Notas Real Madrid 2-0 Eibar | Jornada 29 Liga Santander

Courtois: 6. Bien. Sólido en los balones aéreos, Aunque un exceso de confianza, complicado con el tormentazo que estaba cayendo sobre Valdebebas, pudo haberle costado un más que serio disgusto, aunque reaccionó con rapidez evitando el empate. Se le notó un tanto nervioso a raíz de aquella jugada pero estuvo bien en términos generales.

Lucas Vázquez: 7. Notable. Dominó la banda, pisó área con autoridad y tuvo gran presencia ofensiva, además de emplearse a fondo en su demarcación de carrilero derecho, subiendo y bajando de forma incansable.

Nacho: 7. Notable. Partido serio y concentrado del canterano, quien además tenía sobre su cabeza la Espada de Damocles de la quinta amarilla. Sin embargo, no escatimó esfuerzos ni contundencia. Sin apenas apuros en la primera parte, se empleó a fondo en la segunda como líder de la defensa.

Militao: 6. Bien. Estuvo más que aceptable el brasileño, que no acusó para nada la inactividad. Es verdad, que apenas tuvo trabajo en la primera parte pero en la segunda estuvo muy atento en la marca y contundente en el despeje.

Mendy: 7. Notable. De nuevo, gran partido del francés, hoy en una posición un tanto ajena, como tercer central por la izquierda. Arriesgó en exceso en alguna jugada concreta pero salió con bien de todos sus envites. Como casi siempre, fue una roca atrás, casi inexpugnable, aunque apenas tuvo presencia en ataque.

Marcelo: 6. Bien. Sorprendió Zidane con su alineación en el “once”, el brasileño tuvo una actuación más que aceptable, como carrilero -casi interior- izquierdo. Sin apenas responsabilidades defensivas, pudimos ver al Marcelo más creativo, con algunas jugadas de peligro y con mucha presencia atacante.

Casemiro: 8. Notable Alto. Aunque es verdad que el conjunto eibarrés no le dio mucho trabajo, lo cierto es que el centrocampista carioca curró a destajo. Fue un imán para los balones divididos en la medular y asistió con acierto a Asensio en el primer tanto, además de prodigarse con acierto en ataque, donde le anularon un golazo.

Modric: 6. Bien. No fue el mejor partido del jugador de Zadar pero dejó de nuevo muestras de su infatigable trabajo, especialmente en la primera mitad, centrado más en el trabajo atrás. Su rendimiento bajó enteros tras el descanso y fue sustituido por Kroos en el minuto 61.

Isco: 5. Aprobado. Partido sin pena ni gloria del malagueño, que cumplió sin más, especialmente en la primera mitad. La segunda se desplomó, especialmente en su físico y el equipo lo notó. Fue reemplazado por Vinicius en el minuto 68.

Benzema: 5. Aprobado. El gol le vuelve a salvar de un suspenso absoluto. Estuvo prácticamente inédito durante el partido. Le anularon un gol en la primera mitad y salvo eso y el gol (que no es moco de pavo), el francés no brilló como en él es habitual. Ahora bien, su olfato de gol sigue intacto. Fue sustituido por Mariano en el minuto 80.

Asensio: 9. Sobresaliente. Excepcional partido del jugador balear, que recordó y mucho al jugador que deslumbró en sus primeros años. Rápido, vertical, con descaro y sobre todo, con acierto de cara al marco. Abrió el marcador y le anularon un gol maravilloso de tacón. Dejó su puesto a Rodrygo en el minuto 61.


Rodrygo: 4. Suspenso. Lo intentó pero no le salió nada. Muy desacertado en el desborde y no aportó casi nada en ataque.

Kroos: 5. Aprobado. No estuvo especialmente brillante. Salió frío y no tuvo mucho contacto con la pelota, coincidiendo con el peor momento del Real Madrid en el partido y le costó tomar el mando.

Vinicius: 5. Aprobado. Es cierto que su presencia, siempre desequilibrante, puso en jaque a la defensa pero con suerte desigual. Su pase a Benzema para el segundo tanto es pura crema y un magnífico ejercicio de desborde pero no estuvo igual de acertado en otras acciones. Volvió a adolecer de remate en los últimos metros.

Arribas: 6. Bien. Partido más que interesante del joven canterano. Se ofreció muchísimas veces y pareció encajar como un guante en la zona izquierda del centro del campo. Ayudó bastante a recuperar el equilibrio perdido. Protagonizó un gran susto a raíz de una durísima entrada de Pozo casi al final del partido, que hizo temer por su estado.

Mariano: Sin calificar. Estuvo muy poco tiempo en el campo y prácticamente no tuvo oportunidad de entrar en contacto con el balón.


Zinedine Zidane: 8. Notable Alto. Con una alineación y un posicionamiento táctico absolutamente sorprendentes, el técnico francés desarboló por completo al Eibar. La opción por esa especie de 3-5-2, que luego cambió por un 4-3-3 en la segunda mitad, con esa inclusión de Marcelo más como atacante que como lateral, fue todo un acierto

El equipo ofreció muchos minutos de buen fútbol y sólo el infortunio y el VAR -en este caso muy atinado- le privaron de una mayor renta en el marcador.

Deja una respuesta