Marcelo dice adiós al Real Madrid: “Dejo un legado a los jóvenes”

Hoy era uno de esos días marcados en rojo en el calendario de todo aficionado al Real Madrid que se precie, el día establecido por el club para despedir como se merecía a Marcelo, quien oficialmente dejará el club el próximo 30 de junio y tras 16 años en el equipo.

Por este motivo, el Real Madrid preparó un acto a la altura del personaje. Un jugador que pasará a la historia del club, entre otras cosas porque llegó con apenas 18 años, siendo casi un adolescente y al que dice ahora adiós, tras 538 partidos y 34 años, como primer capitán del equipo y, sobre todo y lo más importante, como el jugador más laureado de todos los tiempos.

Recordemos que, con los tres títulos logrados esta temporada (Supercopa de España, Liga y Champions) el ya ex-jugador madridista cosechó un total de 25 títulos, con los que superó por fin a una de las más importantes leyendas madridistas como es Paco Gento, con 24.

Por tanto, era de prever una despedida a lo grande, para lo cual el club preparó un acto ciertamente emotivo en el que el protagonismo fue para Marcelo Vieira desde el primer hasta el último minuto.

Florentino Pérez: “El Real Madrid es y será tu casa”

Así pues, el acto comenzó con la emisión de un vídeo en el que se pudieron ver los mejores momentos de Marcelo como jugador madridista, desde su llegada al club, un lejanísimo 14 de noviembre de 2006, con apenas 18 años recién cumplidos, procedente del Fluminense, su debut en las filas del Real Madrid ante el Deportivo de La Coruña el 7 de enero de 2007 hasta sus últimas apariciones como capitán del Real Madrid, levantando la 35ª Liga y, sobre todo, la Decimocuarta Champions.

Una vez finalizado, el presidente Florentino Pérez tomó la palabra para agradecer a Marcelo toda su trayectoria como jugador en el Real Madrid, así como su papel como capitán, primero a la sombra de Sergio Ramos y ya, una vez que se fue el camero, como primer espada en la capitanía.

“Los madridistas te estamos agradecidos por dejarte el alma en cada partido. Por ese talento y calidad brasileña que te han convertido en un jugador irrepetible“, afirmó el mandatario madridista durante su intervención.

“Tú sabes bien que más allá de los títulos y de los éxitos conseguidos siempre están presentes los valores del Real Madrid con los que conseguimos todo lo que somos. Valores que te fueron transmitidos cuando llegaste siendo un chaval de 18 años. Los mismos que tú has transmitido en todo este tiempo y que seguirás transmitiendo para que este sentimiento universal que es el madridismo siga creciendo”, añadió Florentino Pérez.

Concluyó el presidente madridista con un “hasta luego”, que no un “adiós”, para Marcelo, al que no sólo le deseó lo mejor en sus próximos proyectos -que por cierto, aún no ha desvelado el jugador- sino que dejó abierta la puerta a un posible retorno, quién sabe si como Embajador del club o en algún puesto institucional.

“Te deseo lo mejor para ti y para todos los tuyos. Sabes que el Real Madrid es y será siempre tu casa, el lugar donde viviste momentos mágicos e inolvidables, el lugar donde creciste como jugador y como persona y donde hiciste realidad tus grandes sueños”, finalizó el presidente.

Marcelo: “Hoy es un día feliz, no de tristeza”

Acto seguido, tomó la palabra un emocionadísimo Marcelo que, a pesar de las lágrimas, quiso dejar claro que “hoy es un día de alegría, no de tristeza”, y dedicó todo su discurso a agradecer especialmente la labor de todos aquellos operarios y trabajadores del club, cuyo trabajo sordo no sale nunca a la luz pero sin el cual, seguramente las cosas serían muy diferentes.

“Quiero agradecer al club, a mis compañeros, con los que he tenido la suerteA de jugar durante todos estos años, los entrenadores que he tenido, los utilleros, que para mí son como familia, la gente que trabaja en la residencia, los de seguridad, los que trabajan por detrás y tienen el trabajo sucio”, afirmó Marcelo. “Nosotros solo nos dedicamos a jugar al fútbol, pero para que lo hagamos bien y tengamos la ropa limpia hay un trabajo detrás y quiere agradecer al mejor club del mundo por poder disfrutar de esto”, agregó.
También tuvo palabras de agradecimiento para su familia, especialmente para su mujer, Clarice, con quien lleva unido prácticamente desde que llegó a Madrid y con la que ha tenido dos hijos, Enzo y Liam.

´

Precisamente, en el apartado de agradecimientos familiares sorprendió la dedicatoria tan cariñosa que tuvo para con Raúl, quien junto a otros miembros del staff técnico y jugadores como el propio Ancelotti, Carvajal o Asensio, estuvieron presentes en el acto.

“Raúl, al que llamo capi, cuando llegué tuvo un detalle conmigo muy grande. Me enseñaste mucho como capitán y cuando nació mi hijo, nos regalaste un cesto con muchas cosas. No se me olvida. Empecé a verte como un capitán y ejemplo y quise seguirlo. Salgo de aquí pudiendo agradecértelo”, afirmó.
Por últmo, Marcelo afirmó sentirse tremendamente “afortunado” y dijo que se sentía “muy feliz, ya que salgo con la cabeza alta, es un día de alegría, no de tristeza. Llegué siendo un niño y me voy siendo un hombre”.
Finalizado el discurso, Marcelo recibió la medalla de oro y brillantes del Real Madrid de manos de Florentino Pérez y posó con los 25 títulos que le adornan y que, como dijimos anteriormente, le señalan como el jugador más laureado de la historia del club y le consagran como lo que es ya, una auténtica leyenda madridista.

Marcelo: “No pienso en la retirada”

Por último, y ya sin la presencia de la Junta Directiva y la familia, el acto tuvo su colofón con la comparecencia de Marcelo ante los medios de comunicación en la sala de prensa de la Ciudad Real Madrid.
En la que ha sido su última rueda de prensa como jugador madridista, el brasileño dejó interesantes apuntes sobre su salida del club y sobre su futuro más próximo que, por cierto, no pasará -al menos de momento- por iniciar una carrera como entrenador.

Entre las respuestas más interesantes, por ejemplo, la que dio Marcelo a la pregunta de si se iba a retirar del fútbol, ante lo que el lateral fue contundente: “No, no he pensado en retirarme, creo que aún puedo jugar y bien. Por el cariño que le tengo al Madrid no creo que sea problema jugar contra él. Si un día me toca hacerlo, soy muy profesional, el Madrid me ha enseñado a serlo. Estoy preparado para todo lo que venga”.

Otra de las preguntas estuvo dirigida al por qué de su alegría, ante lo cual Marcelo confesó que una de sus principales funciones, especialmente esta última temporada, en la que no ha contado apenas con minutos, ha sido quizás la más gratificante y es la de ser ejemplo para los más jóvenes, el que considera que será “su legado” en la Casa Blanca.

“Hoy es mi día más feliz aquí porque he hecho todo lo que tenía que hacer y salgo feliz. Dejo un legado a los jóvenes. Ver jugando a Vini, Rodrygo, Valverde, los jóvenes, no tiene precio. Salgo de aquí y que me vean como la persona que soy es lo más importante para mí. Cuando deje de jugar quiero que me dejen entrar en el Real Madrid por mi forma de tratar a todos por igual”, manifestó Marcelo.

En este sentido, el jugador carioca hizo hincapié en lo que deja en cuanto a sus valores para los más jóvenes y contó una curiosa anécdota vivida en el banquillo de la final en París, la que le dio la quinta Champions y en la que, sin embargo, no jugó ni un minuto pero que, según sus propias palabras, fue tremendamente especial.

“Lo que dejo aquí es humildad y saber dónde estás, que es muy importante. He hablado ahora con mis familiares sobre que he ganado cinco Champions. Jugué las primeras cuatro finales y la última no. Y esta ha sido la final en la que más importante me he sentido porque tuve una charla de cinco minutos con Rodrygo en el banquillo, también con Militao, y eso no lo hice en las otras cuatro finales. Es muy bonito jugar, dar asistencias y meter gol, pero para mí, lo más bonito fue tener la charla con los chavales, estar abrazados cuando quedaban tres minutos, y ese es el legado que quiero dejar. Que los jóvenes entiendan que todo es posible”.

Por último, decir que Marcelo no se quiso mojar sobre cuál de los muchos entrenadores que ha tenido en su carrera como madridista (nada menos que nueve y entre ellos, los más grandes y más laureados del mundo como Capello, Mourinho, Ancelotti o Zidane, entre otros)

“Después de cierto tiempo jugando en un equipo tan grande como el Real Madrid, he tenido la suerte de jugar mucho, tener una buena carrera, no tener muchas lesiones y encontrar entrenadores especiales y buenos compañeros. Cada entrenador tiene su filosofía y cada uno aporta algo”, aseguró Marcelo.

Deja una respuesta