OFICIAL: El Real Madrid cierra el ejercicio 2019/2020 con un superávit de 313.000 euros

En un entorno económico de crisis terrible, marcada por la pandemia del Coronavirus, el Real Madrid acaba de publicar sus cuentas anuales, con las que da por cerrado oficialmente el ejercicio de 2019/2020 y en las que, a pesar de todos los pesares, ha conseguido acabar la temporada con un exiguo pero significativo superávit de 313.000 euros.

Mientras equipos, muchos de ellos punteros como el FC Barcelona han cerrado sus ejercicios con pérdidas cercanas a los 100 millones de euros y a pesar de haber tenido que acudir al mecanismo del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para sus propios trabajadores, el Real Madrid ha podido capear esta horrible tormenta al menos con un leve beneficio.

Los últimos tres meses y medio de la pasada temporada supusieron una enmienda a la totalidad a todas las cuentas presupuestadas por todos los clubes y por supuesto, el Real Madrid no fue una excecpión.

Y lo que es peor, el club prevé que los efectos de la pandemia no sólo se quedarán ahí sino que se extenderán también a la presente campaña. No olvidemos que se barajó la posibilidad de que a estas alturas de la temporada ya habría público en las gradas, algo que desgraciadamente, no se ha producido debido a la virulencia de la segunda ola de contagios.

Pérdida neta de ingresos de 91 millones de euros 

Según se detalla en la memoria económica aprobada por la Junta Directiva y que será llevada a la Asamblea General del club el próximo día 20 de diciembre para su ratificación, el desfase económico entre lo inicialmente previsto y lo ejecutado finalmente, especialmente en el capítulo de ingresos, ha sido demoledor.

La crisis del Coronavirus ha representado una caída en los ingresos ordinarios de nada menos que 106 millones de euros brutos (un 13% con respecto al presupuesto del club) que, una vez descontados los costes asociados directamente a dichos ingresos (16 millones de euros), supone una pérdida neta de 91 millones de euros.

Un desplome en los ingresos, motivado entre otras cosas por la desaparición de ingresos por taquillas, al tener que disputar todos los encuentros de fútbol (y baloncesto) a puerta cerrada, así como otras circunstancias, como el cierre temporal del Tour del Bernabéu y su posterior reapertura casi tres meses después y sometida a duras restricciones, así como el cierre de la tienda oficial y la caída de ingresos por merchandising y contratos de patrocinio, revisados a la baja

La disputa de partidos a puerta cerrada, una fuente de pérdidas para el Real Madrid

Por este motivo, el club se vio obligado a adoptar una serie de medidas de freno drástico del gasto con el fin de paliar esta caída en los ingresos.

La primera y más significativa fue la adopción de un acuerdo en el mes de junio con los jugadores y técnicos de los primeros equipos de fútbol y baloncesto para la reducción de sus salarios en un 10% y que habría llegado al 20% en caso de que sus campeonatos, como se barajó en un principio, no se hubiesen podido reiniciar.

Pero también se han adoptado otras medidas como un exhaustivo plan de ahorro en los gastos operativos ordinarios del club, cuya implantación ha traído como fruto la reducción, en paralelo, de un 8% adicional.

Un club solvente al 120%

En resumen, y según reza en la memoria económica del club que será presentada a la Asamblea, el impacto provocado por el COVID-19 en la Tesorería a 30 de junio 2020 (-154 millones de euros), es casi un 50% superior al impacto de menores ingresos, al tener que asumir el club, adicionalmente a la pérdida de ingresos antes indicada, el aplazamiento de cobro de determinados contratos de patrocinio y de las cuotas de abono.

Para compensar este impacto, el club ha obtenido durante los meses de abril y mayo de 2020 nueva financiación bancaria a largo plazo por valor de 205 millones de euros. En concreto, el club ha conseguido cuatro préstamos por valor de 155 millones de euros con vencimiento a cinco años y una póliza de 50 millones de euros más, pagadera a tres años.

Dichas operaciones de préstamo se han formalizado de manera independiente con las cinco entidades bancarias nacionales con las que opera el club y están avaladas por el ICO dentro de la línea aprobada por el Gobierno para facilitar la liquidez de las empresas.

Por tanto, a 30 de junio 2020, el club tiene un patrimonio neto de 533 millones de euros, una Tesorería de 125 millones de euros (excluida la tesorería propia del proyecto de remodelación del estadio) y tiene de pólizas de crédito a largo plazo que aún no ha ejecutado, en la cuantía suficiente para cumplir sus obligaciones de pago durante el ejercicio 2020/2021, con lo que la solvencia del club, en este entorno de crisis galopante, está más asegurada.

Un presupuesto reducido para la temporada 2019/2020

Ante las negras perspectivas económicas que auguran esta temporada, en la que sigue sin entrar público en los campos, se ha reducido muchísimo la visita al Museo del club y, por ende, las ventas en la tienda, así como en los contratos publicitarios, revisados a la baja precisamente por este motivo, el presupuesto del Real Madrid para la temporada actual se ha visto reducido sensiblemente.

Según las cuentas que el club presentará a la Asamblea, el presupuesto será de tan solo 616,8 millones de euros, lo que representa una disminución del 14% con respecto al ejercicio 2019/2020, una vez revisado a la baja en su último cuatrimestre.

Pero si lo analizamos en perspectiva, con respecto al presupuesto de la pasada campaña antes de la pandemia (822,1 millones de euros), la reducción es de nada menos que de un 25%

De hecho, de no haber existido la pandemia y haber contiunado con la tendencia de crecimiento de ingresos de años anteriores, el presupuesto para la temporada 2020/21 hubiera alcanzado una cifra próxima a los 900 millones de euros, es decir, casi 300 millones de euros más con respecto a lo presupuestado para este año, en este entorno de crisis.

Asimismo, en cuanto a la aportación del Real Madrid a la Seguridad Social y a las arcas del Estado en concepto de impuestos, el club ha ingresado 286,4 millones de euros en la “caja común” española.

Por último, hay que felicitarse por el carácter altruista del club, cuyas donaciones a la Comunidad de Madrid y Ayuntamiento para la compra de material sanitario ascendieron a nada menos que 3,3 millones de euros. A esto habría que unirle la puesta a disposición del Santiago Bernabéu a las autoridades sanitarias para el almacén de todo el material sanitario.

Deja una respuesta