Crónica Real Madrid 2-0 Getafe | Jornada 1 Liga Santander

Benzema, festejando la consecución del primer tanto de la noche | Real Madrid 2-0 Getafe

Real Madrid 2-0 Getafe: “Ganando bajo la lluvia”

En la disputa del partido aplazado del inicio liguero, el Real Madrid se ha llevado tres puntos importantes bajo un auténtico aguacero, en unas condiciones extremas en cuanto a bajas y ante un rival rocoso -en ocasiones rayano en la violencia- y que no le puso las cosas nada fáciles a los de Zidane.

Un Zidane que, por cierto, ha dejado una gran imagen como estratega, sorprendiendo a propios y extraños con un planteamiento inédito en la temporada para paliar las numerosas ausencias con un 5-3-2 (que en la mayoría de ocasiones fue un 3-5-2), con Nacho, Varane y Mendy como hombres más rezagados, el canterano Marvin y Marcelo como carrileros, con toda la banda para ellos, dos mediocentros como Modric y Casemiro, Asensio de enganche y delante Vinicius y Benzema.

Este sistema no sólo se le atragantó de inicio a los de Bordalás que finalizaron el partido sin un solo disparo sobre la meta de Courtois, sino que, gracias a la seriedad y la concentración ofrecida por prácticamente todos los jugadores, dejaron una imagen que recordó al Real Madrid rocoso y campeón del final de la temporada pasada.

Y es que, a pesar de que los de Bordalás intentaron aplicar su conocida presión alta en toda la cancha, lo cierto es que fue fácilmente superada, sobre todo en la primera parte, en la que sólo faltó el gol para redondear un partido serio y muy completo del club blanco.

Monólogo madridista en la primera parte pero sin profundidad

Un “once” sorprendente y marcado por las bajas con Marvin como titular | Real Madrid 2-0 Getafe

La primera parte fue un monólogo madridista aunque un tanto aburrido ya que, salvo una clarísima ocasión de Modric en el minuto 36 con un disparo raso y centrado y que Soria, en semifallo, logró mandar a duras penas a córner, el Real Madrid volvió a adolecer de pegada y acierto en los últimos metros.

Bueno, eso y un nuevo y clamoroso penalti a favor del Real Madrid que, una vez más, acabó durmiendo el sueño de los justos a los 13 minutos de juego cuando Casemiro, a la salida de un córner, era clara y ostensiblemente agarrado por Chakla hasta hacerle caer. Esa misma jugada finalizó con un testarazo de Benzema al larguero aunque la jugada quedó invalidada por falta del francés en el salto.

Marvin, una gratísima sorpresa en su papel de carrilero derecho, cumplió con creces y, junto a un inspirado Marcelo, muy cómodo dominando la banda izquierda, eran dos estiletes, con un inspirado Asensio, entre líneas, descosían una y otra vez el entramado defensivo de Bordalás, pero como le está pasando en esta temporada, falló el último pase.

Agua y goles en la segunda mitad

La segunda parte comenzó con un pequeño espejismo cuando Angel acertó a rematar de chilena un centro de Damián, aunque sin inquietar demasiado a Courtois en el primer y único remate a puerta del Getafe en todo el partido.

Una jugada a la que respondió Benzema un minuto después con un remate raso y pegado al palo derecho de Soria, muy bien despejado por el meta azulón con una gran mano abajo, tras un magnífico pase al hueco de Asensio.

En el minuto 55, un maltrecho Marvin dejó su puesto a Arribas, lo que motivó un nuevo cambio táctico, dejando a Vinicius, hasta ese momento muy activo por la izquierda, en carrilero derecho. Una posición inédita para él, con mucho recorrido pero sobre todo con mucho trabajo defensivo y a la que el brasileño respondió con acierto y sobre todo con sacrificio.

Con este testarazo abrió Benzema el marcador en Valdebebas | Real Madrid 2-0 Getafe

Precisamente de las botas del brasileño salió el gran pase que, en el minuto 54, dio lugar al primer tanto madridista. Un gran centro suyo desde la derecha hacia el punto de penalti fue rematado de cabeza por Benzema para abrir la lata.

Este gol no descompuso en exceso a los de Bordalás que, fieles a su estilo, siguieron presionando pero con menos énfasis y, lo mejor de todo, dejando cada vez más huecos atrás y entre las líneas, lo que facilitó mucho las cosas para que el Real Madrid pudiese dar la puntilla al partido.

Un partido sentenciado, de hecho, apenas seis minutos después cuando, tras otra gran jugada iniciada por Mendy con un robo de balón en su campo, merced a su poderío físico, tiró una buena pared con Arribas quien, a su vez, le tiró un balón a la espalda de la defensa muy bien aprovechado por Marcelo. El brasileño ganó la línea de fondo y centró al área pequeña donde apareció Mendy para remachar al fondo de la red.

A partir de ahí el Real Madrid dio un paso atrás, esperando cazar alguna contra, se dedicó a nadar y guardar la ropa y así, tras algo más de 12 minutos, que sólo dieron para ver debutar a Víctor Chust en Liga (ya debutó con el primer equipo en el partido de Copa del Rey ante el Alcoyano, el partido llegó a su fin.

Deja una respuesta