Crónica Athletic de Bilbao 0-2 Real Madrid | Jornada 1 Liga EA Sports

Athletic de Bilbao 0-2 Real Madrid: Bellingham vale por dos

El Real Madrid no ha podido empezar con mejor pie la temporada 2023/2024 al ganar con contundencia y seguridad al Athletic de Bilbao en un partido en una plaza siempre incómoda como es San Mamés.

Un debut liguero que dejó varias pinceladas interesantes como las distintas variantes tácticas ofrecidas por Carletto o el rendimiento de algunos jugadores que parecen haber recuperado la chispa que perdieron la pasada temporada como Tchoauameni, Alaba o Valverde. Pero por encima de todo, la nota positiva fue la irrupción de un futbolista estelar como es Jude Bellingham.

Y no sólo por su gol, que ayudó a sentenciar el partido, sino por todo lo que aportó sobre el césped, con su capacidad asociativa y su técnica espectacular, que como resalté en mis notas, me recordó por momentos al mejor Zidane. Gran partido, sin duda, el del inglés, al que espero respeten las lesiones y las entradas de los rivales.

La nota negativa es la lesión de Eder Militao. El brasileño se tuvo que retirar a los cinco minutos de la reanudación entre fuertes gestos de dolor tras un lance fortuito en el que se le quedó la rodilla izquierda clavada en el césped e hizo un mal movimiento que hace prever que pudiera tratarse de algo serio. De hecho y tras el partido, Ancelotti no descartó que pudiese tener afectados los ligamentos.

Primera mitad de dominio madridista

En lo meramente deportivo, decir que el Real Madrid se plantó en San Mamés con un equipo tremendamente físico, sin concesiones a la galería en previsión del partido que, sin duda, Ernesto Valverde les iba a plantear.

Con la baja conocida de Courtois, bien cubierta hoy por Lunin, Carletto apostó por una defensa rocosa, con Carvajal y Fran García en los laterales y con Militao y Alaba en el eje de la zaga. El centro del campo con músculo (no exento, eso sí, de calidad) con Tchouameni y Camavinga como pivotes, Fede Valverde por la derecha y Bellingham inicialmente por la izquierda  y acompañados por Vinicius y Rodrygo en punta.

Y el partido se desarrolló como estaba previsto, sin sorpresas, con un Athletic peleón y presionante, que fió en las botas de los hermanos Williams su destino por lo que el planteamiento de Ancelotti funcionó a las mil maravillas. Con Carvajal y Fran García secando a la pareja atacante y con un doble pivote, con un estelar Tchouameni y un hiperactivo Camavinga, el Real Madrid cortocircuitó a los de Valverde y dominó el encuentro.

En un partido intenso, faltaban por llegar los goles y, tras un aviso de Fede Valverde en forma de misil teledirigido a los 13 minutos y que se perdió por poco y un par de escarceos de Vinicius, llegó el primer tanto de la temporada al filo de la media hora cuando Rodrygo, de disparo raso y a pase de Carvajal, batió a Unai Simón por primera vez en la noche.

Un par de minutos más tarde, Alaba pudo haber hecho el segundo a la salida de un córner pero su potente testarazo se estrelló en el palo izquierdo de Unai Simón, que logró desviar lo suficientemente el balón.  Y acto seguido,  Vinicius protagonizó una excelente jugada, sorteando rivales y dejando atrás a De Marcos y Vivian, pero su disparo “al muñeco” no se correspondió con la calidad de la acción.

La puntilla para un Athletic luchador, como es su seña de identidad, pero absolutamente desarbolado llegó en el minuto 36 cuando Bellingham conectaba de volea un buen derechazo a la salida de un córner botado por Alaba y su remate se coló por encima de Unai Simón, tras rebotar primero en el césped.

La primera mitad finalizo con la única llegada del Athletic de Blibao en todo el período pero Lunin resolvió bien el mano a mano con Unai Gómez.

Segunda parte de presión rojiblanca sin goles

El segundo acto no empezó nada bien para el Real Madrid ya que a los cinco minutos Militao pisó mal, su pierna izquierda se quedó encajada en el césped y el brasileño se torció su rodilla en un mal gesto que acabó con la retirada del campo del defensa madridista entre evidentes gestos de dolor que hacen presagiar que la lesión pueda ser algo serio, dejando su puesto a Rüdiger.

En esta segunda parte, jugada de poder a poder, los “leones” -lejos de dar el partido por perdido- salieron decididos a poner en aprietos al Real Madrid con una presión asfixiante, especialmente en la salida de balón pero sin demasiado acierto.

 

De hecho, y sobre todo, tras la salida al campo de Kroos por un desdibujado Camavinga, el conjunto de Ancelotti tocó bien y aunque ya no generó mucho más peligro, lo cierto es que tampoco pasó demasiados apuros y Lunin apenas tuvo que intervenir, salvo para salir varias veces por alto.

La defensa funcionó de maravilla, con un gran Rüdiger, dominador del juego aéreo con el que el Athletic intentó asediar la meta madridista y con Alaba en plan kaiser, apagando los pocos fuegos que trató de prender el conjunto vasco. Providencial fue un corte suyo en el minuto 73, precisamente, a disparo de Sancet para evitar males mayores

Como providencial fue el corte de Tchouameni, apenas tres minutos más tarde, tras una jugada en la que hay una clara falta a Kroos en la frontal del área que dejó solo a Berenguer frente a Lunin y cuando el balón parecía ir flechado al fondo de la red, apareció de la nada el francés para desviar a córner.

El Real Madrid, ya con Modric y Joselu en el campo, pudo ampliar la ventaja en las botas del croata pero su disparo, después de una gran combinación entre él y Carvajal, se marchó ligeramente desviado junto al palo izquierdo de Unai Simón.

Finalmente y tras cinco minutos de añadido, muy bien defendidos por el Real Madrid, eGil Manzano mandó a los jugadores a los vestuarios y estos primeros e importantes tres puntos ya están en la buchaca.


Ficha técnica del partido

Athletic de Bilbao: Unai Simón; De Marcos, Vivian, Paredes, Lekue (Imanol, 70′); Vesga (Ander Herrera, 63′), Galarreta; Nico Williams (Berenguer, 46′), Unai Gómez (Sancet, 46′), Muniain (Guruzeta, 46′); Iñaki Williams.

Real Madrid: Lunin; Carvajal, Militao (Rudiger, 50′), Alaba, Fran García; Tchouameni, Fede Valverde, 71′), Bellingham; Rodrygo (Joselu, 80′) y Vinicius (Modric, 80′).

Deja una respuesta