Crónica Real Madrid 0-1 Cádiz CF | Jornada 6 Liga Santander

El Real Madrid se dejó tres puntos ante el Cádiz después de un pésimo partido | Real Madrid 0-1 Cádiz CF

Real Madrid 0-1 Cádiz CF: “Desastre absoluto”

El Real Madrid se dejó los primeros tres puntos de la temporada en un partido absolutamente infame, si no el peor, entre los tres peores que le recuerdo al equipo blanco de la segunda Era Zidane, al nivel de las derrotas de la pasada campaña ante el Mallorca y el Betis.

Durante la primera parte, el equipo hizo una absoluta dejación de funciones, haciendo gala de una carencia de la más elemental tensión competitiva, limitándose a deambular como almas en pena por el césped del Di Stéfano, acompañando con la mirada a unos jugadores del Cádiz, que al lado de los once que sacó Zidane, parecían el Milán de Sacchi redivivo.

Tras la reanudación y con un festival de cambios, el equipo mejoró su imagen indolente y pasota de la primera mitad pero su juego, espeso y previsible, se acabó estrellando contra la ordenada defensa cadista, que supo aguantar el tipo hasta el final y se llevó merecidamente los tres puntos.

Un esperpéntico espectáculo

Y es que desde el mismo momento en que se hizo pública la alineación, sin Casemiro, Mendy, Valverde o Rodrygo y con esas sombras de lo que un día fueron como Marcelo, Isco o Lucas Vázquez, unido a la presencia de un decadente Nacho, por las obligadas ausencias de Carvajal y Odriozola, se empezó a sospechar que poco o nada bueno iba a salir de ahí.

Courtois volvió a lucirse ante la delantera rival con varias paradas de mérito | Real Madrid 0-1 Cádiz CF

Lo que nadie se iba a imaginar es que eso iba a concretarse tan rápidamente. Apenas un minuto y medio el Cádiz en dar el primer susto, cuando tras una indecisión en defensa, culminada con un despeje a ninguna parte de Kroos, el balón le cayó a Negredo. El ex-delantero madridista batió por abajo a Courtois y cuando se cantaba el tanto apareció Ramos de la nada para sacar el balón bajo los palos.

Lejos de espabilar al equipo, el Cádiz dispuso de al menos otras dos oportunidades. Ramos, pese a su acción inicial estaba despistadísimo y el centro del campo, junto a los laterales, transparente. Sin apenas esfuerzo, los jugadores amarillos robaban fácil el balón y atacaban de forma tan simple y sin oposición, llegaban al área madridista donde sólo Varane lograba centrarse mínimamente.

Courtois tuvo que emplearse a fondo un par de veces, una a tiro de Lozano y otra de Negredo, ambas motivadas por sendos errores en la salida de la pelota. De hecho, era casi imposible que el Real Madrid hilase dos pases porque, entre que nadie la pedía, todo era trote cochinero y que encima estaba rematadamente desatinados, el balón era prácticamente propiedad del Cádiz.

Finalmente y como era previsible, llegó el tanto al filo del cuarto de hora de juego cuando un balón en el que Lozano le ganó la espalda con facilidad a Ramos, se plantó ante Courtois, picándole el balón con suavidad por encima del cuerpo.

Así anotaba “Choco” Lozano el tanto que le daba la victoria a su equipo | Real Madrid 0-1 Cádiz CF

Lo peor fue que el Madrid no despertó de su letargo. Siguió con su fútbol lenturrón, cansino y previsible, con constantes pérdidas de balón, entre otras cosas por el nefasto partido de la dupla Isco-Marcelo por la izquierda, con un Kroos irreconocible y con unos no menos fallones Nacho y Lucas Vázquez por la derecha.

Es cierto que el Madrid dio un paso adelante y eso motivó que el Cádiz se replegase rápidamente, tejiendo una tela de araña en la que quedaron atrapados los de Zidane, mostrando una alarmante falta de ideas.

Y es que ese paso adelante madridista no resultó nada efectivo porque, salvo un par de tiros lejanos de Kroos y una oportunidad de Modric casi al final del primer período, que no supo remachar en línea de gol una chilena fallida de Vinicius, el Real Madrid fue un equipo incapaz de generar ningún peligro en el área de Ledesma.

Mejoría insuficiente en la segunda mitad

Tras el descanso Zidane dio un golpe de mano, dando entrada de una tacada a Militao por un Ramos que acabó la primera mitad renqueante tras un choque con Lozano, pero también a Asensio, Casemiro y Fede Valverde, que salieron al campo para recomponer prácticamente toda la medular (Isco, Modric y Lucas Vázquez, respectivamente).

El equipo dio una vuelta de tuerca, sobre todo porque hacerlo peor de lo que se había hecho en la primera mitad. Pero es que es verdad que la presencia en el centro del campo de Casemiro y Valverde aportó al menos la consistencia que el equipo no había tenido, lo que unido al paso atrás del Cádiz, hizo que los de Zidane dejasen de sufrir atrás.

Vinicius, hasta ese momento absolutamente desaparecido, lo intentó un par de veces desde fuera del área aunque sin acierto, ya que en ambas ocasiones el balón se marchó por encima del travesaño.

Poco a poco, con más fuerza que cabeza, el Madrid -ya dueño y señor de la situación- empezó a embotellar al Cádiz en su campo. Un conjunto el gaditano que se defendía como gato panza arriba. En el minuto 67, Vinicius cabeceó mal un excelente centro de Kroos desde la izquierda, pero el Madrid no lograba romper la madeja en la que se había enredado.

Vinicius pudo empatar pero su testarazo se marchó desviado | Real Madrid 0-1 Cádiz CF

En el minuto 78, Jovic entró por Kroos en un último intento de Zidane por al menos lograr el empate y a punto estuvo de conseguirlo. El serbio se entendió a las mil maravillas con Benzema quien, por fin y tras unos espantosos 80 minutos, por fin, empezó a moverse con más libertad y generando jugadas.

En el minuto 79 tras una gran triangulación, probablemente la primera y la última del partido, Benzema cabeceó un gran centro de Valverde al área y Jovic, en boca de gol, anotó el tanto del empate. Sin embargo, éste no subió al marcador porque en el momento del remate, el francés estaba en claro fuera de juego.

Aun así, el delantero madridista no se rindió. Apenas un minuto después, en los mejores momentos de fútbol del Real Madrid, otra asociación de Benzema, en este caso con Jovic, finalizó con un disparo espectacular del jugador galo que se estrelló violentamente contra el travesaño de Ledesma.

Pero no era el día, y de la misma forma que otras veces esos balones entraban, esta vez no pudo ser y, a pesar de que el Madrid continuó achuchando, intentando sin éxito colgar balones al área como único recurso, el partido acabó tras tres minutos de prolongación, pasados los cuales Jaime Latre ni siquiera dejó sacar el último córner del partido y el Real Madrid rompió su imbatibilidad de 15 partidos.

Deja una respuesta