Notas RCD Espanyol 2-1 Real Madrid | Jornada 8 Liga Santander

Courtois: 6. Bien. Sacó las dos que tenía que sacar, pero luego fue un espectador de excepción. Intentó la heroica de Valencia del año pasado pero esta vez no pudo ser.

Lucas Vázquez: 2. Suspenso. Le costó un mundo recuperar la posición cada vez que atacaba, sin apenas acierto dicho sea de paso, y estuvo constantemente superado. Pudo haber hecho mucho más en el primer gol blanquiazul.

Militao: 5. Aprobado. De lo poco potable de la defensa madridista. Se pegó un auténtico palizón cubriendo los constantes desajustes de Nacho y Alaba y, una vez más, fue el único que creó peligro en las jugadas a balón parado con dos remates que se marcharon fuera por poco.

Nacho: 2. Suspenso. Ni rastro del defensa espectacular que vimos la temporada pasada. Lento, terrible en el corte y timorato a la hora de despejar. Descorazonador cómo le destrozó Aleix Vidal en el segundo tanto espanyolista.

Alaba: 3. Suspenso. Mal en su ubicación en el lateral izquierdo. Le ganaron muy fácilmente la espalda en la jugada que dio lugar al gol de De Tomás.

Kroos: 3. Suspenso. Perdido en su labor de pivote, no aportó nada en la salida de balón y fue totalmente transparente en defensa, al que la intensidad del Espanyol superó en todo momento. Reemplazado por Casemiro en el minuto 60.

Modric: 3. Suspenso. Uno de los peores partidos que le recuerdo al croata en los últims años. No le salió nada y defensivamente fue un cero a la izquierda. Sustituido por Jovic en el minuto 60.

Camavinga: 4. Suspenso. Absolutamente desubicado en el campo y, aunque al principio trató de aportar fuerza por la banda, acabó deambulando por toda la medular y muy superado. Sustituido por Rodrygo en el descanso.

Fede Valverde:  3. Suspenso. Errático, fallón, perdido y corriendo como pollo sin cabeza por todo el campo. Ni rastro del pulmón que desbordaba y rompía líneas con su poderosa zancada.

Vinicius: 4. Suspenso. De más a menos. Comenzó muy activo, pidiéndola y ofreciéndose pero estuvo muy mal acompañado y acabó diluyéndose como un azucarillo en el agua. Reemplazado en el minuto 72 por Hazard.

Benzema: 7. Notable. El único que pareció entender que el partido no se podría ganar jugando a lo que estaban jugando. Se propuso remontar el partido él solo y casi lo consigue. Marcó un golazo y estuvo presente en los otros dos que le anularon -justamente- al equipo. Demasiada carga para un jugador solo.


Rodrygo: 3. Suspenso. Absolutamente intrascendente. Entre que apenas se jugó por su banda y que Lucas Vázquez le acabó comiendo el terreno, no vimos ni un rasgo del extremo eléctrico que vimos en otras ocasiones.

Casemiro: 5. Aprobado. Su presencia recuperó el control del centro del campo y le dio más consistencia. Muy timorato en el disparo a puerta.

Jovic: 4. Suspenso. Aunque intervino en el gol de Karim, apenas se dejó ver, entre otras cosas (y no por culpa suya) porque los centros que colgaron desde las bandas fueron sencillamente ridículos.

Hazard: 6. Bien. Se movió fenomenal entre líneas y buscó de inmediato la asociación con Benzema. Le faltó un pelín de intensidad pero su presencia en el campo generó al menos peligro y calidad.

 


Carlo Ancelotti: 3. Suspenso. El partido fue un despropósito táctico desde el primer minuto, con una defensa absolutamente inexplicable, con sus integrantes fuera de sus respectivas posiciones y con un centro del campo que no aportó nada.

Salieron sin intensidad alguna, abusando del fútbol de toque insulso y al pie y con un ritmo lento, absolutamente previsible, que sólo reaccionó mínimamente y no por su labor sino por el coraje de Karim. Muchas cosas que cambiar…

Deja una respuesta