Crónica Villarreal 2-3 Real Madrid | Copa del Rey (Octavos de final)

Dani Ceballos, uno de los principales artífices de la remontada | Villarreal 2-3 Real Madrid

Villarreal 2-3 Real Madrid: “Ceballos Desencadenado”

El Real Madrid ha logrado meterse en la siguiente ronda de la Copa del Rey después de remontar un partido que se le había puesto tremendamente cuesta arriba y que perdía al descanso por 2-0 y tras una primera parte lamentable en cuanto a juego y actitud.

Sin embargo y, después de una segunda mitad en la que el equipo supo sobreponerse a un juego espeso, plano y sin idea y gracias a unos cambios que revolucionaron por completo el partido, donde Asensio y sobre todo Ceballos, con una asistencia y un golazo, fueron claves para esta remontada.

Arbitraje sibilino y lamentable de Gil Manzano

Pero es que, por si todo eso no hubiese sido suficente, el Real Madrid ha tenido que sobreponerse también a un arbitraje calamitoso, sibiino y rayano en la prevaricación continuada protagonizado por Gil Manzano.

Ahondando en el mal endémico del arbitraje español para con el Real Madrid, que no es otro que la doble vara de medir en el aspecto disciplinario, el colegiado extremeño ha sido tremendamente complaciente con el juego brusco, que en ocasiones fue violento, de varios jugadores del Submarino Amarillo. Sorprende, aunque cada ez menos -por más que siga indignándome- la impunidad con la que campan a sus anchas los marcadores de Vinicius.

Disciplinariamente, Gil Manzano ha sido un desastre, permitiendo todo tipo de violencia por parte del Villarreal mientras que se ha mostrado inflexible con el Real Madrid. De hecho, el Villarreal ha acabado con 22 faltas (más las no señaladas, que han sido unas cuantas) y tan solo ha visto una amarilla más que el Real Madrid, de las que tres han sido por protestar.

Le ha perdonado al menos dos rojas al Villarreal, una a Baena por una agresión sin balón a Vinicius y otra a Parejo, en dos ocasiones. La primera, antes del descanso, por intentar agredir a Rodrygo, al que lanzó un manotazo que, afortunadamente, impacto en el cuello del jugador brasileño. La segunda, mucho más clara, al final del partido cuando le realizó una entrada criminal por detrás a Vinicius, sin posibilidad de disputar el balón y con riesgo grave de hacer daño.

Pero la gota que ha colmado el vaso, aunque esto esté más en el debe de Estrada Fernández, desde el VAR, cuando ha dado validez a un gol, el segundo del Villarreal, que partió de un clamoroso fuera de juego de Chukwueze en el inicio de la jugada. Desafortunadamente  y como suele ocurrir con el Real Madrid, la toma para tirar las líneas fue tremendamente imprecisa y desde el peor tiro de cámara posible. Pero aun así, parecía que el delantero del Villarreal estaba adelantado.

Un Real Madrid plano y sin ideas… y dos goles en contra

En lo estrictamente futbolístico, el partido no pudo empezar peor para los blancos porque a los tres minutos ya había encajado el primer tanto. Con una presión y un esquema muy similar al que tan buenos resultados le dio a Setién en el reciente partido de Liga, el cántabro planteó un partido muy parecido pero solo que en esta ocasión vio puerta a las primeras de cambio.

Preocupante la baja forma de Fede Valverde | Villarreal 2-3 Real Madrid

Tras una pelea de Gerard Moreno por un balón ante un blandito Rüdiger, el balón quedó muerto en el área yCapoue, en un gesto técnico brillantísimo, se acomodó el balón y conectó una espectacular volea que rompió la red de la meta de Courtois.

El Real Madrid, eso sí, no se descompuso. Quizás porque estaba ya suficientemente descompuesto, con una defensa endeble, que hacía casi tantas aguas como el centro del campo, donde Kroos y sobre todo Valverde, eran incapaces de controlar el aguacero del Villarreal y sufrían de lo lindo para sacar el balón, ante la presión impuesta por los de Setién.

Aun así, tuvo el Real Madrid su primera gran ocasión a los 11 minutos cuando Valverde mandó a las nubes una gran asistencia de Mendy, que había logrado romper la defensa amarilla por primera vez en lo que llevábamos de partido.

Es cierto que dominaba el Villarreal pero no terminaba de generar peligro ya que Nacho y Rüdiger, que fueron de menos a más, contenían con más o menos fortuna los arreones locales, que llegaban con relativa facilidad a los dominios de Courtois.

Al filo de la media hora, Vinicius estuvo a punto de hacerle a Jorgensen lo que Benzema le hizo a Karius en Kiev o a Donnaruma el año pasado ante el PSG, pero en esta ocasión la pelota se marchó fuera.

Pudo empatar el Real Madrid en el minuto 36 tras una muy buena triangulación entre Vinicius, Mendy por la izquierda, que culminó el francés con un gran pase atrás al punto de penalti donde Rodrygo ,tremendamente fallón hoy, remató tímidamente al centro de la portería y Pau Torres sacó bajo los palos.

Así batía Chukuweze a Courtois para hacer el segundo tanto local | Villarreal 2-3 Real Madrid

Y del 1-1 pasamos al 2-0 a favor del Villarreal en el minuto 42. La jugada parte de una internada de Chukwueze, que arranca en posición antirreglamentaria que no se pita, sino que se deja jugar. Pues bien, tras unos rechaces en la frontal, Gerard Moreno habiltó al propio Chukwueze, quien supo ganarle la espalda a la defensa -de nuevo muy blanda- y plantarse sólo ante Courtois, al que batió por arriba.

Locura en La Cerámica en la segunda parte

El descanso discurrió sin cambios para los de Carletto, pero al menos permitió ver a un Madrid con otra cara. Con más confianza, y con un bajón físico más que evidente entre los locales, los blancos se encontraron mucho más cómodos en el campo, jjugando más en campor rival pero sin terminar de generar peligro.

Y en el minuto 55 se produjo el movimiento que revolucionó el partido. Ancelotti dio entrada de una tacada a Ceballos y a Asensio por Kroos y un bastante enfadado Rodrygo -que tuvo sus más y sus menos con el entrenador italiano-y el partido se volcó definitivamente del lado blanco

Cuando apenas llevaba unos instantes en el campo Ceballos filtró un maravilloso pase por delante de la defensa amarilla y Vinicius batió a Jorgensen en su salida. Una situación que ya conocemos de sobra los madridistas y que le metió el miedo en el cuerpo a los jugadores del Submarino Amarillo, a los que empezaron a temblarle las piernas y desaparecieron del mapa.

Para más inri, los locales -que ya habían perdido en el descanso a un hasta entonces muy entonado Albiol- perdieron por lesión de forma casi consecutiva a Foyth, que estaba frenando a Vinicius, y a Yeremi Pino, Demasiada losa para un Villarreal al que el partido se le empezaba a hacer tremendamente largo.

Vinicius, en el momento de anotar el primer tanto madridista | Villarreal 2-3 Real Madrid

Jorgensen seguía empeñado en darle un disgusto a su parroquia y, como en la primera mitad, Vinicius estuvo a punto de robarle la cartera.pero en esa ocasión tampoco tuvo premio.

QUien sí se lo encontró fue Militao en el minuto 66. Tras un córner, forzado por una buenísima internada de Mendy por la banda, Ceballos le puso un balón de esos de caramelo a Benzema, que estaba completamente solo, para que rematase de cabeza. Su testarazo, picado y con mucha intención, fue desviado con mucho esfuerzo por Jorgensen y el balón, suave, le cayó a Militao en boca de gol, que no tuvo más que empujarlo a la red

El Villarreal estaba groggy y a punto de caer a la  lona. De hecho, bien pudo caer en el minuto 75 si Camavinga está un pelín más acertado a la hora de asistir a Benzema al segundo palo, tras una gran galopada después de un gran pase de Vinicius al espacio.

EN ese momento, el Villarreal se desquició del todo. Mandi, que había sustituido a Foyth debió haber sido amonestado por un manotazo en el rostro de Vinicius y Pepe Reina, suplente hoy, perdió los noervios contra el brasielño y acabó amonestado. Una situación que se repitió después y acabó siendo expulsado.

Y cuando todos dábamos por hecho que el partido se iría a la prórroga, en el minuto 87 Vinicius protagonizó un increible slalom que le llevó hasta el borde del área. En ese momento vio la entrada de Asensio desde la derecha y, cuando parecía que el balón iba a salirse de fondo, el balear logró arrancar un centro medido a la frontal del área para que Ceballos, que venía desde atrás, colocase el balón pegadito a la base del palo izquierdo de Jorgensen.

Finalmente y, tras cinco minutos de prolongación en los que, de nuevo Gil Manzano le perdonó la roja a Parejo por una entrada salvaje por detrás a Vinicius en la frontal del área, fruto de la impotencia y la rabia, el Real Madrid certificó su remontada y estará este viernes en la CIudad del Fútbol de Las Rozas, para el sorteo de cuartos de final.

Deja una respuesta