Crónicas desde DownUnder: Real Betis 0-1 Real Madrid

Luego de un empate que dejó mal sabor de boca, el Real Madrid llegaba al Villamarín con la necesidad de ganar el partido y recuperar buenas sensaciones, a la espera de noticias y últimos ajustes de plantilla. Poco antes del partido, se hacía oficial la cesión de Álvaro Odriozola a la Fiorentina.

El Betis, equipo correoso que no se esconde, perdió sólo cuatro partidos en casa en la temporada anterior. En los enfrentamientos directos de La Liga, los blancos ganaron sufriendo 2-3 en el estadio de Heliópolis con un penalty que convirtió Sergio Ramos, y empataron a cero en el Di Stefano.

El once inicial presentó la titularidad de Isco en el mediocampo, acompañando a Casemiro y a Valverde. En la defensa, Dani Carvajal y Miguel Gutiérrez defenderían las bandas, dejando el centro de la zaga a Militao y Alaba. Arriba, Benzema flanqueado de Bale y Vinicius.

Fue precisamente el brasileño quien empezó muy afilado en la banda izquierda, arrastrando defensas y asociándose bien con Miguel Gutiérrez. Vinicius parece lucir menos atropellado en su andar por la banda, y en las primeras de cambio fue un dolor de cabeza para la defensa bética.

Pese a esto, el Betis no se amilanó. Se aferró a Sergio Canales, el alma del Betis, un jugador que llena el ojo y llena el campo. Coordina muy bien el ataque, los pases, el ritmo de juego, y no escatima en intensidad. Siempre nos quedará la duda de lo que pudo haber sido su etapa en el Real Madrid y si pudo haber sido una super estrella mundial, de no ser por aquel vía crucis de lesiones que casi acaba con su carrera.

Su socio incansable es Fekir, oficioso en ambos lados del campo, le pega al balón con la misma intensidad que da alguna ración a sus rivales. Fue un portentoso cobro suyo desde 30 metros el que hizo lucir a Courtois en el minuto 10. Suya fue también una acción en la que, quizás conociendo el infame saldo arbitral al que sometieron al Madrid en el curso pasado, se lanzó un piscinazo entre Valverde y Militao, mediando la primera parte. Hernández Hernández no mordió el anzuelo y los jugadores del Betis se encimaron. En especial Guardado, quien protestó cada decisión en contra del Betis con mucha fehaciencia en el resto de la primera parte.

El primer tiempo fue entretenido. El Betis se plantó “de tú a tú” con el Madrid. En los primeros 15 minutos ya Guido había dado 16 pases, contra 3 de Casemiro. El brasileño, quizás muy acostumbrado a jugar con Kroos y Modric, no lució cómodo y le costó tomar su sitio. Isco ponía más ganas que futbol (siempre parece sobrarle un caracoleo o un paso). Carvajal, al que le falta rodaje, estuvo muy impreciso en ambas facetas, por su banda llegó mucho del ataque verdiblanco.

Valverde ofreció pulmón y galopadas, de las que parece que siempre va a salir alguna magia. Un box-to-box de lujo para muchos años (¿De verdad hace falta Pogba?). Caso aparte el de Gareth Bale, absolutamente desconectado, salvo un par de pinceladas. El Madrid va a necesitar mucho más del galés en una temporada muy larga que promete minutos para todos, pero hay que ganárselos.

La segunda parte empezó igual de movida, con ambos equipos lanzados al ataque, con más ganas que acierto. En el minuto 60, cuando el “toma y dame” estaba en su pico, se produjeron las jugadas del partido. Bale pierde un balón en la banda, Canales trata de recuperar pero en su caída, Fekir se hace con el balón y sirve un puñal a Juanmi.  MIlitao (quien estaba lanzado al ataque) cae en una galopada estrepitosa y Alaba sale muy mal al corte.

Cuando parece que viene lo peor en un dos contra uno, Juanmi hace un pase muy flojo a Guido. Se adelanta providencialmente Miguel Gutiérrez. Pase a Isco, pase a Vinicius, al que la pelota se le va un poco larga, pero la velocidad le da para salvar el balón sobre la raya. Pase a Benzema, y el francés vistiéndose de “9 y medio” levanta la vista, sirve un pase a Carvajal y éste la manda al fondo de la red con una volea magnifica, sin dejarla picar. Un 1-0 que valía oro.

Ancelotti movió el banquillo y pocos minutos después Entraron Asensio por Bale, y Lucas Vazquez por Isco pero éstos no aportaron mayores prestaciones. Tuvo también sus minutos Hazard, otro del que se espera mucho más, si al final (como parece) se queda. Es asignatura pendiente del italiano balancear la carga de trabajo para tratar de llegar en la mejor forma física posible a los meses decisivos de la temporada.

No bajó los brazos el Betis, aupado por un VIllamarín que rugió a pesar del aforo reducido. Lo intentaron todo Fekir, Aitor Ruibal, Miranda y Canales, pero el Real Madrid tiró de oficio para defender la portería de Courtois. Tuvo el empate el Betis en el descuento, cuando se combinaron Fekir, Joaquin y Tello para servir un pase de la muerte a Montoya que salvó el meta belga en boca de gol.

Hace unos días, Pellegrini se quejaba que La Liga no es vistosa y que falta mucha fluidez en el juego. Hoy, ambos equipos dieron un buen partido, de mucha ida y vuelta. Sale bien librado el Real Madrid de una visita incómoda. Quizás es prematuro, pero en campos así es donde se ganan Ligas. Quedará esperar si se produce alguna salida más, mientras el planeta futbol espera con atención si se producen (o no) novedades desde La Ciudad Luz.

Hasta la próxima Crónica, ¡Hala Madrid y nada más!

1 pensamiento en “Crónicas desde DownUnder: Real Betis 0-1 Real Madrid”

Deja una respuesta