pero como las desgracias nunca vienen solas, aún hubo tiempo para una nueva desgracia y era que Kroos, quien tampoco anduvo muy fino, se lesionase antes de acabar el primer período, teniendo que dejar su puesto a Modric.

El VAR, tan decisivo como los cambios de Zidane

Tras la reanudación, Zidane dio entrada a Isco en el equipo en lugar del desaparecido Odegaard y el cambio le dio sus frutos. No sólo porque cuando apenas se llevaban disputados tres minutos, un buen centro de Carvajal desde la derecha fue desviado por Emerson a su propia red, cuando trataba de evitar que Benzema empujase la pelota dentro.

La jugada, debido a lo justo de la posición del francés, en su disputa con Emerson, fue revisada a fondo por la Sala VOR pero, tras más de dos minutos de deliberación, el gol subió al marcador.

El empate asentó al equipo de Zidane, que gracias a Modric e Isco, recuperó el control de la pelota y, con ello el dominio del partido y sobre todo, la tranquilidad perdida durante un buen puñado de minutos en la primera parte.

Al filo de la hora del partido y, en la única vez que sus compañeros vieron por fin un desmarque de ruptura de Jovic, el balcánico se plantó solo ante Joel pero Emerson, que le seguía por detrás, le empujó claramente, impidiendo su remate justo en la misma frontal del área. La falta, señalada fuera del área, por De Burgos, trajo cola.

No estuvo fino Benzema de cara al gol esta noche | Real Betis 2-3 Real Madrid

En primer lugar, no sólo ofrecía la duda de si el derribo, absolutamente claro y manifiesto, era dentro o fuera del área, en cuyo caso habría que dilucidar si era penalti o no, sino también si dicho derribo debía ser castigado con roja directa para el defensor brasileño.

Así, tras varios minutos de incertidumbre que obligaron al propio colegiado a dirigirse al monitor a analizar él mismo la jugada, se decidió que el derribo había sido fuera del área pero Emerson era merecedor de la cartulina roja, dejando al Betis con 10.

Aquella jugada fue decisiva porque no sólo obligó a Pellegrini a renunciar al ataque, al tener que optar por reforzar la defensa con el cambio de un zaguero como Montoya por Sanabria, sino porque obligó al equipo verdiblanco, visiblemente agotado, a un sobreesfuerzo defensivo para el que pronto se vio que no estaban preparados.

La falta fue lanzada magistralmente por Sergio Ramos y a punto estuvo de convertirse en gol, pero el disparo del camero se marchó fuera por milímetros, perfectamente ajustado a la cruceta izquierda de Joel.

Un par de minutos después, Carvajal asistió a Benzema pero éste, en boca de gol, falló lastimosamente, mandando el balón junto al palo del meta bético.

No obstante, y aunque los de Pellegrini desaparecieron del partido, metidos en la cueva, achicando agua como podían, hay que reconocer que tuvieron una ocasión de oro tras la igualada, con un disparo lejano de Carvalho al que respondió Courtois con una mano “sideral”, para mandar el balón a córner.

Ya no volvimos a ver más al Betis sobre el césped. Encerrados en su área y achicando balones, el Real Madrid dominó a placer. Zidane dio entrada a Borja Mayoral por Jovic y ese cambio fue providencial porque, cuando apenas llevaba unos minutos en el campo, en el minuto 77 se internó en el área y pugnó con Bartra para rematar a puerta.

La jugada, aparentemente sin más trascendencia que un intento de remate fallido por parte de Mayoral, sin embargo, fue revisada de inmediato por el VAR dado que en su intento de evitar el remate del delantero madridista, Bartra tocó el balón con la mano por lo que la jugada, tras más de un par de minutos de deliberación y un nuevo visionado de De Burgos en el monitor, fue sancionada con penalti.

Con esta maestría Sergio Ramos transformó el penalti de Bartra a Mayoral | Real Betis 2-3 Real Madrid

El lanzamiento, una vez más a cargo de Sergio Ramos, acabó en el fondo de la red merced a un espectacular “panenkazo” del camero, que sigue con su imparable racha anotadora desde los 11 metros.

Cuatro minutos más tarde, Isco dispuso de la más clara oportunidad de anotar de toda la noche pero su disparo a bocajarro a pase de Fede Valverde, fue repelido por una espectacular mano abajo de Joel.

A pesar de los ocho minutos de añadido, el Real Madrid dominó la pelota y aunque no con la claridad necesaria para “atornillar” el partido definitivamente si bien, prácticamente al final, Benzema volvió a fallar otra nueva ocasión en boca de gol para sentenciar el partido.

Finalmente, y tras un poco de suspense, los tres puntos, insisto en que con más oficio que brillantez, volaron rumbo a Valdebebas, a la espera de lo que hagan el Atlético de Madrid y el Barça en sus respectivos estrenos ligueros ante el Granada y Villarreal, respectivamente.

Deja una respuesta