¿Con la ilusión no se juega?

Tenedlo claro madridistas: con la ilusión no se juega.

Tras todo lo sucedido durante toda la temporada, cada día pensar mal puede resultar menos complicado. Pero se ha intentado hasta que no se puede más, hasta que te das cuenta de que con la ilusión no se juega.

Allá por el minuto 28 de la jornada unificada, para que no haya ningún tipo de agravio comparativo, marcaba Messi lo que era el 1-0 en el Camp Nou ante el Celta mientras el Real Madrid reclamaba un posible penalti por mano de Morcillo. Marcaba el tercero de la tarde la Real Sociedad (Silva) ante el Pucela (que puede ser juez de la Liga en una semana) mientras se seguía revisando esa acción en el VAR de San Mamés. Uy, Iglesias Villanueva OTRA vez en el VAR. 

Una acción que ha marcado mi tarde como la de la mayoría de madridistas. Ni me he inmutado. Desde el primer momento se sabía que no se iba a pitar. Espero estar volviéndome loco y que solo me haya pasado a mí, pero hablando con más gente del mundo “Twitter Real Madrid” éramos muchos los que no hemos tenido sentimientos para reaccionar y algunos otros muy enfadados con la decisión de Mateu Lahoz.

El caso es que Odriozola ponía un balón al área que daba en el brazo de Morcillo, separado y cortando trayectoria de balón. Una acción calcada a la señalada como penalti en el Carranza a favor del Cádiz y transformado por José Marí, solo 13 minutos antes. ¿Qué diferencia hay?

El caso es que de ahí en adelante, no me interesaba el partido. No me interesaba la Liga. De hecho, marcó el Celta, con tanto de Santi Mina y me dio igual. Le anulan el gol de Savic al Atlético y me dio igual. Marca Nacho Fernández el gol que nos podía dar una Liga y no lo he celebrado ni al 25%. ¿Qué lo anulan por fuera de juego de Benzema? Me daba lo mismo. ¿Una pausa de hidratación en el Wanda en el 77 con 0-1 sin altas temperaturas? Qué más da ¿Que marca Budimir y remontan Lodi y Luis Suárez? Ya me daba igual, si yo ya estaba muerto. 

Estadística fatal para el Real Madrid 

El dato es demoledor y ya lo adelantaron durante la semana @juanpfrutos y @hechi9248. Son nada más y nada menos que 14 manos en el área del Real Madrid y de sus rivales en lo que va de campaña. Todas ellas tan ambiguas como la propia norma y que se pueden o no pitar. El caso es que como ellos mismos decían, la tendencia arbitral es clara y se vuelve a confirmar en San Mames: 2 han sido a favor del Real Madrid (penalti a favor por mano de Bartra contra el Betis en la Jornada 2 y un penalti no pitado por mano de Sergio Ramos en la jornada 14 ante el Eibar) y 12 en contra.

El equipo de Zinedine Zidane, rema contra viento y marea: lesiones, tendencias arbitrales y el líder: el Atlético de Madrid. 62 lesionados y 11 jugadores con Covid después, el Real Madrid está ahí en la jornada 38. 

En fin, solo pedimos una cosa. Que nos dejen vivir con ilusión la última jornada y se recuperen esos nervios del que “haya algo en juego”.  

Que no os pase como a mí, y se os muera la emoción por el fútbol.

Deja una respuesta