Crónicas desde DownUnder: Semana Horribilis

El Real Madrid llegó al RCDE Stadium con la intención de sacudirse la resaca que viene arrastrando en la última semana. Después de salir en hombros ante el Mallorca, le ha tocado visitar la enfermería con un empate ante el Villarreal y la infame “Noche del Sheriff”. Tocaba cerrar los compromisos de Liga antes del parón frente al Espanyol, un rival que sumaba seis puntos en 7 salidas, y al que había derrotado en los últimos 4 enfrentamientos. Los Merengues traían bajo el brazo una cadena de 25 partidos seguidos sin perder en el torneo local. Había razones para el optimismo.

Sin embargo, Carletto se animó a una nueva aventura con la alineación. Courtois en el arco; Nacho y Militao, la “pareja sensación” del final de temporada pasada en el centro de la zaga, con Lucas Vazquez y Alaba custodiando las bandas. Kroos parecía jugar de 5 acompañando a Camavinga, Modric y Valverde (de nuevo en la cal derecha). Adelante Vinicius y Benzema. Ya había menos razones que las del párrafo anterior.

Empezó el partido con Benzema y Vinicius presionando arriba, tratando de crear el caos en la zaga del Espanyol. Al minuto 3, en una picardía de Vinicius pescó un mal pase atrás, se la sirvió a Benzema para un remate que salvó López.

Sin embargo, el Madrid posicionó su defensa muy atrás, dejando de nuevo el mediocampo desconectado entre las transiciones ofensivas. Un equipo muy largo en el que, además, Modric y Kroos están jugando con una (o quizás dos) velocidades menos.

El nivel físico de ambos no es el idóneo y se está notando. Por allí olió la sangre el Espanyol, adelantando a Embarba y Darder, unos puñales que se aprovecharon del mal momento de Lucas Vazquez. El gallego no tuvo recursos para detener el juego perico que convirtió su banda en una autopista. ¿Dónde te fuiste, “Cafucas”?

En el minuto 8, Embarba dio el primer aviso de peligro en una internada con disparo de rosca desde fuera del área que paró Courtois. Respondió el Madrid en una jugada de Vinicius arrastrando a tres defensas para luego dar un pase de taquito a Benzema, quien remató flojo luego de abrirse paso hacia el punto de penalty.

Siguió presionando el Espanyol, usando a Embarba, cambiado de banda, quien recibió un pase al vacío de Aleix Vidal, y sirvió un buscapiernas al área pequeña que dejó retratada a toda la zaga: Alaba no pudo evitar el pase, Nacho y Militao andando al trote, y Lucas intentado cerrar abalanzado sobre la espalda de Raúl de Tomás, quien con un toque de zurda logra anotar sin despeinarse. Lo celebró efusivamente. Tocaba remar de nuevo.

Se replegó el Espanyol y dejó hacer a los de Ancelotti. El Madrid tuvo sobredosis de pases y posesión estéril, con poca llegada a la portería de Diego López. Mediando la primera parte, otra combinación entre Vinicius, Benzema, Camavinga y toque de Alaba, terminó con remate manso a las manos de Diego López. Por fortuna, el Espanyol no intentó un contragolpe por la banda. Tanto Camavinga como Alaba estaban volcados en el área contraria y no había protección en la transición defensiva.

Segunda parte… y más de lo mismo

Ancelotti cambió a Camavinga en el descanso para dar paso a Rodrygo, buscando más profundidad en la ofensiva. Vimos al joven francés con hielo en su pie izquierdo cuando estaba en el banquillo. Esperemos que no sea más que un golpe leve.

Al minuto 49, Militao estuvo cerca del empate, al pescar en el área pequeña un corner servido desde la izquierda, pero su remate de cabeza se fue un poco largo. Insistía el Madrid, adelantando líneas. Y fue allí donde vino el zarpazo blanquiazul: Aleix Vidal recibió un balón en la media cancha y de inmediato vio un espacio abierto y se enfiló con una zancada asombrosa, como lobo en campo de ovejas. Dejó atrás a Modric, retrató a Nacho y definió fusilando a la izquierda de Courtois ante la llegada tardía de Militao.

Hasta el final, ¿vamos Real?

Con el mal hecho, y con media hora por delante, Ancelotti saca a Modric y a Kroos, dando entrada a Jovic y a Casemiro. Mucho hablamos de los esquemas y dibujos de Zidane, pero ya a estas alturas del partido nosotros tampoco entendimos el dibujo de Carletto. Con el Madrid, una vez más, volcado en ataque buscando la heroica, el Espanyol montó un contragolpe a la salida de un corner. El pase agarró a contrapié a Lucas Vazquez, y Darder se lanzó en un sprint hacia Courtois.

El belga achicó como pudo y el remate perico se fue por muy poco. Por fin pudo carburar el Madrid aprovechando un pase largo de Rodrigo que Jovic mata con el pecho y da el pase a Benzema. El francés buscó su tiro hilando el borde del área con sus pies de Nureyev y batió a Diego López con un latigazo. De la jugada se destaca la intervención de Jovic. ¿Será que sí?

Ancelotti sustituyó a Vinicius con Hazard para tratar de buscar el empate a falta de 20 minutos. El belga lo intentó y dio dinamismo al ataque blanco. Fue suya una preciosa jugada que empezó con pase de Rodrygo a Benzema, quien dejó el balón servido a un toque para que Hazard rematara a gol, anulado por fuera de juego de Karim.

Ancelotti tiene mucho trabajo pendiente

Llega el parón de selecciones y no será plácido para Carletto. Hay trabajo pendiente en las tres líneas del equipo. El Madrid no carbura adelante, no hila en el medio, y no cierra en la zaga. El Madrid vuelve a dominar la posesión (65%) y se vacía en los pases (acertó 526 de 581 para 91%) pero no se traduce en el marcador.

Quitando el juego ante el Mallorca, el Madrid sólo ha anotado cinco goles en igual numero de encuentros (ante Inter, Valencia, Villarreal, Sheriff y Espanyol). El estado físico de algunos jugadores es otro factor por considerar, y será Pintus quien ponga el orden en esa parcela. Toca esperar a ver cómo regresan los que irán con sus selecciones durante estas fechas FIFA, y el progreso de los que harán trabajo de recuperación en Valdebebas. Apenas empieza Octubre, muy temprano para tener estos despechos.

Ya será hasta la próxima Crónica desde Down Under. ¡Hala Madrid y nada más!

Omar Alarcon

Deja una respuesta