Crónica Real Madrid 2-0 Getafe | Jornada 31 Liga Santander

Casemiro festeja con Marcelo la consecución del primer tanto de la noche | Real Madrid 2-0 Getafe

Real Madrid 2-0 Getafe: “Calma antes de la tempestad”

El Real Madrid ha vuelto a dar un paso más para acercarse al título de Liga al imponerse al Getafe en el Santiago Bernabéu, en uno de los partidos más tranquilos y plácidos que ha tenido el club blanco en estos últimos meses.

Una placidez, por cierto, basada entre otras cosas al dominio aplastante que el Real Madrid tuvo sobre su rival desde el primer minuto y al planteamiento de Carletto, que esta vez sí rotó (hasta cuatro jugadores distintos con respecto al partido del miércoles en Londres), que destrozó los planes defensivos de Quique Sánchez Flores.

El técnico azulón llegó a Madrid con la intención de plantar el autobús, juntar las líneas y buscar una contra o forzar algún error defensivo madridista. Un planteamiento prácticamente idéntico al que presentó en su día en el partido de ida en el Alfonso Pérez y que, prácticas arbitrales aparte, tan buenos réditos le ofreció.

Sin embargo, en esta ocasión el equipo blanco fue una apisonadora, que superó con muchísima facilidad al entramado defensivo planteado por Quique y si no se fue con más goles en la buchaca, fue por el magnífico partido hecho por su portero, David Soria, que salvó varias oportunidades clarísimas de gol del Real Madrid.

Arbitraje sibilino de Soto Grado, una vez más

Quien no defraudó fue Soto Grado, el colegiado riojano que dejó su “impronta” en aquel infauso Real Madrid-Osasuna de la primera vuelta y que hoy vino a Madrid con la inteción de repetir su actuación.

De nuevo y, como entonces, el árbitro tuvo un arbitraje absolutamente sibilino, tendencioso y con su maldito doble rasero en el aspecto disciplinario, por el cual, el Getafe se empleó, digamos “a fondo”, mirando con otros ojos la dureza defensiva azulona que la madridista.

Mal arbitraje de Soto Grado, marcado por su doble vara de medir con las faltas | Real Madrid 2-0 Getafe

Y como era previsible, aprovechó la primera oportunidad que tuvo para mostrar amarilla a Casemiro en una jugada que casi no era ni falta. Una tarjeta que le impedirá al brasileño estar la próxima semana en Nervión ante el Sevilla, en la que será una baja importantísima para los blancos en tan importante partido.

Por último, es de reseñar la extraordinaria rapidez con la que despachó el gol anulado a Benzema por fuera de juego del francés ya que, al menos en las imágenes ofrecidas por la realización del VAR, no se aprecia claramente si el balón le llega al francés procedente de Rodrygo o de un rechace de un rival. En apenas 30 segundos la jugada se dio por arbitrada y a otra cosa, mariposa…

Una primera parte primorosa de juego madridista

En lo relativo al partido en sí, como dije anteriormente, Carletto decidió dar descanso a casi medio equipo. En el caso de Mendy, de manera obligada por la lesión del francés, dando entrada a Marcelo, pero también volviendo al 4-3-3, con Rodrygo por Modric, Camavinga por Kroos y Lucas Vázquez por Carvajal.

El partido en sí fue un monólogo madridista, que se apropió del balón y ya no lo soltó en la primera mitad. Su primer aviso llegó a los cuatro minutos, en una jugada marcada por la polémica, cuando Benzema envió a la red -y he aquí la controversia- un rechace que le llegaba al parecer de Rodrygo.

“Once” con varias caras nuevas para este partido | Real Madrid 2-0 Getafe

Sin embargo, en las imágenes (y en las apenas dos repeticiones mal contadas ofrecidas por Mediapro durante el partido) no se llega a apreciar si ese balón le llega al francés procedente de un centro de su compañero o si, por el contrario, el que tocó el balón había sido Olivera, ek defensa del Getafe.

No es baladí la cuestión porque, si bien es cierto que Benzema estaba en posición antirreglamentaria en el momento de recibir el pase, el hecho de que llegase del jugador azulón invalidaba automáticamente el fuera de juego. Nunca lo sabremos porque la realización se limitó a ofrecernos un plano tremendamente borroso, donde prácticamente era imposible saber de dónde partió ese pase…

El caso es que el Real Madrid se sobrepuso rápidamente y siguió insistiendo en el ataque, especialmente por las bandas, con dos acertadísimas duplas integradas por Lucas Vázquez  y Rodrygo por la derecha y por Vinicius y Marcelo, en completa libertad, que alternaban su trabajo percutiendo en la defensa azulona una y otra vez.

Al filo del cuarto de hora, fue precisamente Lucas Vázquez quien avisó con seriedad, con un disparo lejano que se marcho rozando el poste izquierdo de Soria, contra el que, por cierto, se estrelló el meta azulón en el momento de intentar el desvío de la pelota.

Apenas cuatro minutos más tarde, Soria tuvo que lucirse con una espectacular parada a una volea de Fede Valverde que, aunuque no fue del todo limpia, botó delante del meta y se envenenó, obligándole a protagonizar una gran actuación.

Se estaba cociendo el Madrid a fuego lento al Getafe hasta que llegó el momento de hincarle el diente definitivamente. Así, en el minuto 37 Vinicius, muy activo y con protagonismo en esta primera mitad, con un caño a Djené unos minutos antes para la posteridad, se despachó un pase a lo Modric con el exterior desde el vértice del área.

Casemiro abría el marcador con este gran cabezazo | Real Madrid 2-0 Getafe

El balón fue cogiendo efecto, sorteand rivales hasta que apareció Casemiro, muy valiente, para rematar de cabeza en plancha en el área pequeña y anotar el primer y merecido tanto madridista.

Segunda parte marcada por los pitos a Bale y el gol de Lucas

La primera mitad no dejó más cosas reseñables y, tras el descanso, el Getafe intentó dar un paso adelante pero fue insuficiente. Es cierto que se le vio más suelto que en los primeros 45 minutos pero apenas le daba para cruzar el centro del campo sin encontrarse con los poderosos filtros de Camavinga y Casemiro.

Sin embargo, el Madrid no terminaba de cerrar el partido y, aunque sin apuros, la sensación de que podía ocurrir algo raro empezó a flotar en el ambiente. Entre otras cosas porque, aunque el Real Madrid seguía jugando a placer ,no terminaban de crearse oportunidades claras de gol que permitieran certificar el partido.

Avisó Valverde con un espectacular zapatazo lejano, tras una jugada de estrategia, que se fue rozando el poste de Soria al poco tiempo de cumplirse la primera hora de juego pero no hubo que esperar demasiado para que el Real Madrid pusiese punto final a la historia.

En el minuto 67, en otra nueva jugada de ataque por la banda derecha madridista entre Rodrygo y Lucas Vázquez, quien totalmente desmarcado, tuvo tiempo de armar la pierna y cruzar cómodamente a la derecha de David Soria.

Lucas Vázquez certificó el resultado con este remate pegado al palo de David Soria | Real Madrid 2-0 Getafe

Fue el finiquito de un partido que cobró otra dimensión, desgraciadamente de caracter extradeportivo, en cuanto que Carletto decidió mover el banquillo y dar entrada a Gareth Bale por Benzema y a Ceballos por Casemiro y se desataron los pitos de la grada del Bernabéu hacia el galés, al que no dejaron de silbar prácticamente hasta que acabó el partido.

Un feo gesto de una grada que, en vez de disfrutar del gran partido que estaba haciendo el equipo, la emprendió contra el galés y desvió todo el foco de lo que estaba ocurriendo sobre el césped hasta el punto de que ya no volvió a ocurrir nada relevante hasta el final del partido. A pesar incluso de las ganas de agradar que, pese a todo, le estaba poniendo el galés.

Pero no hubo tiempo para más. Los últimos 20 minutos del partido fueron intrascendentes y sólo aderezados por un último arreón del Getafe ante un Real Madrid que hacía rato que estaba con la mente en el partido del martes y que, si bien no puso en apuros a Courtois, al menos sí se acercó con cierto peligro sobre su portería.

Deja una respuesta