Heroico

Siempre oí que las proezas se lograban por personas heroicas a las que nadie podía parar, ¿y no es eso lo que está haciendo nuestro Real Madrid partido tras partido?

Si nos ponemos en antecedentes, dejando a un lado las ayudas a otros equipos, jugadores, favoritismos en prensa y afición propia avinagrada, lo que vemos en esta Liga es una auténtica proeza, así como en Champions donde muchos nos esperaban fuera tras la fase de grupos. Aunque eso le ha pasado a otros, pero dicha afirmación parece más harina de otro costal si no quiero desviarme por los derroteros de Geri y Rubi, que daría para un post más que largo en el que ahora mismo no me apetece perder ni tiempo ni energías.

Se podría disertar mucho acerca de Karim, Modric, el staff, la épica de las remontadas contra PSG, Chelsea, Sevilla… porque el último partido contra el equipo rojillo del Osasuna, fue un partido serio propio del Real Madrid donde se supo cómo actuar en cada momento a pesar de los pesares, como seguro aún pensará sorprendido Camavinga. Un equipo que en la parte plácida de la tabla no se jugaba nada más que el orgullo innato que tienen todos los equipos de vencer al Real Madrid cuando se enfrentan.

¿Cómo si no, una de las bufandas de un aficionado rezaba antimadridista? ¿Apoyan a su equipo o solo van en contra de nuestro equipo blanco?. El partido en el Sadar, era un encuentro trampa, donde nos acercábamos un poquito más nuestra trigésimo quinta liga o simplemente lo hacíamos esperar un poco más. Así solo daríamos más cancha a vinagres y prensa patria. Pero conseguimos los tres puntos a pesar de los pesares y juego sucio que esperemos que no haya causado problemas físicos en nuestros jugadores de cara al City.

Los debates, sanos, están ahora en la cita europea, quién debería jugar y cómo deberíamos hacerlo… Vamos, el fútbol de toda la vida sin tener en cuenta hijos de periodistas, gustos personales o críticas vacuas que lejos de ser constructivas solo meten más “aguas mayores”, por no decir la palabra en todo su esplendor…

Y yo, yo me quedo con las críticas a principio de temporada acerca de si Carlo era el entrenador adecuado (tampoco me extrañaría que muchos hubieran preferido al de la Xavineta; sin arrancar y con mucho humo —como dice Juanma Rodriguez—), o cualquiera mientras no fuera a uno que no fuera de su gusto. Porque el gusto es como el culo, cada uno tiene el suyo.

Al final todo se reduce a tener paciencia, confiar, apoyar y desear lo mejor para el equipo, no para nuestros intereses, porque a la mayoría no se nos paga por nuestra opinión por muy catastrófica y errónea que sea (lo digo porque sí hacen pleitesía a quien no acertó ni una por muy experto que diga que es en fútbol internacional como Maldini). Así es nuestra Historia, que aparte de extensa está llena de escollos, más apoyos fuera que dentro, envidia y mucha bilis. 

Ya solo me queda dar la enhorabuena a Fede y Rodrygo por sus 100 partidos en el Real Madrid y esperar al City con un…. 

#ContraTodoyContraTodosHalaMadrid.

Deja una respuesta