Crónica Mombus Obradoiro 88-89 Real Madrid | Jornada 32 Liga Endesa

Mombus Obradoiro 88-89 Real Madrid: “Profeta en su tierra”

El Real Madrid ha asegurado su segunda plaza en la liga Endesa después de vencer a un combativo Obradoiro. Una victoria conseguida en la última jugada a la que el Madrid llegaba por debajo y en la que, cuando todo el mundo estaba pendiente del que parecía ser el tiro decisivo de Sergio Llull, aparecía Alberto Abalde de la nada para conseguir una canasta casi sobre la bocina que tumbaba al equipo del que fue abonado de pequeño.

El partido comenzaría marcado por el gran acierto de un Obradoiro que, gracias a su gran acierto se llevaba las primeras ventajas (11-7). La entrada de Poirier bloqueaba un poco los puntos interiores de los gallegos pero con un 4/4 en triples el conjunto de Moncho Fernández lograría mantenerse hasta el último minuto de un primer cuarto que, tras un triple de Abalde, finalizaba con la primera ventaja blanca del partido (21-23).

El segundo cuarto volvería a iniciarse con un gran acierto obradoirista que, a través de las muñecas de Scrubbs lograba volver a ponerse por delante. Eso, y la mejora de Birutis permitía mantener el partido igualado pese a dos triples de Llull que volvía a colocar la ventaja blanca en el electrónico (35-38).

Sin embargo un parcial de 8-3 tras el tiempo muerto volvería a dar ventaja a un Obra que se aprovechaba de la poca movilidad del ataque madridista y de una defensa que dejaba bastante que desear. El partido entraría entonces en un periodo de fallos hasta que Nigel Williams-Goss y Hanga enlazaban un pequeño parcial que, de nuevo, cambiaba el liderato del partido a un minuto para el descanso (43-45). Al descanso 44-46 y todo por decidir en la segunda mitad.

En los dos primeros cuartos los inicios de Obradoiro habían sido muy buenos y en el tercero lo sería aún mejor. Un parcial de 10-3 de salida obligaba a Laso a parar el partido con apenas 2 minutos y medio transcurridos. La caldera del Fontes do Sar estaba empujando más que nunca y los árbitros comenzaron a señalar faltas en solo una zona lo que aprovechaban los gallegos para mantener la ventaja entretres y cinco puntos. Eso sí, sendas canastas de Deck y Llull permitían al Madrid llegar vivo al último cuarto (63-62).

En el inicio del cuarto de nuevo los ataques superaban a las defensas. Si Jeff Taylor encadenaba dos triples, Phil Scrubb respondía con 5 puntos, si Poirier percutía una y otra vez sobre el aro, el Obra lo devolvía con canastas de media distancia. La igualdad era máxima y solo un pequeño empujón blanco lograba distanciar en una mínima expresión a los de Laso (77-82, min.36). Poirier lograba una máxima ventaja a continuación pero lejos de rendirse, el Obra prácticamente igualaba la contienda con dos triples de Robertson y Vicedo (83-84, min.38).

El Obradoiro volvía a anotar un triple en la jugada siguiente poniéndose por delante a falta de poco más de un minuto pero dos robos de Deck permitían al Madrid seguir con opciones pese a sus fallos a falta de 35 segundos (86-86). Por desgracia para los blancos, en el ataque siguiente Hanga fallaba un tiro libre dejando a su equipo sólo uno arriba y tras un par de faltas de los blancos, el Obradoiro tendría 10 segundos para ganar el partido. Todo hacia indicar que el Obradoiro se la jugaría a un solo ataque, pero Moncho sorprendía con un ataque rápido que Birutis pusiera a su equipo por delante a falta de seis segundos.

El Madrid se la jugaría a manos del de siempre, un Sergio Llull cuyo tiro final no tocaba aro. Todo parecía perdido y la grada parecía celebrar la salvación de los gallegos, pero justo en ese instante Abalde aparecía de la nada, recogía el balón y, sin llegar a caer, lograba una canasta final a falta de dos décimas que aseguraba la segunda posición para el Real Madrid.

Deja una respuesta