Notas Osasuna 0-0 Real Madrid | Jornada 18 Liga Santander

Courtois: 6. Aprobado. Salvo un par de intervenciones, pasó prácticamente desapercibido.

Lucas Vázquez: 7. Notable. Incansable en su trabajo como lateral derecho, subiendo y bajando sin parar y ofreciendo incontables alternativas en el cansino juego madridista.

Varane: 5. Aprobado. Rápido en el corte pero escasamente contundente, trasladando una constante sensación de blandura en sus intervenciones.

Sergio Ramos: 6. Bien. Atento en su zona y contundente y rápido en los cortes y en la marca a Calleri. Intentó ofrecer salidas de balón con varios cambios de juego pero sin demasiado acierto.

Mendy: 5. Aprobado. Cumplidor en su faceta defensiva, como casi siempre, pero bastante desacertado en ataque, con fallos bastante groseros en la entrega de balón en los últimos metros.

Casemiro: 7. Notable. Aportó el músculo necesario en un partido como éste. Omnipresente, especialmente en las ayudas defensivas por el centro.

Kroos: 4. Suspenso. No estuvo fino el alemán, quien se mostró bastante gélido en su juego, casi tanto como el ambiente de El Sadar.

Modric: 8. Notable Alto. Su compromiso, su profesionalidad y sus ganas, cualidades más propias de un debutante, son dignas de todo elogio. El que más tiró del carro y el que intentó cosas diferentes, con un despliegue físico impresionante. Dejó su puesto a Isco en el minuto 75.

Asensio: 4. Suspenso. Salvo su disparo al inicio de la segunda parte, se puede decir que no compareció. Ni presionó la salida de balón de Osasuna ni defendió y, lo que es peor, no aportó absolutamente nada en ataque. Fue sustuido por Fede Valverde en el minuto 65.

Benzema: 4. Suspenso. Perdido y sin rumbo, estuvo completamente desaparecido. Muy desdibujado y sin incidencia en el juego.

Hazard: 4. Suspenso. Estuvo bastante activo, ofreciéndose pero no tuvo suerte. Perdió muchos balones y se perdió en regates, algunos imposibles. Lejos de su mejor versión, fue sustituido por Mariano en el minuto 75.


Fede Valverde: 4. Suspenso. Intrascendente y,prácticamente sin presencia alguna en el equipo.

Isco: 4. Suspenso. La fe de Zidane en él es tan inexplicable como sus intentos fallidos por mantener el balón. Lo poco que pasó por sus pies acabó en las botas de los jugadores de Osasuna

Mariano: 4. Suspenso. Es cierto que apenas le llegaron balones, pero sorprendió su indolencia cada vez que perdió un balón.


Zinedine Zidane: 4. Suspenso. Aunque en su descargo hay que decir que el partido se jugó en un patatal helado e indecente, en unas condiciones atmosféricas pésimas, por cortesía de Javier Tebas, pero no es menos cierto que, una vez más, el equipo no funcionó. Ni en la primera parte ni en la segunda. Ni con los titulares ni con los suplentes.

Se abusó del juego de toque y del pasecito insulso al pie y de los centros laterales y se careció de verticalidad y de profundidad, que hizo que apenas se tirase a puerta. Difícil de entender el cambio de Modric por un Isco, que cada vez más parece un ex-futbolista, teniendo a un jugador como Odegaard en la recámara.

Deja una respuesta